Prótesis de pene para la enfermedad de Peyronie: todo lo que debes tener en cuenta

Prótesis de pene y Peyronie

Los hombres que desarrollan Peyronie a menudo tienen una triple angustia: su pene está doblado o torcido, comienza a perder tamaño o se acorta y además, por si no fuera suficiente, su erección comienza a debilitarse.

Tanto en el plano fisiológico (problemas en los tejidos encargados de producir y mantener la erección), como en el plano psicológico, sensorial y emocional (estrés, molestias, dolor, vergüenza, pérdida de autoestima, etc.), la erección ya no es la misma.

En casos severos o que han tardado demasiado tiempo en acudir al andrólogo, todas las acciones que se intentan resultan insuficientes, por lo que la prótesis de pene para esta condición es la única ruta de salida. En este artículo profundizamos en todas las variables que hay que tener en cuenta para optar por esta vía, con la tranquilidad y seguridad que es la solución a todos los problemas, de un plumazo en un solo acto quirúrgico.

La relación entre la enfermedad de Peyronie y disfunción eréctil

Lamentablemente, en la enfermedad de La Peyronie encontramos una elevada prevalencia de problemas de erección. La mayoría de los pacientes sufren en mayor o menor grado una erección debilitada (quizás no todos hasta el punto de ser denominado disfunción eréctil). Cuando intentamos objetivarlo en métodos diagnósticos en Andromedi, hemos encontrado que hasta el 85% de los pacientes presentan una alteración en la tumescencia peneana.

La disfunción eréctil en la EP puede deberse a uno o más de estos factores:

1. En primer lugar, la deformidad por sí sola, cuando es muy marcada, puede impedir el coito, generando frustración, miedo, ansiedad, vergüenza, preocupación y por tanto una bajada de libido. Siempre hay un elemento psicológico asociado con la enfermedad de La Peyronie y esto da lugar a la ansiedad de rendimiento.

2. En ocasiones, el dolor intenso, tan problemático, hace que el hombre evite tener una erección y el coito.

3. La tercera causa, la más común, es puramente fisiológica: la fibrosis cavernosa que produce la enfermedad supone una ausencia localizada de erección. Una fibrosis extensa y circunferencial con flacidez distal, por ejemplo, “estrangula” el flujo sanguíneo necesario para producir y sobre todo mantener el pene erecto.

4. La última causa, relacionada con el punto anterior, es una disfunción arterial o venooclusiva secundaria a la disfunción muscular. Es decir una alteración de las venas que drenan esa zona.

Prótesis de pene para tratamiento de la enfermedad de La Peyronie

Son numerosos papers (como este publicado en la revista de la Sociedad Internacional de Medicina Sexual) los que calculan al alza esta relación entre EP y DE. Se estima que al menos el 50% de los pacientes que padecen de enfermedad de La Peyronie, también sufren de disfunción eréctil. Y que las terapias dirigidas a tratar solo la Peyronie rara vez mejoran la función eréctil, por el contrario, algunas pueden exacerbar o causar problemas de erección. Por esta razón, recomiendan considerar la colocación de prótesis de pene, como el único tratamiento que ofrece la oportunidad de maximizar la función sexual.

Es consenso en la comunidad uro-andrológica (leer aquí entradas en la Asociación Urológica de Centroamérica o la prestigiosa Mayo Clinic) que el implante de una prótesis de pene es la mejor opción terapéutica cuando la enfermedad de La Peyronie se asocia a pérdida de la rigidez de la erección o dificultad en su mantenimiento a pesar del uso de fármacos orales o intracavernosos. De igual forma, cuando hay disfunción eréctil y el grado de desviación y acortamiento peneano hacen difícil su corrección quirúrgica primaria.

andromedi_protesis_de_pene_tipo_hidrahulica_01.png

“Prótesis de pene tipo hidráulica”

En líneas generales, los siguientes pacientes son candidatos a tratamiento quirúrgico mediante implante de prótesis de pene:

Prótesis de pene combinada con técnicas de injerto: la tendencia más vanguardista

Tanto en nuestra experiencia clínica como en varios estudios internacionales (como este amplio estudio de revisión alemán publicado en 2022 en el que se incluyeron un total de 935 pacientes) constatamos excelentes resultados postoperatorios a corto y largo plazo en la implantación de prótesis de pene combinada con técnicas de injerto en pacientes con enfermedad de Peyronie y disfunción eréctil. Las pruebas científicas mostraron altas tasas de satisfacción que oscilaban entre el 80 y el 100%, y un aumento medio de 2,7 ± 1,4 cm en la longitud del pene.

