Pene de sangre vs pene de carne ¿mito o realidad?

Pene de sangre vs pene de carne

Los hombres suelen prestar mucha atención al tamaño y el aspecto de su pene, tanto en estado flácido como erecto. Y es que a lo largo de la historia, el pene ha simbolizado la masculinidad, la virilidad, la fertilidad, el poder y la fuerza. 

Las investigaciones más reciente documentan que los hombres con penes más grandes aseguran tener una mejor imagen corporal, se sienten satisfechos con sus genitales y tienen mayores sentimientos de competencia sexual.

Aunque mucho se ha planteado que el tamaño del pene no debería influir en la satisfacción de la pareja sexual que recibe la penetración (mujeres heterosexuales o personas LGTBIQ+), múltiples estudios han contradicho esta hipótesis, informando de que un pene “que no sea pequeño” aumenta el atractivo y la percepción de satisfacción sexual. 

Este énfasis en el tamaño ha dado lugar a los términos coloquiales de “pene de sangre” y “pene de carne”. El “pene de carne” puede definirse vulgarmente como el que muestra más tamaño cuando está flácido y no aumenta tanto en erección. Mientras que uno “de sangre” es el pene que aumenta considerablemente su grosor y longitud en erección.

Antes de contestar a la gran pregunta, un poco de (inevitable) anatomía

Antes que nada, sería preciso repasar brevemente la anatomía del pene, para poder entender mejor estos conceptos:

A su vez, el tejido eréctil del pene, que conforma los cuerpos cavernosos y esponjoso, esenciales para la fisiología de la erección, se compone de:

Cada uno de ellos permite que el pene inicie y mantenga su erección. Sin embargo, con la edad y en presencia de otras situaciones o enfermedades, el pene puede perder elasticidad en los tejidos, lo que puede afectar a su estiramiento y disminuir su tamaño.

El concepto de “pene de sangre vs de carne” en inglés es bastante más gráfico puesto que se denomina “grower vs shower”, o lo que es lo mismo “de crecimiento o de ducha”, en alusión directa a “ese típico momento”  en el vestuario del gimnasio o la piscina donde algunos hombres no sienten vergüenza, preocupación, estrés, ansiedad o pudor por su pene puesto que en estado de flacidez es de un tamaño mayor.

¿Qué determina si tienes un pene de sangre o de carne? ¿Es un mito o es verdad?

Un estudio publicado en la prestigiosa revista Nature en el que participaron 274 individuos reveló que la edad desempeñaba un papel decisivo en si un hombre tenía un pene de sangre o uno de carne.

Los investigadores definieron como punto de corte para definir a un pene de sangre, el tener un aumento de longitud de flácido a erecto de 4 centímetros (cm) o más, mientras que un aumento de menos de 4 cm indicaba que una persona tenía un pene de carne. 

micropene microfalosomía ¿10 cm de pene son suficientes para complacer a una mujer?

Aunque los términos de “pene de sangre” y “pene de carne” son muy coloquiales, NO podemos decir que sean un mito. La ciencia ha logrado describir estos patrones anatómicos, siendo incluso avalados por asociaciones internacionales tales como la Sociedad Internacional de Medicina Sexual (ISSM).

Para el estudio, los clínicos midieron la longitud del pene flácido y administraron un fármaco vasodilatador antes de medir la longitud del pene erecto. Los hombres en la categoría de penes de sangre experimentaron un cambio de longitud medio de 5,3 cm, mientras que los de carne tuvieron un cambio de medio de 3,1 cm. 

La edad media de los grupos eran los siguientes:

Más allá de la edad: raza, antecedentes y comorbilidades

Este paper, bastante serio y documentado en nuestra opinión, también reportó que el 37% de los varones de la categoría de “sangre” o “growers” eran solteros, frente al 23% de la categoría de “carne” o “showers”, aunque probablemente esta variante también está relacionada con la edad y otros factores aleatorios, por lo que los autores no concluyen correlación real en este punto.

Por otro lado, la investigación no demostró diferencias entre los penes de sangre y los penes de carne en cuanto a otros factores:

Por lo tanto, podríamos inferir que solo la edad es lo que puede diferenciar estadísticamente a un pene de sangre y uno de carne. De hecho, según la Sociedad Internacional de Medicina Sexual, la forma en que el pene cambia a medida que las personas envejecen puede explicar esta diferencia de edad.

Por último, los investigadores señalan que la confirmación de estos resultados requiere más investigación, además de la necesidad de hacer a mayor escala, multiculturales y multinacionales.

¿Cual tipo de pene es más común? ¿Tienes un pene de carne o de sangre?

Uno de los pocos estudios que ofrecen datos al respecto sugiere que al menos el 26 % de los hombres eran “de sangre”, mientras que el 74% restante son “de carne”. No obstante, no es un resultado del que podamos fiarnos, ya que la muestra fue muy reducida y no sería extrapolable a otras poblaciones.

