9 consejos para durar más en el sexo según la ciencia

Durar más en el sexo

Introducción

La eyaculación precoz o eyaculación prematura es con diferencia, uno de los trastornos que más afectan la sexualidad masculina, porque interfiere no solo con sus propias expectativas y capacidades sino con la satisfacción de su pareja. En nuestro departamento de psicoterapia sexual se ha notado un notable aumento de su incidencia y muy probablemente tengan el estrés y la ansiedad post-pandemia algo que ver en ello.

En este artículo haremos un repaso por las características de la eyaculación precoz, consejos para atenuarla y qué dicen las estadísticas al respecto.

¿Qué es y por qué afecta tanto?

La eyaculación (conocida como “venirse”) es un fenómeno sexual que ocurre tanto en hombres como mujeres durante la relación sexual o el orgasmo producido en este. En el caso de los hombres (lo que más nos interesa), la eyaculación se caracteriza por la emisión de semen en el momento de máxima excitación sexual, con fines reproductivos o no.

Hay muchas acepciones e intentos de definición. A nosotros nos gusta usar la que considera como eyaculación rápida o precoz aquella eyaculación que tiene lugar en un tiempo mucho menor al de diferentes parejas sexuales, deteniendo la actividad sexual y cesando por completo el disfrute. El tiempo es muy variable y no existe un consenso médico para decir cuándo una eyaculación ocurre antes de lo previsto; pero sin duda alguna, dejar a tu compañera o compañero sexual con ganas es un problema. Quizás a una compañera o compañero concreto pueda tener esta carencia y no por eso padeces eyaculación precoz…pero si es algo recurrente en tu vida con otras parejas sexuales, probablemente lo sea.

Respondiendo brevemente al siguiente test puede conocer en apenas segundos como calificaría su caso un profesional médico especializado: eyaculación prematura leve, moderada o grave

Algunos hombres tienen un problema tan severo con sus eyaculaciones precoces que estas pueden darse antes de la penetración o incluso en casos más extremos, antes de quitarse la ropa.

La ciencia tras el orgasmo masculino

Hombres y mujeres experimentan la máxima cúspide del deseo y la excitación sexual de diversas maneras. Las mujeres pueden alcanzar orgasmos medianamente intensos, con la estimulación sexual manual o apenas al empezar la penetración (especialmente si hubo una adecuada preexcitación), además de poder experimentarlos sucesivas veces, en un periodo corto de tiempo si las condiciones ayudan.

En los varones, el orgasmo puede tardar un tiempo variable en llegar. Algunos hombres son capaces de retrasar al máximo su orgasmo para alargar la relación sexual y tratar de coincidir con su pareja pero otros llegan en unos pocos minutos. El orgasmo del hombre coincide con la eyaculación y luego de esto, viene un periodo refractario donde el deseo sexual se pierde casi por completo. Sin embargo, tras unos minutos de “descanso” es posible volver a tener erecciones y penetrar, aunque cueste un poco más.

…han aparecido en los últimos años dispositivos de entrenamiento de la eyaculación consistentes en combinar apps de móvil con masturbadores electrónicos…

Estas sutiles diferencias en cuanto a la experimentación del deseo sexual en hombres y mujeres puede ser determinante a la hora del disfrute sexual en pareja, especialmente si el hombre llega al orgasmo (vulgarmente “se corre” o “se viene”) mucho antes de lo esperado.

No eres el único con este problema

La eyaculación precoz es la disfunción sexual más frecuente en el varón alrededor del mundo con cerca del 30 % (uno de tres cada hombres) y se cree que sea mayor, ya que muchos hombres no acuden al médico por vergüenza y viven el problema en silencio. La probabilidad de padecer este problema cada vez crece alrededor del mundo según múltiples estudios, especialmente por los malos hábitos de salud y los elevados niveles de estrés y ansiedad que caracterizan al hombre actual, especialmente en aquellos que no saben manejarlo adecuadamente.

Ahora bien, vivir una vida saludable también está asociado con una mejor resistencia a desarrollar eyaculación precoz.

Play Video

Un estudio publicado en 2005 por la Revista de Andrología y Medicina Sexual (USA) consideró 1500 individuos mayores de 18 años con vida sexual activa en pareja única para medir su desempeño eyaculatorio y demostró que no solo la eyaculación precoz era un problema frecuente sino que además, la adopción de estilos de vida saludable (alimentación, ejercicio, manejo del estrés, etc.), está asociado con un mejor control eyaculatorio y satisfacción sexual.

¿Cuánto debería durar una relación sexual?

Una investigación científica realizada por Saucy Dates, una herramienta de citas online que además, maneja una gran cantidad de información referente a las relaciones de pareja, llevó a cabo una encuesta en más de 3800 hombres y sus parejas que encontró datos interesantes como:

Obviamente, estos datos varían mucho de persona a persona y cada relación de pareja es diferente. No obstante, los especialistas consideramos que una relación sexual mayor a 30 minutos es demasiado, de 1 a 2 minutos es poco, que la media es de entre 3 y 7, y lo ideal es de entre 7 a 13 minutos.

