Problemas de erección a los 20 años: causas y soluciones

Problemas de erección a los 20 años, hombres jovenes

Sabemos que sufrir disfunción eréctil a cualquier edad puede llegar a ser algo muy frustrante, pero si aún no alcanzas los 30 años y tienes problemas de erección, muy probablemente tu estado anímico este completamente afectado por la situación. Siempre nos han dicho que “eso es algo que le pasa solo a viejos o ancianos”, pero aunque no sea común, los jóvenes de 20 también pueden sufrir de disfunción eréctil.

Según un estudio prospectivo (link del paper completo) publicado por la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA), los datos clínicos aseguran que:

La DE es un trastorno subestimado, infradiagnosticado e infratratado. El 84% de los afectados no consultan con el médico y el 73% de los pacientes prefiere que le pregunten sobre la DE a preguntar.

El joven, casi por definición, se auto-reconoce “de una salud de hierro” y piensa que uno o dos “gatillazos” puede ser pasajero “por los nervios”. Un hombre de 20 años tiende a pensar que un problema de salud como este no se le va a complicar o a cronificar…pero a veces sucede.

Pasan los meses, y no mejora. Se suceden nuevos encuentros sexuales con parejas (más o menos comprensivas) en las que la vergüenza, el estrés y la frustración se repiten. Encadenar varias experiencias negativas (de 3 a 5) en un plazo breve de tiempo es aviso suficiente para buscar ayuda profesional.

En Andromedi hemos tratado a muchos hombres jóvenes con problemas de erección y por eso entendemos perfectamente que admitir el problema y tomar la decisión de buscar ayuda no es nada fácil.

Sin embargo, si estás leyendo este artículo, ya diste un gran paso, al menos te preocupa y lo estás buscando en Internet. Pero ojo, en Internet solo hay respuestas generales a problemas generales. Debes poner tu caso concreto y específico en manos de un profesional. Dicho eso, vamos a explorar todas las posibles causas de disfunción eréctil a los 20 años y lo más importante, todos los tratamientos disponibles para poder recuperar las erecciones y con ello, una vida sexual plena.

¿Está buscando precios o información?

Utilice nuestro asistente virtual y consulte todo lo relacionado con los tratamientos que le interesan. Presupuestos, tiempos de recuperación, hospitalización, posibilidades de financiación mes a mes, etc. En apenas unos minutos y sin compromiso alguno. 

NOTA: Desactive el bloqueador de anuncios para andromedi.com si no visualiza correctamente el asistente. 

Al hacer click en “comenzar” usted declara haber leído y aceptado la política de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información aquí.

Causas de disfunción eréctil a los 20 años

Cuando hablamos de la causa a un problema de erección, lo primero es entender que no hay sólo una. La erección es un mecanismo muy complejo que puede “fallar” por varias razones. Generalmente los urólogos y andrólogos suelen clasificar estas causas en dos grandes grupos psicógenas y orgánicas. Antiguamente todos los problemas de la erección se les atribuían a la mente y el estrés, pero eso es evidentemente algo del pasado.

Gracias al avance de la Andrología moderna, la balanza se ha invertido hasta llegar a demostrar que al menos el 85% de los casos de disfunción eréctil tienen un componente orgánico demostrable y, por supuesto, tratable.

Esta dicotomía patogénica (entre lo físico y lo mental) ha quedado obsoleta, ya que actualmente se sabe que la disfunción eréctil es un trastorno multidimensional derivado de la interacción de diferentes componentes relacionados con las condiciones orgánicas y el estado psicológico.

Gracias al avance de la Andrología moderna, la balanza se ha invertido hasta llegar a demostrar que al menos el 85% de los casos de disfunción eréctil tienen un componente orgánico demostrable y, por supuesto, tratable.

Disfunción eréctil de tipo orgánico o fisiológico

En los pacientes más jóvenes que consultan por disfunción eréctil, la parte orgánica desempeña un papel predominante. Sus niveles hormonales suelen ser buenos y hay poca comorbilidad presente (otras patologías presentes). Por esta razón es fundamental investigar adecuadamente los posibles componentes orgánicos que pudieran estar causando problemas de erección en los hombres más jóvenes.

Las causas orgánicas de la disfunción eréctil pueden clasificarse en al menos tres categorías:

Componente vascular: La causa más frecuente en jóvenes ¿Alguna vez llegaste a oír de la fuga venosa?

También conocida como disfunción venooclusiva peneana, la fuga venosa es la principal causa de disfunción eréctil en hombres jóvenes, una afección en la que se dificulta el cierre de las venas para mantener la sangre en el pene.

Como seguramente ya sabes, el sistema vascular es esencial en la fisiología de la erección. Al fin y al cabo, una erección es un pene cargado de sangre. Cuando el hombre es estimulado sexualmente, las arterias del pene se dilatan, dejando entrar la sangre que formará la erección.

Pero una vez que la sangre ya está en los cuerpos cavernosos y esponjoso, es necesario mantenerla “atrapada”, para mantener la rigidez al menos hasta que el hombre eyacule. Para ello, es necesario que se active el mecanismo de la venooclusión.

