¿Por qué son tan peligrosos (y no funcionan) los ejercicios de Jelqing o masajes para alargar el pene?

Hombre con sus manos sobre sus genitales

¿Qué es el Jelqing?

El jelqing es un tipo de masaje o manipulación peneana que persigue aumentar el tamaño del pene no solo en su grosor sino además, alargándolo, por medio de movimientos repetitivos y muy específicos.

Según muchos de sus practicantes, este método no solo puede ser usado en cualquier individuo masculino para aumentar su miembro, sino que también tiene una “alta tasa de éxito” a corto y mediano plazo.

La realidad es que las opiniones sobre los resultados de esta técnica son muy variadas, desde páginas web enteras que la promueven con un fanatismo extremo, hasta especialistas médicos que ven con asombro y escepticismo esta práctica. En este artículo de Andromedi, intentaremos acercarnos a este fenómeno desde un prisma científico y neutral. Veamos cómo de efectivo y seguro es el jelqing.

hombre pensando azul

Breve anatomía del pene, necesaria para saber como y donde actua (supuestamente) esta técnica de "ordeñado".

Desde su base cerca del hueso púbico, el pene se extiende con una longitud variable. Por dentro del mismo, dos cilindros llamados cuerpos cavernosos conformados por un tejido elástico ricamente irrigado por vasos sanguíneos, son los encargados de producir y mantener la erección ante estímulos sexuales. Inferiormente a los cuerpos cavernosos, se halla un único cuerpo esponjoso, menos irrigado por vasos sanguíneos pero que rodea a la uretra (conducto por el cual circula la orina y otras secreciones glandulares como el semen, hacia el exterior). Este cuerpo esponjoso termina en un extremo engrosado llamado glande, que tiene en su línea media, la abertura externa de la uretra.

Por fuera de los cuerpos cavernosos y esponjosos, una doble capa de piel llamada prepucio recubre la superficie y otorga un área que permite el deslizamiento. El prepucio se continúa por debajo con una bolsa de piel que sostiene y protege a los testículos, las glándulas masculinas, encargadas de producir la hormona testosterona. También es el sitio donde se producen las células sexuales masculinas, los espermatozoides.

Anatomía general del pene en flacidez

Anatomía general de la erección. Estado de flacidez.

Anatomía general del pene

Anatomía general del pene.

¿Cómo se practican estos masajes o ejercicios? ¿Que prometen?

El jelqing o jelquing surgió como una alternativa no quirúrgica ante un problema masculino presente desde el principio de los tiempos pero que actualmente está en ascenso meteórico: ¿Qué puedo hacer para que mi pene aumente de tamaño? Esta técnica busca alargar y engrosar el miembro masculino a través de ejercicios con la mano, sin ayuda de dispositivos, cremas, pastillas o aceites, como los que podemos encontrar dudosas publicidades por Internet o incluso en marketplaces tipo Aliexpress o Wish.

El fundamento de este supuestamente “masaje extensor” consiste en colocar los dedos pulgar e índice de la mano dominante, en forma de OK alrededor de la base del pene semi-erecto y lubricado, para luego moverlos rápida y uniformemente hasta el surco balano-prepucial (que separa el extremo del prepucio con el glande del pene) para así conseguir que el miembro masculino se alargue y engrose.

Muchas personas califican a este movimiento como un “ordeño” que se le aplica al pene. Hay otros masajes como el denominado “squash jelq” que se centran en otros flujos sanguíneos en otras partes del pene, pero de similar objetivo final. Existe además un vacío de información con respecto a ¿cuánto tiempo se debe realizar el ejercicio? o de ¿cuántas repeticiones o son necesarias? Muchos sitios web de defensores de esta práctica, aseguran que el jelquing y el squash jelq debe realizarse de dos a tres veces por semana en sesiones de máximo 20 minutos para evitar sobrecargas en el tejido y lesiones.

¿Funciona el Jelqing? Una opinión médica basada en evidencia científica

Con la omnipresencia de Internet, la difusión de estas maniobras gana enteros cada año que pasa, y lo hace alrededor del mundo y en hombre de todas las edades, ya que la preocupación por el tamaño del pene es universal y va en aumento. Algo que muy probablemente está relacionado con los irreales estándares que la industria pornográfica tiene sobre como debe lucir un pene masculino. Hablamos largo y tendido sobre ello en este otro artículo.

Hasta el momento este método no ha contado con la aprobación de ninguna agencia sanitarias como la FDA (Food and Drugs Administration), la Sociedad Americana de Urología, o de la Europea ESSM, o la española EAU. Esto es debido a diversas razones, pero principalmente porque aún no existe una forma estándar de realizarlo ni de resultados conseguidos que hayan sido documentados científicamente.