Play Video

Consejos para durar más en la cama

1. Devolver importancia a los juegos previos.

En los encuentros sexuales, no todo debe girar en torno a la penetración. Existen tantos juegos y dinámicas previos como la imaginación de ambos lo permita: masajes, ciertas palabras, olores, texturas, música, toques, masturbación mutua, besos, etc.

Todo esto puede mejorar el disfrute de la relación sexual, a descubrir nuevas facetas de cada uno y a fortalecer la confianza de pareja. Muchos problemas de eyaculación prematura ocurren porque las inseguridades se anteponen al disfrute.

2. Probar posturas nuevas.

Si el problema de eyaculación rápida aparece con la estimulación intensa del pene en ciertas posturas, se puede intentar probar con posturas sexuales diferentes en la que el extremo del pene (glande) no incida tan fuertemente en las paredes de la vagina, y por ende, aunque haya coito se disminuya un poco la probabilidad de excitar el glande del pene (donde hay mayor sensibilidad respecto a la base o al cuerpo del pene).

3. Técnica de comenzar y parar.

Lo ideal es que cada hombre, al comenzar su vida sexual (o ya habiéndola comenzado, en pareja), sea capaz de identificar cuándo está próximo a eyacular para que, de alguna manera detenga sutilmente el estímulo para retrasar este momento lo más que pueda.

Se ha evidenciado que esta práctica mejora el bienestar sexual para ambos, optimiza el rendimiento del hombre y fortalece la seguridad en sí mismo.

En este sentido han aparecido en los últimos años dispositivos de entrenamiento de la eyaculación consistentes en combinar apps de móvil con masturbadores electrónicos (tipo “vaginas en lata”, aunque no nos gusta mucho esa definición), que crean un laboratorio de pruebas que emulan la realidad de una penetración de forma muy realista.

4. Ejercicios de suelo pélvico.

Además de servir de sostén para los órganos de la pelvis (incluyendo la base del pene), los músculos del suelo pélvicos son importantes para la relación sexual y pueden ser ejercitados con ciertas técnicas. Especialmente la de detener a voluntad el chorro del orina varias veces.

5. Hacer actividad física.

El ejercicio físico o practicar deportes ayuda en la salud cardiovascular y nerviosa, baja el estrés y mejora las capacidades funcionales del cuerpo, entre ellas, la función sexual.

Las eyaculaciones tienden a mejorar en cuanto a volumen y la potencia muscular mejorada puede aumentar la sensibilidad y respuesta ante los problemas de orgasmo. El ejercicio físico debe acompañarse de una dieta equilibrada, consumo adecuado de agua y descanso.

6. Dejar de fumar.

El tabaco y las sustancias que este contiene, tiende a producir efectos secundarios indeseables y alterar el funcionamiento del sistema nervioso, favoreciendo la aparición de trastornos de salud sexual como la disfunción eréctil o la eyaculación precoz.

7. Manejar emociones y liberar tensiones.

En la gran mayoría de los casos, la eyaculación precoz suele estar asociada a altos niveles de ansiedad o estrés, que conllevan a un deseo subconsciente de “querer terminar la tarea rápidamente”. Las experiencias sexuales deben ser siempre experiencias agradables y nunca deben representar una carga.

8. Trabajar los problemas de pareja.

Si hay inconformidades, inseguridades o simplemente pérdida del deseo por el otro, es recomendable buscar ayuda. La mayoría de estos problemas pueden solucionarse y en el caso de la eyaculación precoz, la comunicación es esencial para lograrlo.

9. Ejercicios de respiración.

Los ejercicios de respiración tienden a disminuir los estímulos del sistema nervioso simpático, encargado de la eyaculación así que la respiración consciente, ordenada y profunda puede ser de gran ayuda.

¿Debería ir al médico?

Cada caso es diferente y a menudo, cada persona (o pareja) tiene sus propios acuerdos internos de cuánto tiempo es recomendable para una relación sexual antes de alcanzar el orgasmo.

Pero si la eyaculación ocurre antes de un tiempo considerable como para que la relación sexual sea satisfactoria para ambos, hay un problema que debe ser consultado con un especialista en medicina sexual o terapia de pareja.

A modo resumen, el tratamiento médico de la eyaculación precoz puede incluir:

Es común encontrar en un mismo paciente, eyaculación precoz junto a disfunción eréctil, otra patología frecuente y que pueden superponerse y limitar significativamente la salud sexual. La eyaculación retardada es otro trastorno, un poco menos frecuente que ocurre cuando la eyaculación (y por ende, el orgasmo) tarda mucho en llegar o no lo hace.

El interrogatorio del paciente es clave, así como conocer su historia clínica y los aspectos relacionados a los episodios de eyaculación precoz (qué tan “rápida” es, bajo qué contextos, qué la agrava, que la disminuye, etc.).

En terapia sexual se pueden abordar temas como:

Referencias médicas y Bibliografía
BLOG ANDROMEDI

Otros artículos que te pueden interesar

Autor

Dr. Natalio Cruz


El Dr. Natalio Cruz (Nº de colegiado: 414110833), con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla, Madrid y Canarias.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Déjanos tu comentario (no hace falta registro)x