Entre los distintos materiales de injerto y los diferentes tipos de prótesis, no se demostraron diferencias significativas en cuanto a los resultados funcionales o las complicaciones perioperatorias. No obstante, el tiempo operatorio fue menor en las cirugías que aplicaron el parche de colágeno TachoSil.

andromedi tratamiento quirurgico peyronie 02
andromedi tratamiento quirurgico peyronie 03

“Escisión de la albugínea e injerto de tejido”

En conclusión, la colocación de prótesis de pene combinada con injertos es un procedimiento quirúrgico seguro y altamente eficaz en pacientes con enfermedad de La Peyronie y disfunción eréctil concomitante. Todos los materiales de injerto proporcionan resultados beneficiosos similares, pero TachoSil reduce el tiempo operatorio además de no requerir sutura. Sin embargo, no se pueden hacer conclusiones definitivas sobre la superioridad de una técnica de injerto sobre otra, ya que no existen ensayos clínicos aleatorios.

Prótesis de pene

Ahora bien, hablemos un poco más de las prótesis de pene. Fue en la década de los 70s cuando la introducción de la prótesis de pene inflable revolucionó el tratamiento de la disfunción eréctil.

No obstante, en estos últimos 50 años, se han producido avances tecnológicos importantes no solo en el diseño de las prótesis sino también en el manejo perioperatorio y las técnicas quirúrgicas. Es por esto que la cirugía de implante de pene se ha aceptado como un tratamiento eficaz y seguro para la disfunción eréctil. Cómo hemos comentado anteriormente, el implante de prótesis de pene se considera por toda la comunidad médica internacional como el tratamiento quirúrgico de referencia o gold standard en pacientes con disfunción eréctil severa y que no responde a otros tipos de tratamiento.

Indicaciones: ¿Cuándo puede colocarse una prótesis?

Además de usarse en casos severos de enfermedad de La Peyronie, las directrices urológicas sugieren que la prótesis de pene debe colocarse en caso de disfunción eréctil que no responda a un tratamiento más conservador, como los inhibidores de la fosfodiesterasa y las inyecciones intracavernosas. Por lo tanto, podemos decir que la colocación de prótesis de pene es un tratamiento de tercera línea en el tratamiento de disfunción eréctil.

Conforme avanzan los años, a esta indicación primaria de disfunción eréctil severa por motivos de edad, diabetes o problemas vasculares, se han ido uniendo otras indicaciones para su colocación, entre ellas están:

Play Video

Clasificación de las diferentes prótesis de pene

Según el Foro Internacional de Consenso sobre Prótesis de Pene (al que ha dado cobertura este mismo año la prestigiosa Revista Nature) las prótesis de pene inflable pueden clasificarse de acuerdo a su cantidad de piezas:

Varios factores clave, como la preferencia del paciente, la experiencia del cirujano, las indicaciones de la cirugía, la destreza manual, el coste, el tamaño del pene y las cirugías previas, influyen en la toma de decisiones sobre el tipo de prótesis que debe elegirse.

Como alternativa a las prótesis de pene inflables, se encuentran las prótesis de pene no inflables o maleables, se trata de dispositivos más sencillos, menos costosos, y mucho más fáciles de implantar, por lo que se asocian a menos complicaciones mecánicas que las prótesis inflables.

Sin embargo, la prótesis de pene inflable de tres piezas es considerada fisiológicamente superior a todas las demás, ya que logran una rigidez y flacidez del pene muy similar a la de una erección natural. Según las recomendaciones clínicas de la Sociedad Europea de Medicina Sexual, aunque las prótesis inflables de dos piezas son más fácil de implantar por no contar con un depósito separado, estas tienen un inflado limitado (debido al pequeño volumen del depósito compartimentado), lo que se asocia con una tasa de satisfacción más baja que las prótesis de tres piezas.

La mayoría de los pacientes sufren en mayor o menor grado una erección debilitada (quizás no todos hasta el punto de ser denominado disfunción eréctil). Cuando intentamos objetivarlo en métodos diagnósticos en Andromedi, hemos encontrado que hasta el 85% de los pacientes presentan una alteración en la tumescencia peneana.

Seguridad y eficacia

Un paper publicado hace apenas algunos meses por una Universidad de Chicago, analiza la seguridad y eficacia de las principales marcas de prótesis de pene inflable, los autores reportan que el desarrollo de implantes de pene recubiertos de antibióticos ha reducido significativamente las tasas de infección, ubicándose entre un 0.5 y 1.1%.

Sin embargo, a pesar de los avances en el diseño, una de las complicaciones con mayor incidencia son los fallos mecánicos, pues, algunos estudios la catalogan como una complicación que puede suceder hasta en un 15% de los casos, requiriendo una revisión quirúrgica posterior.