Es decir, las venas deben contraerse para evitar que la sangre se devuelva y así mantener la erección. Luego que el estímulo sexual finaliza, las venas se dilatan y permiten que la sangre retorne al resto del sistema circulatorio, finalizando así la erección.

Cuando un paciente sufre de fuga venosa o disfunción venooclusiva, significa que las venas no se contraen como deberían, por lo que la sangre “se fuga” fuera del pene, acabando con la erección antes de tiempo. Es por ello, que quienes lo padecen, especialmente los jóvenes, refieren con su lenguaje coloquial situaciones como estas:

Una de las causas directas e indirectas más problemáticas que estamos viendo en consulta es la manipulación peneana con la finalidad de agrandar la longitud y grosor del pene: si, hablamos del jelqing. Estas prácticas de riesgo están provocando una verdadera oleada de chicos muy jóvenes que se han provocado ellos mismos serios problemas vasculares haciendo ese “ordeñado” del pene en estado de semi-flacidez que supone el jelqing.

No nos extenderemos mucho más porque es un tema que hemos tratado ya ampliamente en nuestra web (aquí y aquí) y nuestro canal de YouTube.

Play Video

Componente metabólico y endocrino: No muy frecuente a los 20

La importancia que se atribuye a la edad para estimar el riesgo relacionado a problemas metabólicos y otros trastornos cardiovasculares, suele ser tan importante que los hombres más jóvenes se consideran automáticamente de bajo riesgo.

La función eréctil puede verse alterada en varios trastornos endocrinos y el tratamiento de estas afecciones puede mejorar los problemas de erección, como en los siguientes casos:

Sin embargo, aunque la disfunción eréctil es una queja común en estos sujetos, la prevalencia de trastornos endocrinos asociados a disfunción eréctil no es tan alta como para recomendar cribados hormonales de forma rutinaria en hombres jóvenes con disfunción eréctil.

andromedi_causas_de_la_impotencia_sexual_fisica_01

Alteraciones neurológicas: Algo atípico

Las enfermedades neurológicas que provocan disfunción eréctil más comúnmente (secciones nerviosas tras una cirugía como la prostática, el accidente cerebrovascular o la enfermedad de Parkinson, por poner algunos ejemplos) no son típicas de la edad joven. No obstante, otras afecciones menos comunes, pero más típicas de los hombres jóvenes pueden ser:

Sin embargo, las características clínicas de estas enfermedades son claramente evidentes, y en estos casos la disfunción eréctil no es algo más que uno de sus tantos síntomas. Es por ello que quizás sea más un trabajo de un centro especializado en neurología que en uno como Andromedi, centrados en la Urología y la Andrología.

Play Video

Uso de drogas

Al hablar de jóvenes de entre 20 y 30 años, no podemos dejar pasar por alto, una conducta cada vez más habitual en estas edades, el consumo de sustancias psicotrópicas. Es por ello, que las causas tóxicas adquieren un papel relevante en la etiología de la disfunción eréctil y no pueden ser descartadas cuando se trata de hombres jóvenes:

La lista no termina aquí, un estudio descriptivo (al que puedes acceder haciendo clic en este link) en el que se incluyeron más de 300 hombres reportó entre otras cosas lo siguiente:

Si hemos hablar de opiáceos, en el hombre provocan alteraciones del interés sexual y fracaso en la erección. Por su parte, el éxtasis y las anfetaminas, también conocidas como “speed”, “meth”, “cristal”, etc., ocasionan disminución de la libido y de la respuesta sexual.

Disfunción eréctil de tipo psicógeno: El poder de la mente sobre la erección

El primer diagnóstico al que recurren los médicos cuando ven a un joven en la consulta con problemas de erección, es el de disfunción eréctil psicógena. Uno de los principales problemas de esta distinción es que se basa en una visión obsoleta de que el problema de erección está “todo en la cabeza”.

La disfunción eréctil psicógena no es necesariamente un diagnóstico de exclusión, ya que la patología psicológica puede ser el resultado de una causa orgánica de la o estar incorporada o derivada a ella (hablando de forma coloquial, podríamos decir eso de “que fue antes, el huevo o la gallina”).

En la disfunción eréctil psicógena, los síntomas pueden desarrollarse rápidamente después de un acontecimiento que lo provoque, como:

Mención aparte merece una nueva causa que apenas acaba de surgir en los últimos 5 años pero va aumentando en nuestra consulta a un ritmo progresivo y constante: la impotencia sexual y los problemas de deseo/libido a causa de la adicción y abuso descontrolado de material pornográfico, algo que tratamos en profundidad en este artículo.

gráfica de la epidemiologia de la disfunción eréctil
"Epidemiología de la disfunción eréctil"

Experiencia sexual traumática

Una experiencia sexual traumática puede conducir a menudo a la ansiedad de rendimiento, que predispondrá al paciente a tener períodos de estrés elevado durante futuras experiencias. Algunos ejemplos de situaciones que pueden llegar a generar estrés o ansiedad en las que la mente “entre en cortocircuito” y se genere una disfunción eréctil parcial o total.

