Disfunción eréctil a los 40 años: como afrontar y superar el problema

disfunción-eréctil-a-los-40 años-de-edad-jovenes

Sabemos que afrontar los 40 no es una tarea fácil. Aunque muchos hombres lo sufren en silencio, sabemos que llegar a la cuarta década abre una puerta de miedos, inseguridades y en algunos casos, decepciones.

Lamentablemente, a toda esta carga emocional y psicológica, muchas veces se le tiene que asociar un evento aún más estresante y frustrante como lo es la disfunción eréctil (DE). Según una investigación de la Unidad de Andrología del Hospital Universitario Reina Sofía, la prevalencia de DE en mayores de 40 años puede llegar hasta el 52%.

Aunque el componente psicológico juega un papel fundamental en la etiología de los problemas de erección, a esta edad no se puede pasar por alto la principal causa de disfunción eréctil: los problemas hormonales y cardiovasculares.

Además de ser un obstáculo importante en el desarrollo de la vida sexual, la disfunción eréctil también se considera como un aviso precoz de que hay problemas a nivel global o general. Buscar ayuda no es un tema de salud sexual, sino de salud en general.

En este artículo escrito por los urólogos y andrólogos de Andromedi queremos informarte de las posibles causas de DE a tu edad así como de las alternativas terapéuticas disponibles…sin importar cual sea el origen de tu problema, la ciencia tiene una solución que te ayudará a retomar tu vida sexual con total plenitud.

En este artículo escrito por los urólogos y andrólogos de Andromedi queremos informarte de las posibles causas de DE a tu edad así como de las alternativas terapéuticas disponibles…sin importar cual sea el origen de tu problema, la ciencia tiene una solución que te ayudará a retomar tu vida sexual con total plenitud.

¿Qué debo hacer?: tratamientos y soluciones

Gracias al avance de la ciencia y la medicina, hoy en día somos capaces de asegurar (si, has leído bien) que podrás recuperar tu erección en cualquier caso, ya que existe un tratamiento para cualquier tipo de disfunción eréctil. Si tienes problemas de erección, lo principal es acudir con un urólogo o andrólogo para recibir una valoración personalizada.

A partir de una primera entrevista los resultados de la anamnesis y la exploración física, el especialista podrá indicar algunas analíticas y pruebas especiales adicionales con el fin de conseguir el origen de los problemas de erección.

Una vez superada esta etapa, el urólogo indicará cual es la mejor opción terapéutica de acuerdo al caso, así como las alternativas posibles. Entre los tratamientos comunes para la DE entre mayores de 40 años, podemos destacar los siguientes:

¿Está buscando precios o información?

Utilice nuestro asistente virtual y consulte todo lo relacionado con los tratamientos que le interesan. Presupuestos, tiempos de recuperación, hospitalización, posibilidades de financiación mes a mes, etc. En apenas unos minutos y sin compromiso alguno. 

NOTA: Desactive el bloqueador de anuncios para andromedi.com si no visualiza correctamente el asistente. 

Al hacer click en “comenzar” usted declara haber leído y aceptado la política de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información aquí.

Tratamiento de primera línea: fármacos orales

Los fármacos orales o inhibidores de la fosfodiesterasa 5 (iPDE5) son los más usados por la facilidad de administración y gran seguridad. Producen una relajación del músculo liso de los vasos sanguíneos del pene, de esta forma se aumenta el flujo sanguíneo, lo que genera que aumente el tamaño y la rigidez del pene.

Viagra® (sildenafilo)

Es el inhibidor de la fosfodiesterasa 5 más utilizado en el mundo. Existen tres dosis diferentes de sildenafilo 25, 50 y 100 mg que se pueden encontrar en formatos distintos:

Se ingiere una hora antes del acto sexual, momento en el que se alcanza su mayor concentración en plasma, y tiene un efecto durante las 5 horas siguientes. La toma de viagra después de una comida abundante con grasa o alcohol disminuye su eficacia, ya que no se absorbe bien.

Levitra® (vardenafilo)

Es similar al sildenafilo. Se comercializa en dosis de 5, 10 y 20mg. Se toma 1 hora antes de las relaciones sexuales. Existe una formulación de 10 mg bucodispersable que permite acortar el tiempo de respuesta a 30 min. Existen también fármacos genéricos.

