Cáncer y tumores

TRATAMIENTOS de urología

Cáncer y tumores

Los tumores prostáticos son por mucho el tipo de cáncer más común entre los hombres, especialmente en aquellos que sobrepasan la cuarta o quinta década de vida.

Play Video
Cáncer y tumores

Índice de contenido

Play Video
Definición

¿Cuáles son los tipos de cáncer más comunes en urología?

Los hombres tienen un sistema reproductor tan complejo como el del cuerpo femenino. Ciento de conexiones anatómicas, hormonales y humorales tienen que ocurrir para que el sistema reproductor masculino pueda ser capaz de producir espermatozoides y hormonas masculinizantes como la testosterona.

Pero este importante sistema también puede ser el blanco de procesos tumorales que podrían comprometer la función reproductiva, urinaria, endocrina y hasta la propia vida del hombre.

En este artículo haremos una breve revisión de los tipos de cáncer más frecuentes en la urología masculina.

¿Está buscando precios o información?

Utilice nuestro asistente virtual y reciba en su e-mail todo lo relacionado con los tratamientos que le interesan. Presupuestos, tiempos de recuperación, hospitalización, posibilidades de financiación mes a mes, etc.

En apenas unos minutos y sin compromiso alguno.

En cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos le informamos que los datos por Vd. proporcionados serán objeto de tratamiento por parte de Andromedi con la finalidad de prestarle el servicio solicitado y/o contratado. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Para más información puede consultarla pinchando aquí.

Anatomía general de la próstata 01

Evaluación medica

Cáncer de próstata

Anatomía general de la próstata 01

Los tumores prostáticos son por mucho el tipo de cáncer más común entre los hombres, especialmente en aquellos que sobrepasan la cuarta o quinta década de vida. De hecho, más del 75 por ciento de los casos se diagnostican pasados los 65 años de edad.

No obstante y a pesar de la alta prevalencia de esta enfermedad (influenciada notablemente por la prevalencia genética), su tratamiento suele ser efectivo si el diagnóstico es realizado en las etapas iniciales, cuando el tumor no ha logrado avanzar lo suficiente.

¿Cuáles son sus síntomas?

Este tipo de cáncer suele progresar muy lentamente, lo que aumenta la probabilidad de ser detectado tempranamente y tener un exitoso pronóstico.

Los primeros signos y síntomas del cáncer prostático incluyen manifestaciones propias de las obstrucciones de las vías urinarias:

En algunos casos avanzados, los pacientes pueden presentar dolor en los huesos y articulaciones o fracturas de mínimo esfuerzo, indicando una metástasis.

Afortunadamente, estos suelen representar muy pocos casos porque los propios signos de la enfermedad son sugerentes y los pacientes buscan ayuda médica.

¿Cómo se diagnostica?

Desde siempre, el mejor método para detectar agrandamientos de la próstata es el tacto rectal acompañado de un análisis de sangre, para medir el antígeno prostático específico.

El primero de ellos es un procedimiento sencillo, rápido y relativamente indoloro que ayuda al médico a palpar posibles anomalías anatómicas de la próstata como agrandamientos, endurecimientos o nódulos. El segundo de ellos ayuda a medir la concentración plasmática de una sustancia que se suele secretar durante los procesos tumorales de la glándula, un marcador tumoral llamado antígeno prostático específico o SPA.

Si un médico percibe alguna anormalidad y además, los niveles de SPA están aumentados, lo ideal es realizar una biopsia de tejido prostático que ayude a determinar el tipo y la ubicación del tumor.

Cuando los niveles de SPA están normales pero la glándula está agrandada, el diagnóstico podría ser hiperplasia benigna de próstata, una enfermedad menos agresiva que el cáncer pero más común y con mejor pronóstico.

¿Cómo es su tratamiento?

El tratamiento de este tipo de cáncer, al igual que el de todas las neoplasias (malignas o no) depende en gran medida del grado o estado del tumor.

En los casos leves, el manejo médico puede consistir en vigilancia activa, especialmente en varones mayores de 70 años de edad con bajo riesgo. La razón de esto es que en muchos casos, el tratamiento podría ser más agresivo que el tumor y producir alteraciones en otros sistemas.