Tanto las prótesis inflables de dos piezas como las de tres piezas presentan índices de satisfacción muy elevados. En cuanto a las marcas, en el mercado podemos conseguir varias de ellas, cada una de ellas tiene sus ventajas y desventajas, pero todas pueden producir excelentes resultados cuando el paciente es correctamente seleccionado.

Se espera que en el futuro, se desarrollen aún más mejoras en el diseño, y se incluyan modelos de prótesis inflables electrónicas, permitiendo controlar el inflado y desinflado desde una aplicación para dispositivos y teléfonos inteligentes.

¿Está buscando precios o información?

Utilice nuestro asistente virtual y consulte todo lo relacionado con los tratamientos que le interesan. Presupuestos, tiempos de recuperación, hospitalización, posibilidades de financiación mes a mes, etc. En apenas unos minutos y sin compromiso alguno. 

NOTA: Desactive el bloqueador de anuncios para andromedi.com si no visualiza correctamente el asistente. 

Al hacer click en “comenzar” usted declara haber leído y aceptado la política de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información aquí.

Principales marcas de implantes de pene

Existen al menos tres marcas principales de prótesis inflables en el mercado:

Todas estas marcas han sido sometidas a estrictas revisiones y ensayos clínicos bajo la supervisión de los organismos y las autoridades nacionales pertinentes para garantizar su seguridad y viabilidad mecánica. Boston Scientific ha fabricado tres variantes desde 1983: la AMS 700 LGX, también conocida como Ultrex, la AMS 700 CX y la AMS 700 CXR.

La serie Titan de Coloplast, antes conocida como prótesis Mentor, fue introducida en el mercado en el año 2002 y entre sus modelos destacados se encuentran los cilindros Titan (estándar), el Narrow Base (NB), el extra grande (XL) y por supuesto, el OneTouch (OTR).

La incorporación más reciente al mercado de las prótesis inflables, fue en 2019, y se trata de la serie Infla 10 de Presurgery, que consta de tres productos diferentes, el Infla 10 X, el Infla 10 AX y el Infla 10 NarrowBody.

En cuanto a las prótesis maleables, en Andromedi contamos con Tube de Promedon. El diseño de Tube y los materiales utilizados en su fabricación, le otorgan altos niveles de rigidez bajo carga axial, ya que está conformado por un núcleo de plata trenzado recubierto de politetrafluoroetileno (PTFE) para garantizar mayor seguridad al paciente.

Además, su exterior está recubierto por un elastómero de silicona biocompatible y posee extensores radiopacos de silicona para personalizar la longitud de la prótesis.

Tipos de prótesis a elegir para el tratamiento de la enfermedad de La Peyronie

Las casas comerciales han diseñado modelos especiales de prótesis para fibrosis cavernosas o penes pequeños. AMS dispone de su modelo 700 CRX® y Coloplast® del modelo Narrow Base®, que presentan unos diámetros inferiores al resto. En los casos de intensa fibrosis es mejor elegir los cilindros de menor longitud y ajustar con más extensores crurales, ya que su menor diámetro facilita su inserción.

En la enfermedad de La Peyronie las prótesis hidráulicas de tres componentes dan mejor resultado al modelar mejor el pene que las de dos piezas y las maleables. Existen prótesis de AMS que, además de aumentar de diámetro, aumentan hasta en el 20% su longitud. Estas prótesis no deben ser empleadas en la enfermedad de La Peyronie debido al riesgo de enfermedad aneurismática y de deformidad en S que conllevan al insertarlas en un cuerpo cavernoso con elasticidad disminuida.

Enfermedad de La Peyronie

La enfermedad de La Peyronie, también conocida como fibromatosis peneana, es un trastorno del tejido conjuntivo que se manifiesta con la aparición de nódulos fibrosos en la túnica albugínea del pene, trayendo como consecuencia una disminución de su elasticidad así como la incurvación y acortamiento del pene durante la erección.

Clínica ¿Cuáles son sus síntomas?

La forma de presentación habitual de esta enfermedad es la de un varón de entre 40 y 60 años con induración o nódulo en el pene, dolor y una curva más o menos pronunciada que aparece solamente en erección. Son muchos los artículos y publicaciones que refieren estadísticamente que las características múltiples de la enfermedad no se presenta siempre, ya que en muchos pacientes se presentan sólo uno o dos de estos síntomas. De forma secundaria, el paciente puede sufrir una disfunción eréctil, diferentes deformidades en el pene erecto y/o acortamiento del tamaño del pene.

