Problemas de erección a los 50: que puedes hacer

Problemas de erección a los 50 años

Los estudios más recientemente publicados sugieren que en España un 20% de los hombres sufre de disfunción eréctil y que al menos la mitad de ellos tienen más de 50 años. Y es que la disfunción sexual más común en los hombres de esta edad son los problemas de erección por encima de los trastornos de la eyaculación, el deseo o el orgasmo.

Algo muy importante a tener en cuenta es que, a esta edad, tener problemas de erección no solo puede representar una causa de disfunción sexual, sino que también puede ser la manifestación clínica de alguna enfermedad subyacente.

De ahí la importancia de buscar ayuda y acudir a consulta. Dar con la causa de la disfunción eréctil en cada caso (varía de un hombre a otro) no solo ayudará a recuperar su vida sexual, sino que también es una forma de cuidar su salud en general.

Si por alguna razón tu vida sexual se ha detenido a los cincuenta, te recordamos que la medicina ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años, así que es momento de que aproveches todos los recursos que ofrece la ciencia y recuperes de nuevo tu rendimiento sexual.

Si por alguna razón tu vida sexual se ha detenido a los 50, te recordamos que la medicina ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años, así que es momento de que aproveches todos los recursos que ofrece la ciencia y recuperes de nuevo tu rendimiento sexual.

¿Por qué tengo problemas de erección a los 50?: Aterosclerosis y Diabetes, los grandes culpables

Para que las erecciones se logren, se tiene que mantener el equilibrio entre la interacción de varios sistemas: la circulación de la sangre, la liberación de hormonas, la relajación y contracción de músculos y por supuesto, el plano mental: los pensamientos.

Cuando alguno de estos sistemas falla, las erecciones también lo harán. Ahora bien, al llegar la temida “quinta década” el sistema que más probabilidad tiene de fallar es el vascular. De hecho, la aterosclerosis es la principal causa de disfunción eréctil, seguido de la diabetes.

Problemas vasculares: principal causa de impotencia en mayores de 50

Como vemos en el gráfico, al menos 40% de los casos de disfunción eréctil se deben a problemas vasculares, pero a diferencia de los jóvenes, en el que la principal condición vascular en causar problemas de erección es la fuga venosa, en mayores de cincuenta años es la aterosclerosis.

La aterosclerosis es la acumulación de placa en las arterias o el endurecimiento de las mismas. Esta enfermedad puede afectar a cualquiera de las arterias del cuerpo, dando lugar a otras complicaciones además de la disfunción eréctil:

Sin embargo, se ha demostrado que al menos el 70% de los hombres que han sufrido de enfermedades cardiacas, manifiestan la aterosclerosis de forma previa a través de la disfunción eréctil. Esto se debe a que también puede afectar las arterias del pene. De hecho, la Sociedad Española de Cardiología dice que:

La disfunción eréctil se considera un factor de riesgo cardiovascular, siendo un importante predictor de enfermedad coronaria, sobre todo en menores de 60 años.

A medida que los hombres envejecen, el revestimiento de las arterias se vuelve menos flexible. Aunado a esto, la acumulación de placas pueden estrechar aún más las arterias. Ambos fenómenos, en conjunto, terminan reduciendo el flujo sanguíneo y por lo tanto, pueden provocar una disfunción eréctil.

Dado que los vasos sanguíneos del pene son más pequeños que los del corazón, pueden verse afectados por la aterosclerosis mucho antes (hasta 10 años) de que se presenten signos o síntomas de enfermedad cardíaca. Esa es la razón por la que la disfunción eréctil puede ser un indicador precoz de que algo sucede en los vasos sanguíneos.

Play Video

Causas metabólicas: la diabetes, una enemiga silenciosa

Solemos catalogar a la diabetes como una causa metabólica, debido a la naturaleza de esta enfermedad. Sin embargo, el mecanismo por el cual termina instaurando la disfunción eréctil es a través de sus complicaciones neurológicas y vasculares.

De acuerdo a un documento redactado con la colaboración de la Federación Española de Diabetes, aproximadamente entre 34 y 45% de los hombres diagnosticados con diabetes mellitus, sufren de disfunción eréctil.

Los niveles elevados de azúcar en sangre pueden dañar los nervios involucrados en la estimulación sexual. De forma crónica, la diabetes también puede engrosar las paredes de los capilares sanguíneos, causando un efecto similar al de la aterosclerosis al reducir el flujo sanguíneo necesario para lograr y mantener una erección.

Aunque los medicamentos orales son una primera terapia habitual, sólo suelen funcionar en aproximadamente el 50% de los hombres con diabetes. Es por ello que los diabéticos son más propensos a pasar a otras opciones de tratamiento, como las inyecciones intracavernosas y las prótesis de pene.