En los casos más graves, el tratamiento puede consistir en uno o varios métodos que siguen:

Tratamiento farmacológico

Con el uso de medicamentos que ayudan a reducir la respuesta de la glándula a la testosterona circulante porque esta podría aumentar el tamaño y la extensión del tumor.

Radioterapia y quimioterapia

Los tratamientos estándar para el cáncer, el primero de ellos ayuda a eliminar el tumor empleando ondas de radiofrecuencia y el segundo, medicamentos que detienen el crecimiento del tumor.

Tratamiento quirúrgico

Las cirugías de próstata pueden ser muy diferentes entre sí. Algunas de ellas se pueden realizar por técnicas laparoscópicas, por vía uretral o simplemente por cirugía abierta y tienen como objetivo extirpar la parte afectada de la glándula. Si el tumor es muy extenso, la resección de la próstata puede ser total.

Evaluación medica

Cáncer de testículo

De acuerdo a las estadísticas, el cáncer de testículo es el tipo de cáncer urológico que más afecta a los varones entre los 15 y 35 años de edad. Solo en 2017 fueron diagnosticados casi 10,000 casos nuevos de este tipo de cáncer en los Estados Unidos de América.

¿Cuáles son sus síntomas?

La mayoría de los pacientes suele acudir a consulta con el urólogo tras notar ciertos síntomas como:

Búsqueda de cuerpo extraño

Búsqueda de diferencias excesivas de tamaño

Búsqueda de dolor, calor o inflamación

¿Cómo se diagnostica?

Después de realizar un examen físico acompañada de una entrevista médica que ayuda a recabar información sobre los antecedentes de salud personales y familiares se procede con estudios más especializados.

Dada la anatomía de los testículos, glándulas muy superficiales y fácilmente palpables, es posible realizar ecografías con ultrasonido.

Análisis de sangre

Cáncer de testículo examen

Este estudio puede ayudar a determinar la morfología interna del escroto y de los testículos. Si hay alguna anomalía anatómica, el aparato puede detectarla. Una vez se confirme el tumor, se realiza una biopsia.

También se pueden tomar muestras de sangre para medir ciertos marcadores tumorales (sustancias que pueden elevarse en procesos neoplásicos).

¿Cómo es su tratamiento?

El tratamiento del cáncer no es diferente al del resto de neoplasias. El manejo médico se basa en:

Con un buen plan de tratamiento, la tasa de mortalidad suele ser muy baja.

Escoja día y hora para su cita con el urólogo en alguna de nuestras clínicas

Evaluación médica

Cáncer de vejiga y uretra

La vejiga es un órgano importantísimo. Junto a la uretra, permite la micción voluntaria mientras que en los periodos de tiempos en los cuales no se puede orinar, la vejiga almacena la orina. Dado que es un órgano que puede distenderse notablemente, el tejido capaz de estirarse puede sufrir eventualmente neoplasias. A esto se le conoce como urotelioma.

La uretra conduce la orina desde la vejiga hasta el pene (o en introito vaginal en el caso de las mujeres) y también puede ser sujeto de cáncer.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas más comunes de esta enfermedad son de naturaleza urinaria, por ejemplo:

Cuando el cáncer es uretral pueden haber signos de estenosis o estrechamiento de la uretra, haciendo muy difícil o imposible poder orinar correctamente.

¿Cómo se diagnostica?

Luego de la exploración física y la anamnesis, se sugiere realizar una cistouretroscopia, un método de imagen que puede ayudar a observar por medio de una cánula con una cámara y un monitor, la morfología de las paredes de la uretra y la vejiga.

También se pueden realizar tomografías o resonancia magnética para la estadificación (es decir, saber en qué estadío se encuentra la lesión).

¿Cómo es su tratamiento?

Existen diversos tratamientos pero solo un urólogo experto en oncología puede recomendar el ideal para caso.

Dentro de las opciones terapéuticas más importantes están:

Los quirúrgicos:

En los casos más avanzados de cáncer vesical se indica cistectomía (una extirpación total del órgano).

