¿Debo preocuparme si he dejado de tener erecciones nocturnas ?

Erecciones nocturnas e impotencia sexual

¿Debo preocuparme si he dejado de tener erecciones nocturnas?

Te despiertas de un sueño profundo y notas que cada parte de ti ha estado relajada y descansando excepto una cosa: tu pene. Las erecciones a media noche son bastante comunes. De hecho, deberían serlo, pues indican que hay una buena salud sexual.

La Organización Mundial de la Salud define la salud sexual como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de afecciones o enfermedades, en todo lo referente al aparato reproductor y a sus funciones y procesos”. En los hombres, la disfunción sexual engloba la disfunción eréctil, la insuficiencia de las gónadas, la deficiencia de testosterona y los trastornos eyaculatorios, principalmente la eyaculación precoz.

Cuando estamos frente a algún tipo de sintomatología de disfunción sexual, se deben encender las alarmas. Debido a la estrecha relación de la fisiología de la erección con los sistemas vasculares, endocrinos y nerviosos, la aparición de disfunción eréctil puede ser un signo subyacente de la aparición de algún trastorno neurovascular o metabólico, potencialmente grave.

Las erecciones nocturnas regulares pueden ser una señal de que tu cuerpo goza de buena salud. Un hombre sano puede tener de tres a cinco erecciones por noche, cada una de las cuales dura entre 30 y 60 minutos.

¿Qué ocurre si no tengo erecciones nocturnas?

Aunque a menudo es difícil determinar si estás teniendo la cantidad adecuada de erecciones nocturnas, lo más común es notarlas de vez en cuando, al despertar por la noche o incluso cuando despiertas en las madrugadas con ganas de orinar.

Si no te pasa nunca o si no lo notas con tanta frecuencia, es válido intuir que subyacen algunos problemas médicos, de tipo circulatorio o arterial como hipertensión y aterosclerosis; endocrino-metabólico como diabetes o deficiencia de testosterona; o una afectación del sistema nervioso.

Por otro lado, la disminución o ausencia de erecciones nocturnas podría ser un signo de un nivel de testosterona baja y cambios en la libido, ya que, los hombres con niveles por debajo de la media tienden a tener menos erecciones por la noche.

Incluso la depresión o la ansiedad pueden provocar un mal funcionamiento del sistema nervioso parasimpático, afectando tanto a tus erecciones diurnas como nocturnas. Por lo tanto, si notas un cambio en tus erecciones, lo mejor es que te hagas un chequeo.

En este sentido, podríamos afirmar que la ausencia de erección nocturna no necesariamente diagnóstica una disfunción eréctil, pero si puede servirnos como indicador o signo de alarma. Por otro lado, es un signo muy útil para que los especialistas hagan el descarte de algunos diagnósticos diferenciales.

¿Cómo se producen las erecciones nocturnas?

Estas erecciones se producen específicamente durante el sueño rápido (MOR). Los seres humanos pasan por 4-5 períodos MOR cada noche (de ahí que haya 4-5 erecciones), y pasamos entre una cuarta y una quinta parte de nuestro sueño, en el estado MOR.

Hay muchas cosas que todavía no entendemos sobre el sueño MOR, pero sabemos que es el periodo en el cual tendemos a soñar. Resulta que nuestros cerebros están más activos durante este tiempo (de hecho, alcanzan un nivel de actividad similar al que tenemos cuando estamos despiertos). Sin embargo, no es el contenido de los sueños en sí lo que provoca las erecciones nocturnas. Aunque los sueños sexuales y las erecciones nocturnas pueden coincidir, uno no es necesariamente la causa del otro.

En cambio, se cree que las erecciones nocturnas se deben a los efectos hormonales y de neurotransmisores que se producen durante el sueño MOR. Por ejemplo, hay cambios en los niveles de testosterona y prolactina durante el sueño, alcanzando su punto máximo durante el ciclo MOR. Ambas, hormonas con un rol importantísimo en las funciones sexuales y reproductivas.

Al mismo tiempo, también se produce una mayor liberación de acetilcolina y una menor liberación de norepinefrina en ciertas regiones del cerebro, y se sabe que ambos neurotransmisores desempeñan un papel en la regulación de las erecciones. En términos generales, durante este periodo hay un aumento de los estimuladores y una disminución de los inhibidores de la erección.