Este ejercicio de alargamiento de pene, efectivamente aumenta la irrigación de sangre dentro de los cuerpos cavernosos gracias al incremento acelerado de la presión intravascular ocasionado por el “apretón” de los dedos y hace que el miembro masculino se engrose temporalmente, al cesar el efecto vasodilatador, el pene puede regresar a su tamaño habitual.

Por ser una técnica que trabaja directamente en el calibre de los vasos sanguíneos del pene y dada la gran cantidad de hombres que padecen de problemas cardiovasculares, el jelquing puede afectar la salud masculina si no se efectúa correctamente, trayendo más consecuencias negativas que positivas en quien lo usa.

Doctora con un estetoscopio sobre hombros

Es cierto que puedes llegar a ver un mínimo aumento, pero no es duradero, ni tampoco seguro.

Al cabo de unos días de haber comenzado los ejercicios de alargamiento y engrosamiento de pene con el jelquing puedes llegar a notar cierto aumento en el tamaño de tu miembro, sin embargo, como ocurre cuando dejas de entrenar en el gym, estos cambios no son duraderos en el tiempo y tienen a desaparecer apenas los dejas.

Además, puedes empezar a evidenciar ciertos efectos indeseados como curvaturas, ardor al orinar, dolor en el prepucio o inflamación del glande.

Si es tan peligroso... ¿Por qué hay tanta gente que en Internet que me anima a hacerlo?

En consulta notamos como el uso de estos métodos va en claro aumento, sobre todo por personas cada vez más jóvenes (tenemos el caso de un niño de 12 años con problemas derivados de ello). Probablemente, esto se deba a tres factores clave: 

  • La ausencia de información sobre métodos de alargamiento mas seguros y también sobre psicología y auto-aceptación.
  • Falsa publicidad que sólo quiere tu dinero y no se preocupa por tu salud.
  • La baja autoestima creciente que padecen los hombres con problemas de tamaño de pene.

     

    Hasta el momentos no existe un consenso definitivo sobre la seguridad y la eficacia de esta técnica para agrandar el pene entre las agencias de salud encargadas, esto hace que abunden los “gurúes” del agrandamiento del pene en sitio de Internet no verificados por profesionales en la Urología o la Andrología.

    Las páginas web de “faloculturistas” que publicitan estas técnicas tienen un interés económico, y claro, lo pintan todo perfecto, sin riesgo alguno. Crean falsas expectativas con respecto a los resultados y se atreven, además, a mostrar imágenes con los supuestos efectos positivos del jelquing, prometiendo obtener finalmente “penes gigantes con el mínimo esfuerzo”.

    Asimismo, los problemas emocionales que conlleva no contar con “un pene grande” pueden hacer que se busquen soluciones mágicas y rápidas. No podemos olvidar el estigma social que lleva consigo tener problemas de ansiedad con el tamaño del miembro masculino, algo que ya va camino de epidemia silenciosa.

Play Video

¿De verdad que puedo hacerme daño con el Jelquing?

Con esta práctica, el 100% de las veces no supervisada por un profesional médico, puedes llegar a provocar otros efectos indeseados como curvaturas, inflamación en el prepucio, dolor generalizado, enrojecimiento del glande…y disfunción eréctil parcial o total, esto es, para siempre (impotencia crónica) en el peor de los casos. Si esto ocurre, no dudes en dejar de aplicar estos ejercicios y visitar cuanto antes a un especialista médico.


El jelquing puede generar daños en las estructuras vasculares, por ejemplo, lesiones de las arteriolas y vénulas encargadas de producir la erección. También puede irritar la piel del prepucio y hacer que este se inflame y ocasione dolor. El glande también podría presentar hinchazón y producir ardor al orinar. Pero como puedes imaginar, el problema grave es con lo primero que hemos mencionado: los vasos sanguíneos del pene no tienen capacidad de regeneración si sufren un traumatismo demasiado severo.

Los efectos negativos de la denominada “falocultura” podrían, en el peor de los casos, ser irreversibles Si los ejercicios de alargamiento de pene “caseros” son prolongados y desmedidos, podrían inducir a la aparición de curvaciones anormales del pene y tener consecuencias desastrosas al momento de la relación sexual, durante el coito, por la imposibilidad de mantener una erección más allá de algunos segundos, muy probablemente por lo que denominamos “fuga venosa”.

Te animamos a buscar testimonios de personas anónimas que han sufrido terribles secuelas, te reproducimos algunos:

¿Creo que me he provocado fuga venosa? ¿Qué puedo hacer?

Antes que nada, es importante saber a qué se refiere una fuga venosa. La fuga venosa corresponde a un tipo de disfunción eréctil (DE) en la que los cuerpos cavernosos del pene, luego de haber conseguido el estado óptimo de erección, pierden repentinamente ese estado y se vuelven flácidos, afectando el desempeño sexual de forma parcial o completa, dependiendo de la afectación.

