Déficit de testosterona
TRATAMIENTOS de Urología

Disfunción eréctil por déficit de testosterona

Aunque la principal causa de disfunción eréctil sean los trastornos vasculares, no hay que olvidar que en el mecanismo de la erección también participan factores emocionales, neurológicos y endocrinos. Es por ello que las alteraciones del sistema endocrino como el síndrome de deficiencia de testosterona o déficit de testosterona (TDS), pueden ser causa directa y única de un cuadro de disfunción eréctil.

Disfunción eréctil por déficit de testosterona

Índice de contenido

Play Video
¿La testosterona baja influye en la salud sexual?

Relación entre la testosterona baja y los problemas de erección en el hombre

Los hombres que tienen disfunción eréctil (D.E), son aquellos con incapacidad para conseguir o mantener una erección para tener relaciones sexuales. Es normal que los hombres tengan problemas de erección de vez en cuando, y de hecho, según la Universidad de Carolina del Norte, la disfunción eréctil afecta aproximadamente al 50% de los hombres mayores de 40 años, al menos en algún momento de su vida de forma más o menos prolongada.

Los andrógenos desempeñan un destacado papel en la función sexual, incluyendo la función eréctil. La testosterona es el principal andrógeno y la hormona más abundante en los hombres, y su producción más importante se localiza en los testículos.

La testosterona no sólo influye en la libido de las personas, también lo hace en la formación de la musculatura, la fuerza y densidad de los huesos e incluso en cómo se distribuye la grasa. Por esto, cualquier enfermedad que produzca una alteración en la concentración de andrógenos irá acompañada de una alteración, tanto en la función sexual en particular, como en la salud masculina en general.

Las concentraciones bajas de testosterona pueden producir disminución del deseo sexual y disfunción eréctil, aunque el desarrollo de estos trastornos no se produce de manera constante a partir de unos niveles de testosterona predeterminados, sino que existe una gran variabilidad en cada individuo, de tal forma que es difícil establecer un punto de corte de testosterona en el que aparecerá, la sintomatología relacionada con su deficiencia.

A pesar de que existe cierta coincidencia entre la testosterona baja y la disfunción eréctil, los niveles bajos de la hormona no siempre son la causa directa. De hecho, la causa más frecuente de DE es la diabetes mellitus.

Los cambios de humor y la falta de energía causados por bajos niveles de testosterona también pueden pasar factura. La irritabilidad y la depresión pueden hacer que una relación se vuelva tensa, lo que puede afectar, sin lugar a duda, la intimidad. La falta de confianza, el estrés, la baja autoestima y la ansiedad terminan afectando la función eréctil.

Déficit de testosterona

La buena noticia es que tanto el TDS como la disfunción eréctil pueden tratarse. Cualquier persona que experimente alguno de los síntomas comunes asociados a la testosterona baja o a la disfunción eréctil, debe concertar una cita en una clínica con especialistas en salud masculina o Andrología.

andromedi tratamiento titulares 02

Tanto el síndrome de deficiencia de testosterona como la disfunción eréctil son una excelente oportunidad para ahondar en la salud y el estilo de vida de los varones, y potenciar estilos de vida saludables. Con esto, no sólo es posible conseguir mayor salud sexual, sino mejor calidad de vida.

¿Cuándo se consideran unos valores de analítica con testosterona baja?

En pacientes con sospecha clínica o con riesgo de TDS es necesaria la determinación de testosterona sérica entre las 7:00 y 11:00 am. El parámetro más comúnmente aceptado para el diagnóstico de hipogonadismo, es la testosterona total.

No existen valores bajos universalmente aceptados. Se admite que los pacientes con testosterona total mayor a 350 ng/dl no requieren tratamiento y qué valores de testosterona total menores de 230 ng/dl requieren tratamiento. Si el valor de testosterona total está entre 230 y 350 ng/dl se debería repetir la determinación y determinar, además, la globulina transportadora de hormonas sexuales (SHBG) para calcular la testosterona libre.

Es de vital importancia tener niveles óptimos de testosterona no solo para mantener un desarrollo normal de las funciones sexuales masculinas sino también para garantizar un estado general de salud equilibrado.

Síntomas de baja testosterona.

De a los 40 años

Muestras de testostena alta.