¿Qué interpretación médica se le da a las erecciones nocturnas?

En medicina, a este tipo de erecciones se le atribuye el término técnico de “tumescencia peneana nocturna” (TPN), y pueden servir como indicador de cómo está funcionando todo el organismo. También son útiles a la hora de diagnosticar la raíz de la disfunción eréctil de un hombre.

La función eréctil es un fenómeno en el que intervienen funciones psiconeurovasculares que finalmente terminan con un aumento del flujo arterial de la sangre dentro del lecho hipogástrico-penil, que a su vez da lugar a la activación del sistema veno-oclusivo de los cuerpos cavernosos.

Los mecanismos neurovasculares y espinales y el control hormonal son de gran importancia en la actividad eréctil nocturna. Las lecturas normales del TPN y rigidez son buenos signos de la integridad de la estructura del pene, así como de los suministros neurales y vasculares del pene.

Estas erecciones pueden ayudar a mantener el tejido funcional, suave y elástico, al promover una mayor oxigenación. También hacen que los músculos lisos del pene se relajen, permitiendo que la sangre entre y se ponga duro. Sin este “entrenamiento regular” durante el sueño, los músculos pueden contraerse demasiado y, con el tiempo, la longitud de tu pene erecto podría acortarse.

¿Dejar de tener erecciones en la noche es sinónimo de tener disfunción eréctil?

No. No podemos decir que la ausencia de erecciones nocturnas significa que padeces de disfunción eréctil. Si bien el hecho de no tener erecciones nocturnas puede ser signo de alarma de una posible disfunción eréctil, no es necesario entrar en pánico y apresurarnos a sacar conclusiones.

En este sentido, podríamos afirmar que la ausencia de erección nocturna no necesariamente diagnóstica una disfunción eréctil, pero si puede servirnos como indicador o signo de alarma. Por otro lado, es un signo muy útil para que los especialistas hagan el descarte de algunos diagnósticos diferenciales.

A veces, es difícil determinar si la disfunción eréctil es fisiológica (debido a algo como la diabetes o la baja testosterona) o psicológica (ansiedad, trauma sexual o problemas de pareja). La falta de erecciones durante la noche, es uno de los indicadores que ayudan a los urólogos y andrólogos a distinguir entre la disfunción eréctil de origen físico u orgánico y de origen psicológico.

Las erecciones nocturnas regulares pueden ser una señal de que tu cuerpo goza de buena salud. Un hombre sano puede tener de tres a cinco erecciones por noche, cada una de las cuales dura entre 30 y 60 minutos.

Por ejemplo, cuando una persona sufre de disfunción eréctil, pero de igual forma consigue tener erecciones a mitad de la noche, el diagnostico etiológico se podría orientar a la esfera psicológica y nos ayudaría a descartar algunas causas orgánicas.

¿Cómo es el diagnóstico de la disfunción eréctil?

Si bien es cierto que la ausencia de erecciones durante la noche y el sueño es un claro signo de disfunción eréctil, realmente no es necesario para hacer el diagnóstico. La verdad es que diagnosticar la disfunción eréctil es relativamente sencillo, basta con responder una serie de preguntas de un cuestionario puntuado y según la puntuación obtenida, y la entrevista de un Urólogo será suficiente para llegar a una conclusión.

En Andromedi te facilitamos un poco las cosas, para ello, te traemos un auto-test online, avalado por las sociedades urológicas internacionales en el que solo tendrás que responder algunas preguntas y al final podrás ver el resultado.

Independientemente del resultado del test, y si tienes dudas que te gustaría aclarar, siempre podrás agendar una cita con nuestros especialistas en los centros de Andromedi en Sevilla, Madrid y Tenerife.

Si no estás en España, siempre puedes hacer uso de nuestro servicio de telemedicina, y agendar una teleconsulta desde la comodidad de tu casa mediante webcam, desde tu móvil, o desde un PC. Tú eliges el día y la hora que más te convenga, sin desplazamientos y con la misma privacidad de siempre.

BLOG ANDROMEDI

Otros artículos que te pueden interesar

Autor

Dr. Natalio Cruz


El Dr. Natalio Cruz (Nº de colegiado: 414110833), con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla, Madrid y Canarias.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al hacer click en “comenzar” usted declara haber leído y aceptado nuestras políticas de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información, entérese cómo aquí.