Causas tóxicas o medicamentos: Cuando el remedio provoca otra enfermedad

Otro de los motivos por el que el riesgo de disfunción eréctil aumenta con la edad es porque los hombres tienen más probabilidades de tomar algún tipo de medicación. De hecho, según una investigación en la que participó el Instituto Catalán de Salud, se calcula que el 25% de los problemas de erección son un efecto secundario de los medicamentos.

Los tipos de medicamentos más comunes que se relacionan con la disfunción eréctil son los siguientes:

Otros fármacos como el finasteride o dutasteride, usados para tratar la calvicie, también se ha demostrado que pueden causar disfunción eréctil hasta en un 1.3% de quienes lo usan. A esta lista también podríamos agregar algunos medicamentos contra el cáncer y otros fármacos menos comunes tales como:

Ahora bien, al hablar de medicamentos, los más comunes en causar disfunción eréctil son los usados en el tratamiento de la presión arterial. Aunque todos los tipos pueden causar disfunción eréctil, el problema parece ser mayor con los diuréticos y los betabloqueantes.

De hecho, según un artículo publicado por la prestigiosa Universidad de Harvard, en el que se incluyeron casi dos millones de individuos, se demostró lo siguiente:

Los hombres con disfunción eréctil tienen un 38% más de probabilidades de tener la tensión arterial alta que los que no tienen disfunción eréctil…

A los 50
Epidemiología de la disfunción eréctil de acuerdo a la edad

Otras causas: testosterona, traumatismos y orígenes neurológicos

Psicológico: una causa poco frecuente a los 50

Si bien es cierto que el componente psicológico pueda tener más peso en los hombres más jóvenes, sin duda que también puede ocasionar problemas de erección a los 50 o 55 años. Y es que la libido y la excitación sexual dependen tanto del cuerpo como de la mente.

En esta década de la vida, factores como el estrés laboral, los problemas de pareja y la fatiga pueden afectar al rendimiento sexual. Desde luego, es normal tener días malos de vez en cuando, pero si el estrés y la ansiedad se interponen con frecuencia y terminan dificultando las relaciones sexuales, tal vez sea momento de ver a un especialista.

¿Qué hacer? La disfunción eréctil tiene cura

Lo primero que debes saber es que sin importar cual sea la causa de tu problema de erección, hay una solución para ti. Aunque algunos tratamientos son más conservadores y otros más invasivos, hay muchas opciones para que vuelvas a tener una vida sexual plena.

El primer paso es acudir con un urólogo y contarle tu problema. Con una entrevista y algunas preguntas básicas acerca de tus erecciones, será suficiente para que el especialista llegue al diagnóstico de disfunción eréctil.

Lo siguiente será buscar la causa. Para ello será necesario seguir algunos pasos:

Modificaciones del estilo de vida: el primer paso

La evidencia científica disponible demuestra que las modificaciones del estilo de vida pueden mejorar los problemas de erección. Se recomienda realizar ejercicio físico regularmente, los hombres obesos o con sobrepeso deben perder peso y mejorar el control de la diabetes, la hipertensión y la hiperlipidemia.

Igualmente, aunque la pérdida de peso puede mejorar los niveles bajos de testosterona, sus beneficios sobre la disfunción eréctil no están muy claros. Por último, se recomienda dejar el tabaco, ya que el riesgo de disfunción eréctil aumenta en un 51% en fumadores habituales.

Medicamentos orales: tratamiento de primera elección

Los inhibidores orales de la fosfodiesterasa 5 (iPDE-5) son tratamientos de primera línea para la disfunción eréctil. Los iPDE-5 ayudan a mantener la erección potenciando los efectos vasodilatadores del óxido nítrico. Actualmente se encuentran disponibles al menos cuatro tipos de iPDE-5, aprobados por la Agencia Europea de Medicamentos, todos ellos con perfiles de eficacia y seguridad similares:

Todos son eficaces aproximadamente una hora después de su administración por lo que suelen usarse en función de las necesidades. Los efectos pueden retrasarse o disminuir si se ha ingerido recientemente una comida grasa, especialmente en el caso del sildenafilo y el vardenafilo.

Fármacos de administración local

Administración tópica: Alprostadilo o Virirec ®

Se aplica extendiendo una crema sobre el glande y en el interior del meato uretral unos 15 minutos antes de la relación sexual. Su aplicación es fácil y bastante segura. Para que se produzca la erección no es necesario que haya estimulación sexual, ya que actúa directamente.

Fármacos intrauretrales: Alprostadilo tipo Muse ®

El principio usado es también alprostadilo, en este caso es un supositorio muy pequeño que se deposita dentro de la uretra (conducto por el que sale la orina) 15 minutos antes de la relación sexual.

