Depilación del vello púbico y ETS: evidencias científicas

¿Depilarse el vello púbico aumenta el riesgo de contraer ETS?

¿Depilarse el vello púbico aumenta el riesgo de contraer ETS?

Mucho se habla de ir a la peluquería para tener cortes de cabello originales o a la moda. Los hombres dedican gran tiempo además a cuidar sus barbas; visitan al barbero, la mantienen delineada y existen incluso, shampoos y lociones para mantenerlas brillantes pero no se habla tan abiertamente acerca del vello que crece en la región del púbis: el vello íntimo masculino.

El vello de la zona íntima del hombre, alrededor del pene, en su base y en el escroto (o más allá) crece a una velocidad incluso mayor a la de la barba o el del cuero cabelludo, puede ser molesto y algunos hombres consideran que es poco estético, por lo que también suele ser mantenido corto con rasuradoras, maquinillas eléctricas, cera depiladora o depilación láser.

Debido a algunos estudios a principios de siglo, se extendió una creencia acerca de que esta práctica de higiene presentaba “un mayor riesgo” para contraer infecciones de transmisión sexual en hombres (y también mujeres) pero, ¿Es esto cierto? ¿Qué dicen las nuevas investigaciones científicas?.

Depilarse el vello púbico aumenta el riesgo de contraer ITS
“Los análisis de ITS pueden ser de saliva, sangre, o el más completo, que es de orina + sangre”

¿Cuán frecuente es la depilación integral y del área genital hoy día?

La depilación del pubis es mucho más común de lo que se cree, pero es aún poco pública porque se da en la intimidad del baño o la ducha. Aún pertenece a la esfera sexual y como todo en este ámbito (aunque cada vez menos), sigue siendo un tabú, o dicho de otro modo, algo que no se comenta alegremente en la barra de un bar o en la cola de un supermercado.

Un estudio publicado por la revista LiveScience y realizado por la Universidad de California (San Francisco) encontró que la depilación íntima es una práctica muy común. Cerca del 50 % de los encuestados dijo haberse “depilado completamente” la última semana y 18 % de ellos, que la habían realizado 6 veces como mínimo en el último mes.

Pero una cosa que este estudió también consideró fueron ciertas enfermedades de transmisión sexual dando datos aún más alarmantes: el 10 % de las mujeres encuestadas dieron positivo para infección por clamidia o gonorrea.

¿Por qué llegó a ser tan mal vista?.

Tras los resultados anteriores, surgió todo un debate al respecto: ¿Es acaso el vello púbico un protector ante infecciones venéreas? ¿Debería considerarse la depilación del vello como un factor que aumenta el riesgo de contagio de ciertas enfermedades?

Unos meses pasaron y luego, en 2016 fue presentado otro estudio estadístico por la BBC en su sección de noticias de salud con datos relacionados a este dilema dando con resultados parecidos. Las conclusiones eran las siguientes:

Estudios más actuales (y con mayor muestra poblacional) que apuntan a que no es un factor de riesgo

A pesar de lo alarmista que pudo ser este estudio anterior, la Universidad Estatal de Ohio (OSU) comenzó a investigarlo más a fondo y sus nuevos datos fueron presentados en la Mirror Journal de Reino Unido.

Esta nueva investigación se centró principalmente en la clamidia y la gonorrea por varias razones:

Pero la principal característica de esta investigación es que sí consideró la frecuencia sexual de los encuestados y los resultados fueron sorprendentemente tranquilizadores: ni la depilación integral del cuerpo ni en las zonas íntimas es un factor de riesgo asociado para contraer infecciones de transmisión sexual (ITS).

La Academia Española de Dermatología aún no ha emitido conclusiones concretas respecto al tema del depilado, el roce directo (piel contra piel) de zonas depiladas y su relación con las enfermedades venéreas. En resumen, los nuevos estudios apuntan que es más importante la protección con preservativo que cualquier otra cosa.