Cialis® o tadalafilo

Fue el segundo iPDE5 en utilizarse después del sildenafilo. Entre sus ventajas con respecto al sildenafilo es que su absorción no se ve disminuida por la ingesta de alcohol o alimentos. Se comercializa en 3 dosis distintas:

Spedra® (avanafilo)

Este fármaco fue el último en comercializarse. Existen tres dosis: 50, 100 y 200 mg. La principal ventaja, es un fármaco que actúa de una forma más selectiva frente al receptor, lo que permite actuar directamente sobre la erección del pene y disminuir las probabilidades de efectos secundarios respecto a los demás fármacos iPDE5.

Tratamiento sustitutivo de testosterona: una solución para una libido baja

En muchos casos, los hombres acuden a consulta únicamente motivados por una incipiente disfunción eréctil, pero al momento de entrevistarlos nos damos cuenta que realmente se trata de libido baja y otros síntomas relacionados con el déficit de testosterona como:

En estos casos, los medicamentos para la disfunción eréctil no suelen funcionar, ya que su mecanismo se basa en aumentar el flujo sanguíneo del pene, pero no afectan ni la libido ni el deseo sexual, por lo que es adecuado indicar suplementación con testosterona.

Generalmente, los médicos pueden recomendar terapia combinada (Testosterona + fármacos vasodilatadores o iPDE5) con el fin de aliviar los síntomas. Por ejemplo, si el paciente tiene síntomas de baja testosterona y disfunción eréctil, la suplementación (suele ser en gel) puede ayudar a mejorar la libido mientras que los medicamentos para la DE pueden ayudar al flujo sanguíneo necesario para las erecciones.

Además, la testosterona y los inhibidores de la fosfodiesterasa 5, cuando se toman juntas no producen ninguna interacción ni complicaciones graves.

andromedi_testosterona_baja [infografía]
Testostenona baja
De a los 40 años
Testosterona normal

Tratamiento de segunda línea: fármacos intracavernosos e intrauretrales

El alprostadil es el principal fármaco de esta categoría, una forma sintética de la prostaglandina E1. Su mecanismo de acción implica la estimulación de receptores en el musculo liso, induciendo así su relajación a nivel vascular y por consiguiente, la erección.

El alprostadil se presenta en forma de polvo que debe mezclarse con un líquido e inyectarse en el pene (intracavernoso). Igualmente, se encuentra disponible en forma de supositorio intrauretral (se coloca en el orificio urinario del pene).

El alprostadil se utiliza según sea necesario antes de la actividad sexual. La erección puede producirse entre 5 y 20 minutos después de utilizar la inyección y entre 5 y 10 minutos después de utilizar el supositorio.

El especialista administrará la primera dosis en consulta para determinar la dosis adecuada y para enseñar al paciente y a su pareja como administrarlo en casa. Luego que empiece su uso en casa el especialista puede aumentar o disminuir gradualmente la dosis.

Escoja día y hora para su cita con su urólogo o andrólogo en alguna de nuestras clínicas

Terapia de ondas de choque

La terapia de ondas de choque es una técnica que ha mostrado excelentes resultados solo en los casos de DE de causa vascular arterial. Es por ello que antes de indicarlo, es necesario realizar un buen diagnóstico etiológico.

Una vez identificada la disfunción arterial se puede iniciar el ciclo de tratamiento. En Andromedi, el protocolo se basa en:

De acuerdo a un paper publicado en los Archivos Españoles de Urología en el que se investigaba la tasa de éxito de la terapia de ondas de choque, se obtuvieron los siguientes resultados:

Los resultados de nuestro estudio muestran una tasa de éxito del 80% luego de la terapia de ondas de choque lineales. Es una notable mejoría en los pacientes, y es de notar que se consiguió sin el uso de cualquier medicación.

Última línea de tratamiento: prótesis de pene

El último escalón en el tratamiento de la disfunción eréctil es el implante de pene. Normalmente, en aquellos pacientes con enfermedad de Peyronie severa, suele ser la primera opción.

Actualmente, el modelo más usado es el de tres componentes, que consiste en dos cilindros que se insertan en los cuerpos cavernosos, así como un depósito de solución salina en la pelvis y una bomba en el escroto. La prótesis maleable es menos costosa pero de prestaciones peores. Hablamos de todo ello aquí, en nuestra sección de tratamientos.