Durante la pubertad, la testosterona ayuda a los adolescentes a desarrollar rasgos masculinos como el vello corporal y facial, una voz más grave y fuerza muscular. De igual forma, los hombres también necesitan niveles normales de testosterona para producir espermatozoides. Estos niveles suelen disminuir con la edad, por lo que los ancianos y adultos mayores tienden a tener niveles bajos de testosterona en sangre.

Déficit de testosterona, ¿Motivos por los que puede aparecer?

La deficiencia de testosterona normalmente es causada por el envejecimiento. Sin embargo, también existen muchas otras causas. Algunas de ellas pueden ser hereditarias, por lo que la TDS puede estar presente al nacer o desarrollarse más tarde en la vida.

En algunos casos, puede establecerse un síndrome temporal de deficiencia de testosterona, pudiendo estar causado por una enfermedad orgánica, una intervención quirúrgica o incluso situaciones de estrés emocional. En un síndrome de deficiencia temporal, el nivel de testosterona volverá a la normalidad una vez que se haya tratado el problema subyacente.

Las causas de TDS pueden clasificarse de acuerdo a la ubicación del problema. Dependiendo de si el fallo se encuentra a nivel de las gónadas o a nivel central, se clasificarán en deficiencia primaria o secundaria.

Deficiencia primaria de testosterona

La deficiencia de testosterona puede deberse a que los testículos no producen suficiente testosterona. Esto se denomina a veces hipogonadismo primario o falla testicular primaria y se caracteriza por tener niveles de testosterona baja con niveles de hormona luteinizante (LH) y hormona folículo estimulante (FSH) normales (hormonas producidas por el hipotálamo y la hipófisis). Las causas más comunes son:

  1. Síndrome de Klinefelter
  2. Testículos no descendidos
  3. Orquitis por paperas
  4. Hemocromatosis
  5. Lesión en los testículos
  6. Tratamiento del cáncer

Deficiencia secundaria de testosterona

La TDS también puede estar causada por fallas en el hipotálamo e hipófisis, estructuras glandulares que se ubican en el cerebro y que producen las hormonas que estimulan a los testículos para producir testosterona. También se conoce como hipogonadismo secundario y se caracteriza por tener niveles bajos de testosterona, LH y FSH. Las causas más comunes son:

  1. Trastornos de la glándula pituitaria
  2. VIH/SIDA
  3. Algunos medicamentos

Producción de testosterona en el hombre

¿Está buscando precios o información?

Utilice nuestro asistente virtual y consulte todo lo relacionado con los tratamientos que le interesan. Presupuestos, tiempos de recuperación, hospitalización, posibilidades de financiación mes a mes, etc. En apenas unos minutos y sin compromiso alguno. 

NOTA: Desactive el bloqueador de anuncios para andromedi.com si no visualiza correctamente el asistente. 

Al hacer click en «comenzar» usted declara haber leído y aceptado la política de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información aquí.

Sintomatología

Síntomas de la testosterona baja en hombres ¿Cómo se diagnóstica?

El síntoma clínico más frecuentemente asociado a TDS es la disminución de la libido. Sin embargo, el síndrome comprende otros signos y síntomas, tales como:

  1. Disfunción eréctil
  2. Pérdida de la fuerza y de la masa muscular
  3. Aumento de tejido adiposo
  4. Disminución de la densidad ósea y osteoporosis
  5. Disminución de la vitalidad
  6. Depresión

En los casos más graves también puede causar cambios a nivel mental y emocional. A medida que la testosterona disminuye, algunos hombres tienen síntomas similares a los de la menopausia en las mujeres. Estos pueden incluir lo siguiente:

Uno de los problemas a los que se enfrenta el clínico es la poca especificidad de los síntomas del TDS. La mayoría de ellos son considerados, tanto por los propios hombres como por los médicos, como parte del proceso normal de envejecimiento.

Hay que recordar que la TDS puede comenzar durante el desarrollo fetal, antes de la pubertad o durante la edad adulta. Y por lo tanto los signos y síntomas van a depender del momento de la vida en la que aparezca la afección.

En la adolescencia, la TDS puede retrasar la pubertad, causar un desarrollo incompleto o incluso una falla en el desarrollo normal. Pudiendo entorpecer el desarrollo de la masa muscular, el engrosamiento de la voz y el crecimiento de vello corporal y facial, y del pene y los testículos. En algunos casos también puede causar crecimiento excesivo de los brazos y las piernas en relación con el tronco del cuerpo y desarrollo de tejido mamario (ginecomastia).