Evaluación medica

Cáncer de pene

El cáncer de pene es una patología infrecuente. Generalmente, los casos de cáncer de pene están relacionados con una patología de base como enfermedad de La Peyronie pero principalmente, de papiloma (VPH tipos 16 y 18). En hombres con malos hábitos de higiene o muy promiscuos, la probabilidad de tener cáncer de pene es mucho mayor.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas del cáncer de pene pueden ser variados y dependen de la agresividad del mismo pero casi siempre sus manifestaciones son similares:

¿Cómo se diagnostica?

El mejor método diagnóstico para este tipo de cáncer es la biopsia. Esto consiste en extraer una pequeña cantidad de tejido directamente de la lesión para ser analizada en un laboratorio especializado. Allí se podrá determinar si la lesión es cancerígena o no.

Detalle interno de una biopsia de próstata

¿Cómo es su tratamiento?

El cáncer de pene que no es tratado a tiempo puede progresar rápido y extenderse al resto del órgano, pudiendo comprometer el escroto (y los testículos) y las funciones urinarias y eréctiles del miembro.

El tratamiento de elección es la escisión quirúrgica. Es decir, la extracción de la zona afectada con cirugía que podría acompañarse de la extracción de los ganglios linfáticos para evitar invasión a tejidos vecinos o metástasis.

Técnica y tratamiento

Tratamientos antitumorales y fertilidad masculina

Los efectos perjudiciales del cáncer y los tumores en la fertilidad masculina son multifactoriales. Pueden ser secundarios al proceso de la enfermedad en sí, o a las intervenciones terapéuticas.

Con la introducción y el desarrollo de la reproducción asistida han cambiado totalmente las perspectivas reproductivas para jóvenes y hombres que son tratados de cáncer, y se ha hecho posible alcanzar gran número de embarazos. Todos estos factores han conducido a recomendar a los pacientes tratados por cáncer que albergan deseos reproductivos, usar métodos para preservar su fertilidad antes de iniciar el tratamiento.

El cáncer testicular y la enfermedad de Hodking son las enfermedades malignas más comunes que afectan a hombres jóvenes en edad reproductiva . Las terapias multimodales han mejorado considerablemente las tasas de supervivencia en pacientes jóvenes que padecen el cáncer.

Sin embargo, estas terapias son frecuentemente agresivas, y son muy comunes efectos secundarios no deseados. La quimioterapia y la radioterapia afectan negativamente la espermatogénesis.

Fertilidad del hombre tras la radioterapia

Los efectos adversos de la quimioterapia en la espermatogénesis son variables; dependen de los tipos de agentes quimioterapéuticos utilizados, de su dosis y del tiempo de tratamiento. Algunas de las drogas utilizadas son particularmente tóxicas para el aparato reproductor masculino; incluyen: ciclofosfamida, clorambucilo, busulfan, y vinblastina. Los pacientes que sobreviven a algunos tipos de cáncer como los sarcomas óseos, la enfermedad de Hodgkin, el linfoma no-Hodgkin, y la leucemia, y que son tratados con estas drogas, generalmente se encuentran en riesgo de padecer infertilidad, ya que no es posible predecir con certeza si la espermatogénesis volverá a sus parámetros normales luego de la terapia.

El daño producido por los agentes quimioterápicos puede tener una afectación celular múltiple (células de Leydig, células de Sertoli, y células germinales) o bien selectiva de cada uno de los tipos celulares . Los hombres que reciben altas dosis de agentes quimioterápicos antes de ciertos procedimientos, como los trasplantes de médula ósea, pierden su fertilidad con frecuencia, como resultado de la destrucción de los túbulos seminíferos.

Fertilidad del hombre tras la quimioterapia

Los efectos adversos de la quimioterapia en la espermatogénesis son variables; dependen de los tipos de agentes quimioterapéuticos utilizados, de su dosis y del tiempo de tratamiento. Algunas de las drogas utilizadas son particularmente tóxicas para el aparato reproductor masculino; incluyen: ciclofosfamida, clorambucilo, busulfan, y vinblastina. Los pacientes que sobreviven a algunos tipos de cáncer como los sarcomas óseos, la enfermedad de Hodgkin, el linfoma no-Hodgkin, y la leucemia, y que son tratados con estas drogas, generalmente se encuentran en riesgo de padecer infertilidad, ya que no es posible predecir con certeza si la espermatogénesis volverá a sus parámetros normales luego de la terapia.