Esta pérdida repentina de erección ocurre como resultado de la “fuga de sangre” a través de las venas que deberían asegurar que esta se mantenga contenida hasta el momento de la eyaculación.

Unas décadas atrás, este problema era considerado como propio de individuos masculinos mayores de 45 años de edad, sin embargo, se han venido reportando un alarmante incremento de casos de impotencia por fuga venosa en hombre jóvenes, de 20 y 30 años de edad, inclusive. Y el jelquing está en el punto de mira, desde hace ya más de una década.

Play Video

Diagnóstico de la fuga venosa

La disfunción erectil por fuga venosa es un problema médico que tiene su origen en causas vasculares, es decir, en la capacidad insuficiente de los vasos sanguíneos (vénulas y arteriolas sobre todo) de los cuerpos cavernosos del pene para mantener un estado de erección adecuado, en tiempo y calidad de la erección.

Las fugas venosas pueden ser detectadas por medio de métodos diagnósticos propios de los sistemas vasculares, el más importante de ellos, la ultrasonografía por eco Doppler, que pone en evidencia la salud de los lechos vasculares del pene y el tipo de lesión que no permite una erección saludable.

Otras técnica, mucho más sensible para la detección, como la angiografía por tomografía axial computarizada (conocida como, Angio TAC 3D) permite, por medio de una imagen 3D, no solo localizar la vena responsable de la “fuga” sino además, determinar el grado de lesión vascular. Esta técnica es especialmente útil para saber con certeza qué venas se deben ligar durante la cirugía de los cuerpos cavernosos, un tratamiento prometedor (véase más adelante).

También existen pruebas que miden la rigidez del pene erecto y su desempeño en el tiempo, llamadas cavernosometría y cavernosografía, ambas hoy en franco desuso.

Todas estas técnicas deben ser realizadas por profesional médico calificado.

Tratamiento de la fuga venosa

Los problemas de fuga venosa ya no son tan irreversibles como algunos años atrás, tratamientos como la ligadura de las venas responsables de esa “fuga de sangre” durante la erección tiene una alta tasa de seguridad y de eficacia.

Para conocer si el paciente aplica a esta intervención es necesario realizar previamente una Angio TAC 3D, según lo que arroje este estudio (que suele ser extremadamente sencillo y rápido) se tomará una decisión acertada.

Por ejemplo, si la lesión vascular de la fuga venosa compromete pocas venas susceptibles a ligadura, se procede a realizar dicha cirugía que busca devolver la capacidad de mantener una erección del pene, en tiempo y en calidad.

Por otra parte, si los resultados de la Angio TAC 3D revelan una gran cantidad de vasos sanguíneos dañados, se opta directamente por la última solución, y la más invasiva: la cirugía de implante peneano, que pretende restaurar la función eréctil del pene de forma completa, sin pasar varias veces por un quirófano para aplicar microcirugía.

Cabe destacar que, la cirugía de venas susceptibles a ligadura tiene una mayor tasa de éxito si se realiza en los primeros estadíos de disfunción erectil por fuga venosa. También esta última, resulta ser más accesible económicamente y con menor tiempo de recuperación, en comparación con la cirugía de implante de pene.

¿Qué alternativas seguras recomendamos para el alargamiento del pene?

Desde los orígenes de la humanidad, los hombres (y algunas mujeres) han buscado aumentar el tamaño del miembro masculino por diversas formas, unas más inefectivas que otras.

Alargar el pene no es una tarea fácil; este órgano corresponde a una estructura anatómica del cuerpo del hombre que crece naturalmente hasta una cierta edad (generalmente hasta los 21 años de edad, cuando ya la madurez sexual y el crecimiento del cuerpo han hecho su trabajo). Después que esto ocurre, el pene puede alargarse de forma poco significativa.

No obstante, no todo está perdido. Existen técnicas seguras y comprobadas científicamente que ayudan a no solo aumentar el tamaño del pene sino también, revertir el proceso natural de disfunción eréctil propio del avance de la edad.

Los ejercicios de Kegel son un método que inicialmente se usaban para fortalecer los músculos del suelo pélvico en las mujeres, sin embargo, hace un par de décadas atrás, se han ido adaptando en hombres. Un suelo pélvico tonificado puede ayudar a un hombre a mantener una erección adecuada durante el acto sexual además de retrasar el momento de la eyaculación, alargando el orgasmo. No supone un aumento de la longitud del pene, aunque si otorga la seguridad de que las erecciones sean “lo más plenas y enérgicas que tu organismo pueda presentar”. Estos ejercicios son muy seguros y pueden ser practicados desde la comodidad del hogar pero deben estar supervisados inicialmente por un profesional médico, para evitar lesiones o calambres.