Déficit de testosterona

Resumen del tratamiento

Le dejamos aquí un resumen del proceso aproximado desde la solicitud de cita, hasta recibir el alta médica tras el tratamiento en alguno de nuestros centros de Madrid, Sevilla o Tenerife.

Consultas Necesarias

Es indispensable una consulta con un Endocrinologo o un especialista en Andrología para realizar las evaluaciones y exámenes pertinentes.

Estudios o analíticas necesarias

En los centros Andromedi de Madrid, Sevilla y Tenerife, a todos los pacientes sospechosos de TDS se les determina TT, SHBG, prolactina y LH.

Fármacos y medicamentos

El tratamiento sustitutivo con testosterona puede resolver algunos casos de disfunción eréctil. Pero la asociación con inhibidores de la fosfodiesterasa 5 mejora la tasa de respuestas.

Tiempo de tratamiento

Dependiendo del diagnóstico, si el problema deriva de una deficiencia en los niveles de testosterona, entonces el tratamiento de sustitución hormonal, podría ser de por vida.

Consejos al paciente

La modificación de estilos de vida no saludables debe ser una parte imprescindible del tratamiento de la deficiencia de testosterona.

Alta y vida normal

El tratamiento con testosterona producirá mejoría de los signos y síntomas del TDS. El seguimiento debe hacerse trimestralmente el primer año y luego, anualmente.

Test y analíticas

¿Qué pruebas tengo que hacer para medir la testosterona?

Aunque muchos síntomas pueden estar relacionados con la testosterona baja, el nivel total de testosterona en sangre es la variante más importante a considerar en la TDS. Para hacer un diagnóstico, el médico se centrará en identificar signos y síntomas específicos además del nivel de testosterona en sangre.

En la visita médica, el clínico deberá evaluar el historial de salud así como llevar a cabo un examen físico en el que comprobará lo siguiente:

  1. IMC o perímetro de la cintura
  2. Presión arterial
  3. Exceso de grasa corporal alrededor de la cintura
  4. Patrón, cantidad y ubicación del cabello
  5. Ginecomastia
  6. Si hay testículos y su tamaño
  7. Tamaño de y posibles anomalías de la próstata
Luego de realizar las evaluaciones y preguntas pertinentes, el médico puede solicitar los siguientes análisis de sangre:

Para esta prueba deben tomarse dos muestras diferentes antes del mediodía ya que los niveles de testosterona son más bajos al final del día. Si el paciente está enfermo, el médico esperará hasta su recuperación, para evitar que la enfermedad arroje un resultado erróneo.

Esta prueba se realiza para indagar en la causa del TDS. Esta hormona de origen central, estimula la producción de testosterona. Y sus niveles anormales pueden indicar que el problema está en la hipófisis.

Si el nivel de prolactina es alto, el médico podría repetir el análisis para asegurarse de que no hay ningún error. Los niveles altos de prolactina también pueden ser un signo de problemas a nivel hipofisario.

Otras pruebas que también se pueden solicitar para ayudar al diagnóstico, pueden ser los siguientes:
  1. Hormona foliculoestimulante (FSH). Esta prueba sirve para comprobar la función de la producción de espermatozoides. También es posible que se soliciten pruebas de semen, solo que estas pruebas deben hacerse antes de cualquier terapia hormonal.
  2. Globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG).
  3. Puede hacerse un análisis de sangre de HbA1C para detectar diabetes mellitus.
  4. Resonancia magnética de la glándula pituitaria.
  5. Pruebas de densidad ósea.
  6. Cariotipo (pruebas cromosómicas).
Variables que pueden empeorar el caso

Factores de riesgo

La edad es el principal factor de riesgo para el TDS. A pesar de que se puede presentar a cualquier edad, es más frecuente a medida que la población envejece. Las enfermedades crónicas, como la diabetes mellitus, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, y en general, cualquier enfermedad crónica puede ser causa de TDS.

En segundo lugar, el TDS puede ser consecuencia de la presencia de un síndrome metabólico. Hábitos alimenticios dañinos asociados al sedentarismo conducen al aumento del tejido adiposo visceral, resistencia a la insulina, obesidad e hipertensión arterial. Todo ello conduce a un secuestro de la testosterona en el tejido adiposo.

En tercer lugar, el TDS puede ser de origen farmacológico, como consecuencia de una deprivación androgénica presente o pasada. Por último, los pacientes con patología testicular grave pueden ver alterada su producción de testosterona. Tumores testiculares, traumatismos, torsiones de testículo y la criptorquidia pueden ser causa de TDS.