El daño producido por los agentes quimioterápicos puede tener una afectación celular múltiple (células de Leydig, células de Sertoli, y células germinales) o bien selectiva de cada uno de los tipos celulares . Los hombres que reciben altas dosis de agentes quimioterápicos antes de ciertos procedimientos, como los trasplantes de médula ósea, pierden su fertilidad con frecuencia, como resultado de la destrucción de los túbulos seminíferos.

Fertilidad del hombre tras procedimientos quirúrgicos

La orquiectomía, por vía inguinal, es el primer tratamiento en el cáncer testicular; en caso de extracción de ambos testículos (orquiectomía bilateral) no hay posibilidad de mantener la fertilidad, y si la extracción es de un único testículo, ésta puede verse afectada en distintos grados.

Otros procedimientos quirúrgicos como la linfadenectomía retroperitoneal (disección primaria de ganglios retroperitoneales), pueden dañar algunas conexiones nerviosas y perjudicar la eyaculación normal.

La cirugía (extirpación) para el cáncer de próstata (prostatectomía) puede causar un daño a la inervación del pene y glándulas anexas, dando lugar a una alteración de la fertilidad y a una disfunción sexual. Estas consecuencias, son en particular relevantes en hombres jóvenes que no han tenido aún descendientes.

Fertilidad del hombre tras el cáncer de próstata

La cirugía se puede realizar en otras partes del cuerpo (en casos raros) donde haya tumores y esto sea apropiado; puede ser antes o después de la quimioterapia o radioterapia, aunque con posterioridad a dichos tratamientos la cirugía es mucho más complicada.

Recuperación de la fertilidad tras los tratamientos anti-tumorales.

Los efectos negativos producidos sobre la espermatogénesis en varones tratados frente al cáncer, son en muchos casos, dependientes del tiempo transcurrido entre el tratamiento y el análisis del semen, del tipo de tratamiento y sus dosis, así como del tipo de cáncer y otros parámetros de la enfermedad que hacen muy difícil la predicción de la capacidad fértil del varón tras ellos.

En algunos casos, la capacidad reproductora será recuperada, mientras que en otros no se recuperará la producción de espermatozoides; o incluso, a pesar de recuperar su producción, no tendrán funcionalidad plena. No es lo mismo recuperar el seminograma normal que recuperar la fertilidad.

Se estima que entre 15 y 30% de los varones tratados van a permanecer estériles incluso años después de finalizar el tratamiento . Además, la recuperación de la espermatogénesis está relacionada con el número de espermatogonias tipo A que queden intactas en el testículo tras la terapia.

Sin embargo, a pesar de que un porcentaje bajo de varones no recuperarán la espermatogénesis, existe un cierto porcentaje que sí producirán espermatozoides; pero que quedarán por debajo de los niveles de normalidad establecidos por la Organización Mundial de la Salud , por lo que son potenciales candidatos a necesitar la ayuda de las técnicas de reproducción asistida.

Hay que resaltar que la valoración del potencial fértil de una muestra de semen es más que el simple recuento de los espermatozoides, su movilidad y morfología; y que la fisiología molecular del espermatozoide tiene un papel fundamental en la fecundación, en el desarrollo embrionario temprano, la implantación y el recién nacido vivo sano; que es el reflejo del éxito reproductivo.

Por lo tanto, el estudio de los diferentes aspectos de la fisiología que pueden alterarse como consecuencia del tratamiento oncológico, como son la apoptosis, integridad del ADN o alteraciones cromosómicas (ver apartado anterior) son fundamentales para poder descartar alteraciones funcionales en los espermatozoides recuperados tras el tratamiento antineoplásico.