Play Video

Etiología

En la etiología de esta enfermedad parece combinarse un estrés mecánico durante la erección en forma de microtraumatismos, con una predisposición genética. Ésta condiciona en el tejido eréctil y en la albugínea del cuerpo cavernoso una infiltración inflamatoria en respuesta a esos traumas. Da lugar a la producción anormal de un colágeno de reparación anómalo (menos elástico) y una tendencia generalizada a la fibrosis.

Las zonas fibróticas, menos extensibles, condicionarán retracciones de los componentes de los cuerpos cavernosos del pene en erección, tanto longitudinales como transversales, lo que da lugar a incurvaciones y deformidades con estrechamientos en forma de reloj de arena. Todas estas deformidades geométricas del pene y la alteración del mecanismo venooclusivo impedirán alcanzar una correcta rigidez en la erección cuando la enfermedad está instaurada.

Tratamientos con y sin cirugía

El momento indicado para un tratamiento conservador es, precisamente, el estadio inicial, cuando la enfermedad está en fase aguda, y, generalmente, hay dolor y progresión de la incurvación. En cuanto a la cirugía, esta se debe ofrecer cuando la enfermedad está estabilizada y causa disfunción sexual o psicológica.

Tratamientos conservadores o que no necesitan cirugía

Los candidatos a tratamiento no quirúrgico de la enfermedad de La Peyronie son aquéllos con una evolución temprana de la enfermedad, generalmente inferior a 12 meses, manifestada por una deformidad progresiva o inestable y erecciones dolorosas.

Desgraciadamente, el tratamiento conservador tiene limitada evidencia de beneficio o eficacia, a pesar de las múltiples publicaciones que muestran efectos favorables sobre la estabilización de la deformidad, reducción del tamaño de la placa y control del dolor.

No obstante, un estudio realizado en Barcelona y publicado en las Actas Urológicas Españolas reporta que la colagenasa de Clostridium histolyticum es el único medicamento aprobado como tratamiento conservador que ha demostrado eficacia y seguridad en ensayos clínicos, registrando una mejora de la curva en más del 80% de los pacientes.

Tratamientos quirúrgicos

Por otro lado, son muchos los papers publicados los que coinciden con nuestro criterio médico (como este de la revista americana Sexual Medicine) en el que se pone por encima de las opciones no quirúrgicas a la cirugía, que sigue siendo el gold standard en la corrección de la curva resultante de la enfermedad de Peyronie, pero sólo se debe llevar a cabo cuando el proceso es lo suficientemente estable como para asegurar la eficacia a largo plazo. El objetivo de este tratamiento quirúrgico es corregir los defectos creados por la fibrosis, la curvatura y sus consecuencias.

Es importante una valoración meticulosa del paciente, no sólo para establecer correctamente el diagnóstico, sino para plantear una estrategia adecuada del tratamiento. Es fundamental conocer el estado de la función eréctil preoperatorio, ya que indicará la técnica correctora que aplicar. Si la función eréctil está muy alterada, con nula respuesta a fármacos, la única alternativa será la colocación de una prótesis de pene.

En los casos en los que se conserva función eréctil o se mantiene con fármacos las técnicas de plicatura o plastia sobre albugínea, o la colocación de injertos en casos más graves de curvatura o deformidad proporcionará un tratamiento idóneo en estos pacientes.

Tecnología

En Andromedi contamos con los especialistas más preparados a nivel nacional para atender no solo casos severos de enfermedad de La Peyronie sino que también somos expertos en el tratamiento y curación definitiva de la disfunción eréctil refractaria a tratamiento conservador.

Tenemos a nuestra disposición la última tecnología en instrumentación específica, quirófanos y materiales, contando con las mejores marcas del mercado en prótesis de pene y parches de colágeno para la corrección de curvaturas de pene.

Sabemos lo duro que puede ser esta enfermedad. Si tienes alguna duda, no dudes en comunicarte con nosotros, hoy mismo podrás agendar una cita con nuestros especialistas en cualquiera de nuestros centros en Madrid, Sevilla o Tenerife. Pero en caso de que te encuentres lejos de estas ciudades o fuera de España, podrás hacer uso de nuestro servicio de telemedicina para que puedas ser atendido desde la comodidad de tu hogar y en el momento que más te convenga.

BLOG ANDROMEDI

Otros artículos que te pueden interesar

Autor

Dr. Natalio Cruz


El Dr. Natalio Cruz (Nº de colegiado: 414110833), con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla, Madrid y Canarias.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al hacer click en “comenzar” usted declara haber leído y aceptado nuestras políticas de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información, entérese cómo aquí.