El paciente conserva el sentido del tacto en el pene y la capacidad de eyacular y tener un orgasmo, prácticamente con la misma intensidad y características que con una erección natural.

Gracias a la tecnología que se emplea hoy en día en el diseño de las prótesis y su implantación quirúrgica, los riesgos de infección y fallos mecánicos son de muy escaso porcentaje, mientras que la tasa de satisfacción del paciente varía entre el 80 y 90%.

Play Video

¿Cómo lidiar con el componente psicológico?

Un aspecto a priori intangible pero de una importancia capital, es la comunicación. El paciente debe conversar con la/s pareja/s sexuales que tenga mientras dura el tratamiento y va recuperando la confianza en las erecciones, progresivamente.

Involucrar y hacer partícipe a la persona con la que se comparte el máximo grado de intimidad ayuda a no vivir el proceso en la soledad y el silencio de tu cabeza. Normalizando desde el punto de vista médico lo que no deja de ser un problema de salud.

¿Acaso ocultarías una luxación de hombro o un problema dental a tu pareja o familiares cercanos? Seguramente no, todo lo contrario, te apoyarías y buscarías ayuda y comprensión. En este aspecto debe ser igual: la disfunción eréctil no te hace ser “menos masculino” al igual que un esguince de tobillo, tampoco.

De igual forma, es indispensable buscar ayuda profesional, el consejo y las indicaciones de un especialista te ayudarán a subsanar cualquier problema psicológico subyacente, en aras de recuperar tu rendimiento sexual.

Play Video

Fisiología de un pene erecto: ¿cómo se forma la erección?

La erección se inicia desde el cerebro o de forma refleja por la estimulación del pene. La señal llega a los segmentos más bajos de la médula espinal, donde se activan las fibras nerviosas que llegan al pene a través de los nervios del cuerpo cavernosos, estimulando la liberación de óxido nítrico (NO) un potente vasodilatador.

El NO induce la relajación del músculo liso, lo que permite un aumento del flujo de sangre al pene, esto a su vez activa algunos receptores en las arterias y se produce aún más óxido nítrico, de modo que la erección alcanza un máximo.

La presión intracavernosa comprime las pequeñas venas del pene (mecanismo venooclusivo), manteniendo la sangre atrapada en el pene. Después de la actividad sexual, cuando cesa el estímulo, la enzima fosfodiesterasa 5 (PDE5) culmina la erección al descomponer los mediadores químicos que la mantienen.

Causas: ¿qué originan los problemas de erección a los 40?

La falla de alguno de los elementos mencionados anteriormente, así como las enfermedades cardiovasculares, endocrinas y metabólicas, pueden provocar disfunción eréctil. Acompañado también, de un componente psicógeno que influirá en mayor o menor medida en cada caso.

Enfermedad endocrina: deficiencia de testosterona

Como probablemente ya lo sabes, la testosterona es esencial para mantener la libido y el deseo sexual. Igualmente, esta hormona también tiene un efecto positivo directo sobre la función nerviosa y el tejido del pene.

Los grandes estudios aún no logran definir una correlación clara entre el nivel de testosterona y la función eréctil. Sin embargo, se ha demostrado que niveles muy bajos de testosterona pueden llegar a provocar algún grado de disfunción eréctil.

La deficiencia de testosterona puede producirse por un daño testicular, debido a una enfermedad endocrinológica o por el abuso de alcohol, opioides y esteroides. Pese a ello, en la mayoría de los casos se trata de un descenso inespecífico y gradual que se produce con la edad, especialmente en hombres con componentes del síndrome metabólico.

Niveles promedios de testosterona por edad

Edad
Niveles promedios de testosterona (ng/ml)
20-29
3.0 – 8.5
30-39
3.0 – 8.0
40-49
2.5 – 7.0
50-59
2.5 – 6.0
60-69
2.0 -5.5
70-89
1.5 – 5.0

Se estima que el pico máximo de los niveles de la testosterona es en torno a los 27 años, luego de esto, entre los 30 y 40 años, los niveles séricos de la testosterona comienzan a bajar lentamente.