Criopreservación de espermatozoides

La criopreservación de espermatozoides es un medio seguro y eficaz para la preservar la fertilidad y debería ser ofrecida a todos los pacientes con cáncer antes de ser sometidos a tratamientos de quimioterapia, radiación, o cirugía. Los recientes avances en las técnicas de reproducción asistida (FIV e ICSI), han hecho posible que casi todas las muestras, independientemente de la calidad seminal, sean utilizables para lograr una adecuada fecundación ovocitaria.

Además, la extracción de espermatozoides testiculares es posible en pacientes con cáncer y azoospermia no-obstructiva, proporcionando a estos pacientes y sus parejas esperanzas reproductivas.

Aunque el propio proceso tumoral puede afectar la calidad seminal, los resultados reproductivos utilizando el semen congelado antes del tratamiento oncológico son más favorables que los resultados en pacientes con azoospermia provocada por la quimio o radioterapia, donde estos agentes dañarían temporal o irreversiblemente a las células espermáticas. Estos datos, por tanto, justifican la necesidad de congelar espermatozoides antes del tratamiento antineoplásico para preservar la fertilidad; aumentando con ello considerablemente las posibilidades reproductivas y, al mismo tiempo, la calidad de vida de los pacientes oncológicos que deseen ser padres.

Escoja día y hora para su cita con el urólogo en alguna de nuestras clínicas

Preguntas frecuentes

¿Se pueden tener relaciones sexuales con el cáncer de próstata?

Lo ideal es la abstinencia parcial o absoluta de relaciones sexuales dependiendo del grado de afectación de la enfermedad y las indicaciones del médico tratante hasta que la inflamación disminuya o mientras dure la recuperación de la cirugía.

¿Puedo tener hijos si padecí de cáncer de testículo?
Esto depende de si ha sido uno o dos los testículos afectados. Con un solo testículo, la posibilidad de tener hijos es inferior pero aún existe la posibilidad. Si es necesaria la extirpación de ambos testículos, el médico podría sugerir almacenar esperma en un banco de semen para permitir usarla en el futuro por medio de técnicas de reproducción asistida.
¿Qué pasa si no recibo tratamiento por cáncer de vejiga a tiempo?

Muy probablemente el cáncer se extienda por todo el órgano y sea necesario extirparlo por completo. Esta cirugía se conoce como cistectomía e implica que el paciente no almacene orina, por lo que necesitará usar pañales para adulto el resto de su vida para sobrellevar la incontinencia urinaria.

¿Qué podría pasar con mis erecciones si desarrollé cáncer de pene?

Dependiendo de la extensión de la lesión en el pene y de las estructuras que invada, podría desarrollarse cierto grado de disfunción eréctil. Especialmente si el cáncer afecta a los cuerpos cavernosos, haciendo muy difícil combatir el problema de la erección.

Dr. Natalio Cruz

Autor

Dr. Natalio Cruz


El Dr. Cruz, con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla.

Suscribir
Notificar de
guest
6 Comments
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Anabel

Buenas noches, quería saber precio de consulta y precio de ecografía, gracias. Saludos.

Andromedi Clinic of Urology and Sexual Medicine

Hola Anabel contactamos con usted por privado para obtener más información sobre su caso, un saludo.

Diego

Buenas tardes, ¿cuál es la tarifa para una exploración testicular a fin de determinar la presencia de un tumor? Gracias.

Andromedi Clinic of Urology and Sexual Medicine

Hola Diego. Para solicitud de presupuestos, puede hacerlo en e-mail @Dr. Natalio Cruz.com">info@Dr. Natalio Cruz.com

También puede ponerse en contacto con nosotros si lo prefiere en los teléfonos que encontrará en la parte superior de la web o en el formulario de nuestra zona de contacto.

Gracias por su confianza, un saludo.

Gabriel

Información sobre las operaciones y sus precios

Andromedi Clinic of Urology and Sexual Medicine

Hola Gabriel, si desea comentarnos más acerca de su caso concreto y solicitar presupuesto aproximado, puede hacerlo directamente con el Dr. Cruz por privado en el correo @Dr. Natalio Cruz.com">ncruz@Dr. Natalio Cruz.com o a través de los teléfonos de contacto que se encuentran en la parte superior de la web.

6
0
Quieres preguntar algo en la zona de comentarios?x