Factores de riesgo

Obesidad

45-79% de los hombres obesos padecen de hipogonadismo.

Diabetes

El 50-81% de los hombres con diabetes tipo 2 tienen hipogonadismo.

Enfermedad cardíaca

En hombres con enfermedades cardíacas, el hipogonadismo casi duplica el riesgo de muerte.

Estrés

Casi la mitad de los hombres que informan tener una vida con alto nivel de estrés, tienen niveles bajos de testosterona.

Síndrome metabólico

Hasta el 35% de los hombres con síndrome metabólico tienen hipogonadismo

Disfunción eréctil

Entre los hombres con disfunción eréctil, más de 30% tienen niveles bajos de testosterona. La testosterona baja puede causar disfunción eréctil y/o falta de respuesta al tratamiento con inhibidores de la fosfodiesterasa 5.

Medicamentos

Ciertos medicamentos, especialmente los opiáceos, algunos antidepresivos, estatinas, y glucocorticoides, reducen los niveles de testosterona.

Cáncer

El cáncer de los testículos o los tumores pituitarios así como la quimio o radioterapia pueden pueden conducir a una TDS.

Lesión en los testículos

Una lesión testicular puede causar una reducción en la producción de testosterona.

VIH/SIDA

El VIH puede causar niveles bajos de testosterona al afectar el hipotálamo, la hipófisis y los testículos.

Trastorno hipotalámico

El desarrollo anormal del hipotálamo es un factor de riesgo para TDS.

Orquitis por paperas

Una infección por paperas con extensión a los testículos puede resultar en un daño a largo plazo con afección en la producción de testosterona.

Testículos no descendidos

Una falla en el descenso oportuno de uno o ambos testículos puede hacer que no se desarrollen adecuadamente y por ende, dificulta la producción hormonal.

Tratamiento

Cómo se trata la disfunción eréctil por déficit de testosterona

Terapia de sustitución hormonal (TSH)

En algunos casos de DE, los especialistas pueden recomendar la terapia de sustitución hormonal con testosterona. Por ejemplo, si el médico cree que la disfunción eréctil es un síntoma de TDS secundario a cosas como la fatiga, los cambios de humor y la disminución de la libido, puede recomendar un tratamiento de sustitución hormonal. Ya que la testosterona puede ayudar a mejorar el estado de ánimo, la energía y la libido, factores que pueden afectar directamente el deseo sexual.

En muchos casos, los hombres vienen a los centros Andromedi tanto de Madrid como Sevilla y Tenerife por la disfunción eréctil, pero realmente están luchando contra una libido baja y otros síntomas. En estos casos, los medicamentos para la disfunción eréctil no suelen funcionar, ya que su mecanismo se basa en aumentar el flujo sanguíneo del pene, pero no afectan ni la libido ni el deseo sexual, por lo que es adecuado indicar la TSH en su lugar.

Fármacos contra la disfunción eréctil

En otros casos, el clínico puede indicar medicamentos específicamente para la disfunción eréctil, en lugar de TSH. Si el paciente no tiene síntomas de TDS o sus análisis muestran que sus niveles de testosterona están dentro de los rangos normales, entonces es adecuado recomendar un tratamiento basado solamente en fármacos para la DE como los inhibidores de la fosfodiesterasa 5.

La mayoría de los medicamentos para la disfunción eréctil ayudan a aumentar el flujo sanguíneo al pene. Por esto, solo son útiles si el paciente tiene el deseo sexual normal, pero no puede conseguir o mantener la erección por otra razón. Muchos hombres luchan contra la disfunción eréctil debido a otras afecciones como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares o la hipertensión arterial.

Muchos trastornos dificultan la relajación de los vasos sanguíneos y no permiten que fluya suficiente sangre hacia el pene para lograr una erección. Por ello, estos fármacos pueden ayudar a solucionar este problema.

La mejor opción, la terapia combinada de ambas ¿Por qué la una sin la otra no dará buenos resultados?

En algunos casos, los médicos pueden recomendar tanto la testosterona como los fármacos para la disfunción eréctil con el fin de aliviar los síntomas. Por ejemplo, si el paciente tiene síntomas de baja testosterona y disfunción eréctil, la terapia de reemplazo de testosterona puede ayudar a mejorar la libido, la fatiga y otros síntomas de TDS, mientras que los medicamentos para la disfunción eréctil pueden ayudar al flujo sanguíneo necesario para lograr y mantener una erección.