Otras opciones terapéuticas para tener un “pene grande” que podemos encontrar en Internet van desde las pastillas, las bombas de succión, hasta los alargadores-extensores. Veamos qué hay de cierto en cada una, no sin antes aludir al aspecto psicológico de los hombres.

¿Está buscando precios o información?

Utilice nuestro asistente virtual y consulte todo lo relacionado con los tratamientos que le interesan. Presupuestos, tiempos de recuperación, hospitalización, posibilidades de financiación mes a mes, etc. En apenas unos minutos y sin compromiso alguno. 

NOTA: Desactive el bloqueador de anuncios para andromedi.com si no visualiza correctamente el asistente. 

Al hacer click en “comenzar” usted declara haber leído y aceptado la política de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información aquí.

La mejor opción: replantearse que el tamaño del pene es en realidad algo que no debe obsesionarnos demasiado.

El ¿cómo puedo hacer mi pene crezca? ha llevado a muchos hombres a desesperarse y buscar soluciones costosas e inefectivas, ya que sienten su hombría en tela de juicio por el simple hecho de no tener un pene de tamaño XXL como pueden ver en películas eróticas o pornográficas.

Es importante recordar que el estereotipo social de “pene grande, virilidad segura” es falso, una cosa no se correlaciona con otra. La hombría no está sujeta al tamaño del miembro sexual.

Si sientes que aún puedes tener un desempeño sexual satisfactorio a pesar del tamaño de tu miembro, descuida, no tienes por qué alarmarte.

A continuación, una encuesta realizada por Andromedi a jóvenes españolas sobre que valoraban sobre el miembro de sus parejas sexuales (spoiler: resultados inesperados).

Infografia sobre la importancia y las caracteristicas del tamaño del pene
Ante cualquier disfunción en la erección u otra afectación puedes recurrir a un especialista médico como es nuestro caso, podemos ayudarte a solucionar casi cualquier eventualidad de forma segura.

Las pastillas o cremas para el alargamiento tampoco funcionan bajo evidencia científica.

Muchos fármacos vasodilatadores para el pene pueden encontrarse en el mercado, desde pastillas hasta “retardantes” en gel o crema. Estos medicamentos, en muchos casos sirven para aumentar la testosterona o el flujo sanguíneo, pero son de forma temporal, no permanente, No funcionan a largo plazo debido a una razón indiscutible: los cuerpos esponjosos y cavernosos del pene vienen dados por naturaleza y no son más o menos grandes según la circulación sanguínea local que pueda provocar un fármaco.

Las soluciones que proponemos en nuestros centros Andromedi de Madrid, Sevilla, Marbella y Tenerife

Al visitar nuestra Clínica de Medicina Sexual y Andrológica en Madrid, Sevilla, Marbella o Tenerife, usted podrá recibir una atención médica de calidad, adecuada a sus necesidades.

Contamos con técnicas quirúrgicas que le permitirán aumentar el tamaño del pene, estas mismas, la cirugía de alargamiento que han demostrado un nivel de éxito de hasta el 95 por cien de los casos y aunque no existen soluciones milagrosas para todos los problemas de corpulencia peneana, están bien posicionadas.

Las cirugías de alargamiento de pene proporciona en la gran mayoría de los casos un aumento de pene entre 1,5 y 3 cm, dependiendo de cada persona.

En cuanto al grosor (la circunferencia o el ancho), ese ya es un tema algo más complejo técnicamente y hay que valorar caso a caso la idoneidad de la cirugía de engrosamiento de pene.

Entre dichas técnicas quirúrgicas está la faloplastia de aumento que implementamos en nuestras clínicas de Madrid, Sevilla, Marbella y Tenerife, la cual es muy segura y relativamente simple. Consiste en la disección del ligamento suspensorio (en la parte dorsal y basal del pene) para permitir que el mismo cuente con mayor rango de movilidad y luzca más alargado. Esta operación suele durar menos de dos horas y el paciente puede abandonar el hospital incluso en cinco horas.
Otra técnica quirúrgica en el alargamiento de pene es la reducción de grasa subpubiana, que con frecuencia (en personas con problemas de sobrepeso y obesidad) mantiene “oculto” al pene y limita su desempeño en el momento del acto sexual.

Escoja día y hora para su cita con su urólogo o andrólogo en alguna de nuestras clínicas

BLOG ANDROMEDI

Otros artículos que te pueden interesar

Autor

Dr. Natalio Cruz


El Dr. Natalio Cruz (Nº de colegiado: 414110833), con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla, Marbella, Madrid y Tenerife.

Suscribir
Notificar de
guest
231 Comentarios
Recientes
Antiguos Mas votados
Inline Feedbacks
View all comments

Al hacer click en “comenzar” usted declara haber leído y aceptado nuestras políticas de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información, entérese cómo aquí.