Los cambios en la neurobiología contribuyen al deterioro de la función eréctil en estos hombres jóvenes. Existe una amplia evidencia científica que demuestra cómo la depresión, el estrés y la ansiedad son condiciones psicológicas capaces de causar cambios neuroquímicos y neuroendocrinos en el cerebro. El estrés y la ansiedad provocan un aumento del cortisol y de la adrenalina, similar al que se daría a en un escenario de peligro o “lucha o huida”.

La liberación de estas hormonas, aunado al aumento de la actividad del sistema nervioso simpático, provoca la contracción del músculo liso del cuerpo cavernoso y, en consecuencia, disminuye la rigidez y la potencia de la erección.

Un interrogatorio adicional en la historia clínica puede ayudar a dirigir u orientar el diagnóstico de disfunción eréctil psicógena. Por ejemplo:

Erección a los 20 años

Diagnóstico: ¿Cuándo debo ir con el especialista?

Recientemente, la Sociedad Internacional de Medicina Sexual (ISSM) (y también avalado por la Asociación Europea de Urología, según sus guías principales, leer aquí) acordó en definir la disfunción eréctil como:

...una incapacidad constante o recurrente para lograr y/o mantener una erección del pene suficiente para la satisfacción sexual.

Generalmente, en la Uro-andrología los especialistas recurren a cuestionarios estandarizados para poder hacer el diagnóstico de disfunción eréctil. Se trata de un método de alta fiabilidad médica y utilidad clínica, que consiste en hacer algunas preguntas básicas abordando las principales características de las erecciones del pene. Si estás leyendo este artículo, probablemente ya sea una indicación para acudir con un andrólogo o un urólogo experto (ya sea nuestro centro o cualquier otro de tu elección). Pero si no estás seguro de tener un problema con las erecciones, puedes hacer el test estándar internacional a continuación. Más abajo continuaremos un poco de la disfunción eréctil y cómo diagnosticarla.

Diagnóstico etiológico: ¿Cuál es la causa de la disfunción?

Ahora bien, una vez diagnosticada la disfunción eréctil, es necesario hacer un diagnóstico etiológico, es decir, descubrir el origen o la causa de los problemas de erección, ya que de ello va a depender la conducta terapéutica que debe ser indicada.

Para ello, aparte de una entrevista clínica detallada y un examen físico exhaustivo, es necesario realizar algunas analíticas y pruebas especiales.

Play Video

Tratamiento de la disfunción eréctil a los 20 años

La fisiología de la erección es un mecanismo muy complejo que engloba varios sistemas del cuerpo humano, tales como el vascular o circulatorio, endocrino u hormonal, neurológico, e incluso el componente psicológico. Un desbalance entre estos factores podría resultar en problemas de erección.

El tratamiento de la disfunción eréctil siempre será personalizado y dependerá en muchos casos, del diagnóstico etiológico. Es por ello, que el éxito del tratamiento es consecuencia de una buena evaluación y estudio del paciente, o en otras palabras, de un diagnóstico acertado.

Los urólogos y andrólogos, al igual que muchas otras especialidades médicas, tienen la premisa de dirigir conductas terapéuticas de forma escalonada, subiendo desde las opciones más conservadoras y menos invasivas hasta las más complejas.

Escalón 1: Cambios en el estilo de vida
Las modificaciones del estilo de vida, cómo hacer más actividad física, llevar una dieta más balanceada, así como eliminar el cigarrillo y otras sustancias nocivas, pueden ser un buen punto de partida para mejorar la función eréctil.
Escalón 2: Medicamentos orales.
Los fármacos de primera línea son los inhibidores de la fosfodiesterasa 5. Su mecanismo de acción evita que las sustancias encargadas de la erección no se descompongan y, en consecuencia, los tejidos del pene permanezcan relajados y llenos de sangre. Las ondas de choque, por su parte, no suelen estar indicadas para jóvenes de 20 años, excepto en algunos casos de disfunción congénita.
Escalón 3: Fármacos intrauretrales o inyectados
Son fármacos que actúan en los cuerpos cavernosos bien sea inyectándolos directamente o aplicándolos en forma de supositorio a través de la uretra.
Escalón 4: Cirugía
Teniendo en cuenta que la principal causa de disfunción eréctil en jóvenes es la fuga venosa, la de elección es la cirugía venosa. Esta consiste básicamente en ligar aquellas venas con disfunción venooclusiva para evitar que la sangre fugue del pene. Si no fuera posible, el último recursos, también quirúrgico, es la prótesis de pene.
BLOG ANDROMEDI

Otros artículos que te pueden interesar

Autor

Dr. Natalio Cruz


El Dr. Natalio Cruz (Nº de colegiado: 414110833), con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla, Madrid y Canarias.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al hacer click en “comenzar” usted declara haber leído y aceptado nuestras políticas de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información, entérese cómo aquí.