La depilación púbica no es una práctica insegura de por si

El Centro de Control de Enfermedades de los estados Unidos no considera esta práctica como riesgosa y de hecho, lo que sí aumenta el riesgo de infecciones venéreas es el sexo sin métodos de protección como con el uso del preservativo de látex.

En general, lo útil en la prevención de estas enfermedades es lo que siempre se ha sabido (aunque lamentablemente no siempre se ha practicado):

Antes cualquier cambio anormal en el estado de salud o en la piel de los genitales: infecciones bacterianas, verrugas genitales (condilomas genitales), cambios de coloración de la piel, manchas oscuras en la piel de palmas o plantas, comezón, ardor al orinar, secreción por el pene, etc.

Depilarse el vello púbico

Consejos para una adecuada y segura depilación de la zona genital

Uno de los aspectos que más se discutió acerca del posible rol que juega la depilación del área íntima en la transmisión de enfermedades por vía sexual era las diminutas heridas que podían aparecer y esto es algo común: cuando se rasura la barba o se corta el cabello es posible que se desarrollen foliculitis (una infección cutánea menor) e irritación

Una herida (aunque sea pequeña y el riesgo, bajo), puede ser la puerta de entrada para el contagio de enfermedades, especialmente si hay contacto piel con piel.

A continuación se proponen una serie de tips que pueden ser útiles para evitar las infecciones en los folículos pilosos tras la rasuración y mejorar su cicatrización.

Las zonas íntimas previamente irritadas o inflamadas por diversas causas (ropa interior ajustada, depilaciones previas, rascado intenso, folículos infectados aún no cicatrizados, etc.) deben esperar para ser rasuradas o depiladas para no agravar aún más las molestias. A menudo, un par de días es necesario para esto.

Muchos productos dermatológicos como cremas, geles o lociones no son especializados para la piel púbica y pueden tener ciertos efectos secundarios como la irritación. Una piel irritada (en la región genital o en cualquier parte) no debe ser depilada. No obstante, un hidratante colocado un par de días antes y después puede ser útil.

La espuma de afeitar para la barba es diferente en cuanto a composición química respecto a las que se usan para depilar el vello púbico. Si no se dispone de estas, lo ideal es usar un jabón de pH neutro para evitar dermatitis irritativas (sobre todo en el glande del pene y el pliegue inguinal). Nunca usar jabón de tocador o shampoo.

Aunque la exposición a la radiación solar en esta área es poco frecuente (excepto algunos en verano que aprovechan para broncearse uniformemente), las cámaras de bronceado sí que pueden aportar gran cantidad de rayos ultravioleta a estas zonas de piel que no están preparadas para tal fin. Una piel recién depilada que además, se expone a esta luz puede resultar bastante lesionada.

La piel del área genital (especialmente en el hombre) es bastante elástica y presenta diversas irregularidades como las del escroto. Rasurar esta zona debe hacerse con cuidado, usando las herramientas adecuadas (escobillas de buena calidad, espuma de afeitar, etc.) y con una buena técnica para evitar cortes. El agua caliente puede ayudar a distender la piel y a mejorar el deslizamiento de lo que corta el vello.

En el pasado, solo se utilizaban las escobillas, luego aparecieron las maquinillas eléctricas y por último, las cremas depilatorias, la depilación con cera y la depilación con láser. Cada uno de ellos tiene características diferentes en cuanto a tiempo, coste y esfuerzo (para las depilaciones con láser es necesario ir a un centro especializado). Cada individuo es completamente diferente y evaluará el método que mejor le convenga. La depilación masculina cada vez es más demandada y tiene muchas ventajas, en cuanto a estética y comodidad, con mínimos efectos secundarios y altísima seguridad.

Referencias médicas y Bibliografía
BLOG ANDROMEDI

Otros artículos que te pueden interesar

Autor

Dr. Natalio Cruz


El Dr. Natalio Cruz (Nº de colegiado: 414110833), con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla, Madrid y Canarias.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al hacer click en «comenzar» usted declara haber leído y aceptado nuestras políticas de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información, entérese cómo aquí.