Problemas cardiovasculares: la causa más frecuente de problemas de erección

Considerando que la circulación de la sangre y la salud de los vasos son fundamentales para la función eréctil, será muy sencillo comprender que las enfermedades del sistema vascular son la causa más frecuente de disfunción eréctil a cualquier edad.

Pero en realidad, la causa vascular de DE es distinta en cada grupo etario, mientras que en los hombres más jóvenes se trata de la disfunción venooclusiva o fuga venosa (un tema que tratamos de forma extendida en este post), en los mayores de 40 se trata de aterosclerosis.

La aterosclerosis consiste en la formación de placas dentro de las arterias y la pérdida de flexibilidad de las mismas, fenómenos que indudablemente entorpecen el flujo sanguíneo tan necesario para el mantenimiento de la erección.

La incidencia de enfermedades cardiovasculares en la población se asocia estrechamente con la presencia de ciertos factores de riesgo que a su vez son componentes del popular síndrome metabólico:

Al mismo tiempo, la disfunción eréctil se considera una señal de alerta temprana de enfermedades cardíacas graves, porque la aterosclerosis obstruye los pequeños vasos que van al pene varios años antes que las arterias coronarias.

Diabetes mellitus

Según la Sociedad Española de Diabetes, la prevalencia de diabetes en España es del 14.8% de los cuales más de la mitad son varones. Se estima que al menos el 50% de los hombres diagnosticados con diabetes desarrollarán disfunción eréctil luego de 10 a 15 años como parte de sus complicaciones microvasculares. Al respecto, un artículo de revisión, reporta lo siguiente:

Las alteraciones vasculares y neurológicas que produce la diabetes sobre los órganos sexuales conducen a DE, con una prevalencia de 35 a 75% entre diabéticos de todas las edades, superando tres veces la prevalencia en hombres no diabéticos.

Los mecanismos propuestos para la disfunción eréctil en los pacientes diabéticos incluyen los siguientes:

En otras palabras, la cronicidad de la diabetes conlleva a complicaciones microvasculares, que obstaculizan el flujo sanguíneo a nivel del pene, y a daños neurológicos que terminan afectando a los nervios que intervienen en la erección y la estimulación sexual.

Disfunción eréctil psicógena: ¿crisis de la mediana edad?

La Andrología moderna, ha desestimado el uso de la palabra “causa” y prefiere hablar de “componentes”. En vista de que la erección se ve formada por una compleja red en la que interactúan distintos sistemas, la DE más que tener una causa orgánica o psicológica, tiene componentes de cada uno en mayor o menor medida.

Ahora bien, aunque se sabe que el componente psicológico es más predominante en los problemas de erección de los hombres más jóvenes, los mayores de 40 no están exentos de ella, de la misma forma en que ninguna persona está exenta del estrés y la ansiedad.

Probablemente hayas oído hablar de la crisis de la mediana edad. Pues, lamentamos decirte que no es un mito, la crisis de los 40 existe y puede tener un efecto sobre la salud sexual y la erección.

La crisis de la mediana edad es una transición de la identidad y la confianza en sí mismo que puede producirse en torno a los 40 y 50 años. Los psicólogos clínicos lo describen como una crisis provocada por acontecimientos que dejan en evidencia la creciente edad, su inevitable mortalidad y su falta de logros en la vida.

Algunos signos de esta crisis pueden ser los siguientes:

Es una edad en la que probablemente se lleva mucho tiempo luchando por alcanzar metas, atendiendo a otros y concentrándose en el trabajo. No hay nuevos retos ni estímulos, probablemente la pareja cae en la monotonía y aumenta la inseguridad.

La autoestima tiende a bajar cuando comenzamos a notar algunas arrugas y canas en el cabello, también al perder algunos reflejos o necesitar gafas. Todo esto conlleva a una gran acumulación de estrés y ansiedad que a la larga estrangulan la libido, y repercute en problemas de erección.

BLOG ANDROMEDI

Otros artículos que te pueden interesar

Autor

Dr. Natalio Cruz


El Dr. Natalio Cruz (Nº de colegiado: 414110833), con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla, Madrid y Canarias.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al hacer click en “comenzar” usted declara haber leído y aceptado nuestras políticas de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información, entérese cómo aquí.