Además, la testosterona y los inhibidores de la fosfodiesterasa 5, cuando se toman juntas no producen ninguna interacción ni complicaciones graves.

En resumen, la toma de testosterona puede ayudar a tratar a los hombres con TDS para mejorar el deseo sexual, pero no puede tratar la disfunción eréctil. Mientras que tomar medicamentos para la DE puede ayudar a tratar la disfunción eréctil pero no mejora el deseo sexual.

Escoja día y hora para su cita con su urólogo o andrólogo en alguna de nuestras clínicas

Resultados

Resultados y mejoras sobre la erección del tratamiento

En los casos de TDS en los que el tratamiento sustitutivo no mejora la disfunción eréctil se ha probado el tratamiento combinado con fármacos contra la DE como los inhibidores de la fosfodiesterasa 5, consiguiendo mejorar la función eréctil en aquellos casos en los que el tratamiento con testosterona no la había mejorado.

Aunque es necesario un mayor número de ensayos clínicos controlados y con más pacientes, el tratamiento combinado parece ser un recurso adecuado para rescatar pacientes con disfunción eréctil y TDS que no responden a un solo medicamento, ya sea testosterona sola o inhibidores de fosfodiesterasa 5 solos.

  1. La función eréctil
  2. La libido
  3. La salud ósea
  4. Los estados de anemia
  5. La masa muscular
  6. Los síntomas de depresión

Cada persona es única y cada cuerpo responde de forma diferente al tratamiento. Sin embargo, la terapia de sustitución hormonal con testosterona, puede ayudar a mejorar los siguientes aspectos de la salud:

Sin embargo, no hay pruebas sólidas en estudios o ensayos de larga duración de que la TSH ayude por si sola a mejorar la memoria, la diabetes, la vitalidad, el cansancio o el perfil lipídico.

El paciente deberá someterse a controles rutinarios para comprobar que su nivel de testosterona se mantiene normal. Los pacientes que mantienen un tratamiento estable con TSH, deben realizar controles semestrales y anuales de testosterona total y algunas otras pruebas de laboratorio.

Preguntas frecuentes en los centros Andromedi de Madrid, Sevilla y Tenerife

¿Dónde se pueden comprar los medicamentos para arreglar los niveles de testosterona?

Los tratamientos de sustitución hormonal no son fármacos de venta libre, por lo que solo pueden ser comprados con receta médica. Las farmacias requieren que el paciente tenga una condición médica que haya sido diagnosticada por un médico con el que exista una relación legítima entre médico y paciente.

Los médicos pueden recetar testosterona una vez que se haya diagnosticado un TDS por medio del análisis del historial médico, el examen físico y pruebas de sangre. Además, debe quedar documentado que el médico y el paciente han discutido los riesgos y beneficios del uso de la testosterona basándose en los valores de laboratorio del paciente, su historial médico y sus características clínicas.

¿Dónde se pueden comprar los medicamentos para arreglar los niveles de testosterona?

Los tratamientos de sustitución hormonal no son fármacos de venta libre, por lo que solo pueden ser comprados con receta médica. Las farmacias requieren que el paciente tenga una condición médica que haya sido diagnosticada por un médico con el que exista una relación legítima entre médico y paciente.

Los médicos pueden recetar testosterona una vez que se haya diagnosticado un TDS por medio del análisis del historial médico, el examen físico y pruebas de sangre. Además, debe quedar documentado que el médico y el paciente han discutido los riesgos y beneficios del uso de la testosterona basándose en los valores de laboratorio del paciente, su historial médico y sus características clínicas.

¿Si tengo la testosterona baja es que padezco de hipogonadismo?

Si, básicamente, “hipogonadismo” es otra forma de llamarle a la deficiencia de testosterona. Se define como hipogonadismo a la dificultad del testículo para producir suficiente testosterona, bien sea por causas propias del testículo (hipogonadismo primario) o por defectos a nivel del hipotálamo e hipófisis (hipogonadismo secundario).

¿Son peligrosos los ciclos de testosterona para el gimnasio?,¿Los anabolizantes de gimnasio pueden provocar desequilibrios de la función eréctil?

Aunque las dosis elevadas de testosterona parecen proteger la función eréctil durante su uso, síntomas como la disminución de la libido y la disfunción eréctil se producen con más frecuencia tras la interrupción de su uso, especialmente entre los que la utilizan con más frecuencia y durante más tiempo.