Fármacos inyectables: Caverject ®

Se trata de inyecciones intracavernosas que se administran unos pocos minutos antes de la relación sexual en la parte lateral del pene. Su efecto es bastante rápido y no requiere una estimulación sexual, ya que el propio fármaco produce la erección.

Play Video

Ondas de choque: una opción ideada para la disfunción de origen vascular

La terapia de ondas de choque de baja intensidad se basa en un pequeño dispositivo que utiliza ondas sonoras dirigidas a estimular el tejido del pene y fomentar el flujo sanguíneo. También se ha demostrado que las ondas de choque hacen crecer nuevos vasos sanguíneos para mejorar aún más el flujo sanguíneo.

En realidad, se trata de una terapia prácticamente exclusiva para tratar la disfunción eréctil de origen vascular (SIN incluir la fuga venosa). Tomando en cuenta que esta es la principal causa en mayores de 50 o 55 años, se debe considerar como una excelente opción para este grupo etario.

Al ser un procedimiento recomendado por la Sociedad Internacional de Medicina Sexual (ISSM) y avalado por varios ensayos clínicos, las ondas de choque son parte de los tratamientos ofrecidos por Andromedi.

Play Video

Prótesis de pene

Las prótesis de pene implantadas quirúrgicamente son una opción de tratamiento de tercera línea, es decir, se indican cuando otros tratamientos han sido ineficaces o no han dado ningún resultado.

Las prótesis hidráulicas o inflables han demostrado tener los mayores índices de satisfacción, tanto del paciente como de su pareja. Y es que son las que más asemejan la erección a una natural.

Su mecanismo consiste en inflar los cilindros a través de una bombita alojada en el escroto. En menos de un minuto el fluido guardado en el reservorio será bombeado hacia los cilindros para formar la erección.

Luego de esto la erección permanecerá rígida hasta que el paciente lo desee, incluso luego de la eyaculación y el orgasmo. Para desactivarla basta con activar una válvula situada también en el escroto.

Play Video

Manejo de la disfunción eréctil desde el plano mental

Cuando la disfunción eréctil coexiste con la depresión o la ansiedad, el tratamiento del trastorno del estado de ánimo puede ser el primer paso más apropiado. Y en caso de que se usen antidepresivos, el fármaco elegido debe ser uno que tenga menos probabilidades de empeorar la función eréctil, como por ejemplo:

Por otro lado, se ha demostrado que los inhibidores de la fosfodiesterasa 5 son eficaces en pacientes con depresión. Además, también pueden utilizarse en combinación con tratamientos para los trastornos del estado de ánimo.

Un aspecto a priori intangible pero de una importancia capital, es la comunicación y normalización con la/s pareja/s sexuales que tenga el paciente mientras dura el tratamiento y se va recuperando progresivamente la confianza en las erecciones. Involucrar y hacer partícipe a la persona con la que se comparte el máximo grado de intimidad ayuda a no vivir en silencio “dentro de tu cabeza” el proceso, normalizando desde el punto de vista médico lo que no deja de ser un problema de salud. ¿Acaso ocultarías un esguince de tobillo o un problema ocular a tu pareja o amigos cercanos? Seguramente no, todo lo contrario, te apoyarías y buscarías ayuda y comprensión. En este aspecto debe ser igual: la disfunción eréctil no te hace “menos hombre” al igual que un esguince de tobillo no te hace menos hombre tampoco.

En Andromedi hemos ayudado a miles de hombres a reconducir su ansiedad y pérdida de autoestima debido a problemas de erección, es por ello que recomendamos hacerlo cuanto antes y no esperar a que los síntomas se agraven demasiado. Pide cita con nosotros (ya sea presencial o con telemedicina desde casa), o con algún otro equipo de profesionales de tu elección, pero no hagas la guerra por tu cuenta, no es eficiente y suele dilatar más, la llegada de las verdaderas soluciones.

¿Está buscando precios o información?

Utilice nuestro asistente virtual y consulte todo lo relacionado con los tratamientos que le interesan. Presupuestos, tiempos de recuperación, hospitalización, posibilidades de financiación mes a mes, etc. En apenas unos minutos y sin compromiso alguno. 

NOTA: Desactive el bloqueador de anuncios para andromedi.com si no visualiza correctamente el asistente. 

Al hacer click en “comenzar” usted declara haber leído y aceptado la política de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información aquí.

BLOG ANDROMEDI

Otros artículos que te pueden interesar

Autor

Dr. Natalio Cruz


El Dr. Natalio Cruz (Nº de colegiado: 414110833), con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla, Madrid y Canarias.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al hacer click en “comenzar” usted declara haber leído y aceptado nuestras políticas de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información, entérese cómo aquí.