Reducen la capacidad del hombre para producir su propia testosterona. Esto puede ser a corto o largo plazo y depende de la frecuencia y la cantidad de esteroides anabólicos que se hayan utilizado. Esta es la razón principal por la que la disfunción eréctil se produce en los hombres que usan esteroides anabólicos.

Además de la disfunción eréctil y la disminución de la capacidad del propio organismo para fabricar testosterona, el consumo de anabolizantes provoca el encogimiento de los testículos, infertilidad y reducción del recuento de espermatozoides en algunos hombres.

Los anabolizantes son adictivos y causan dependencia, también pueden causar efectos psicológicos graves a la persona que los toma. Entre ellos se encuentran los comportamientos agresivos y maníacos, cambios de humor y alucinaciones.

Además, dejar de tomarlos de forma brusca, puede provocar síntomas de abstinencia bastante graves, que pueden incluir:

  • Depresión
  • Ansiedad
  • Insomnio
  • Fatiga
  • Dolores de cabeza
  • Dolores de cabeza
  • Disminución del deseo sexual.

¿Se puede producir testosterona de forma natural?

La manera más fácil de favorecer la producción natural de testosterona es adoptando hábitos de vida que pueden mejorar la salud y el bienestar general. A continuación se explican algunos de ellos:

  • Dormir lo suficiente: Un estudio de la Universidad de Chicago reveló que los niveles de testosterona pueden disminuir en los hombres que no duermen lo suficiente.
  • Mantener una dieta balanceada: (más información en la siguiente pregunta).
  • Bajar de peso: Un ensayo publicado en la revista Clinical Endocrinology ha demostrado que adultos obesos de entre 14 y 20 años tienen hasta un 50% menos de testosterona que los que no tienen sobrepeso.
  • Mantenerse activo: Un estudio publicado en la revista European Journal of Applied Physiology ofrece evidencias que sugieren que cuanto más activo sea un individuo, más testosterona tendrá.
  • Reducir el estrés: El estrés eleva el cortisol, una hormona que impacta negativamente en los niveles de testosterona.
  • Evitar el abuso de drogas y alcohol: Según el Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo de EEUU, el consumo de alcohol afecta a las glándulas y hormonas que intervienen en la salud reproductiva masculina.
¿La masturbación afecta a los niveles de testosterona?

Muchas personas creen que la masturbación afecta a los niveles de testosterona en el hombre, pero esto no es necesariamente cierto. De hecho, ninguna investigación ha ofrecido pruebas científicas de que la masturbación pueda tener efectos duraderos en los niveles de testosterona.

Sin embargo, la masturbación puede provocar efectos psicológicos que afectan a los niveles de Testosterona. Por ejemplo, algunas personas pueden experimentar sentimientos de culpa cuando se masturban, debido a presiones sociales o interpersonales. Esto es especialmente común cuando tienen la creencia inculcada de que la masturbación es inmoral o equivalente a ser infiel.

También puede haber incomodidad o disconfort en la masturbación, sobre todo si es más frecuente que la actividad sexual en pareja. Estos sentimientos, junto con posibles problemas de relación, pueden provocar ansiedad y depresión. Y esto, a su vez, puede afectar a los niveles de testosterona.

¿Hay que tomar el tratamiento de por vida para no volver a recaer en el problema de la impotencia sexual?

Como su nombre lo indica, el tratamiento de sustitución hormonal, se encarga de suplir el trabajo del testículo más no de repararlo. Por lo tanto, al momento de dejar de tomar el TSH, los niveles de testosterona volverán a bajar, y con ellos resurgirán los síntomas previos característicos del síndrome de deficiencia de testosterona, incluida la disminución de la libido.

En conclusión, la testosterona está en íntima relación con la esfera sexual a través de dos vías: por un lado, mediante su papel fundamental en la erección y, por otro, debido a su rol capital en la génesis del deseo y la libido.

Tanto el síndrome de deficiencia de testosterona como la disfunción eréctil son una excelente oportunidad para ahondar en la salud y el estilo de vida de los varones, y potenciar estilos de vida saludables. Con esto, no sólo es posible conseguir mayor salud sexual, sino mejor calidad de vida.

Autor

Dr. Natalio Cruz


El Dr. Natalio Cruz (Nº de colegiado: 414110833), con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla, Madrid y Canarias.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al hacer click en «comenzar» usted declara haber leído y aceptado nuestras políticas de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información, entérese cómo aquí.