La verdad es que es posible saber si tienes un pene de carne o de sangre sin necesidad de alguna prueba o método específico. Si tu pene no cambia significativamente de tamaño entre el estado flácido y erecto, es posible que sea “de carne”.

Por el contrario, si el tamaño del pene de una persona cambia drásticamente entre un estado flácido y erecto, puede ser “de sangre”. Las personas pueden medir su pene cuando está flácido, desde la base hasta la punta. Y luego repetir el procedimiento una vez que el pene está erecto.

Play Video

¿Puede esto cambiar con el tiempo?: Con la vejez tu pene se convertirá en uno “de carne”

Como se discutió un poco más arriba, la edad es el principal factor para determinar si los hombres tenían un pene de sangre o de carne, lo que sugiere que las personas pueden cambiar entre uno y otro a medida que envejecen.

Cuando las personas envejecen, el colágeno y las fibras elásticas que conforman el tejido eréctil del pene (cuerpos cavernosos y cuerpo esponjoso), disminuye, lo que puede afectar el tamaño del pene en flacidez y erección, o dicho de otra forma, pueden perder su flexibilidad y capacidad de estiramiento.

Otros cambios en la anatomía y fisiología de los genitales masculinos asociados a la edad y la vejez, son los hormonales. Los niveles de testosterona comienzan a disminuir después de que una persona alcanza los 40 años de edad, lo que puede causar que el pene se encoja lentamente.

De igual forma, los problemas de salud que dificultan el flujo sanguíneo, como la diabetes y la enfermedad vascular periférica, aterosclerosis e incluso la enfermedad de Peyronie, también pueden afectar la morfología del pene y sin duda alguna a todo el mecanismo de la erección, llegando a causar disfunción eréctil en algunos casos.

Las investigaciones más reciente documentan que los hombres con penes más grandes aseguran tener una mejor imagen corporal, se sienten satisfechos con sus genitales y tienen mayores sentimientos de competencia sexual.

¿Importa el tamaño del pene en flacidez? ¿Afecta en las relaciones sexuales?

La evidencia científica sugiere que el tamaño del pene flácido no es un indicador fiable de su tamaño en erección. Por lo general, las longitudes de pene flácido más cortas se agrandan en un porcentaje mayor que las longitudes de pene flácido más largas.

Otras pruebas han demostrado que los penes de sangre cuando lograban la erección, tenían un mayor tamaño, con un promedio de 15,5 cm en comparación con los 13,1 cm del grupo de los penes de carne.

¿El tamaño del pene afecta la vida sexual?

No hay investigaciones que sugieran si tener un pene de sangre o de carne impacta en la vida sexual de una persona. Sin embargo, las preocupaciones por sí mismas, sobre la apariencia del pene y la ansiedad que esto genera, sí que puede afectar el desempeño sexual (un tema del que hablamos más a fondo en este artículo).

Un estudio publicado hace algunos años en el que se incluyeron un total de 241 mujeres con una edad promedio de 33 años, arrojó lo siguientes resultados:

A partir de estos resultados, los autores llegaron a la conclusión de que:

La satisfacción sexual de las mujeres encuestadas fue independiente de la importancia que se le atribuye al tamaño del pene. Y solo se encontraron diferencias significativas en la satisfacción al correlacionarla con la frecuencia coital.

¿Estás buscando precios para la cirugía de alargamiento de pene ?

Utilice nuestro asistente virtual y consulte todo lo relacionado con los tratamientos que le interesan. Presupuestos, tiempos de recuperación, hospitalización, posibilidades de financiación mes a mes, etc. En apenas unos minutos y sin compromiso alguno.

NOTA: Desactive el bloqueador de anuncios para andromedi.com si no visualiza correctamente el asistente.

Al hacer click en "comenzar" usted declara haber leído y aceptado la política de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información aquí.

¿Puedo cambiar el tamaño de mi pene?

Si realmente te preocupa el aspecto de tu pene hasta el punto de estar afectando a tu autoestima, confianza o incluso tu vida sexual, puede resultarte útil hablar con tu pareja o buscar ayuda directamente con un profesional de la Urología o la Andrología.

Si realmente estás decidido en que quieres aumentar tu pene de tamaño, la Andrología moderna ofrece una variedad de métodos de última tecnología que pueden ayudarte a ganar unos centímetros de forma muy segura y manteniendo la funcionalidad sexual y urológica de tu pene.

Para ello será necesario que acudas con un andrólogo experto, quien luego de una anamnesis y una exploración integral podrá decidir cuál es la mejor opción de acuerdo a tu caso.

En nuestros centros Andromedi en Madrid, Sevilla y Tenerife somos expertos en técnicas de alargamiento de pene. No obstante, de momento, no realizamos procedimientos que aumenten su grosor. Consideramos que los métodos disponibles actualmente no cuentan con niveles mínimos de seguridad y/o durabilidad en el tiempo.

Referencias médicas y Bibliografía
BLOG ANDROMEDI

Otros artículos que te pueden interesar

Autor

Dr. Natalio Cruz


El Dr. Natalio Cruz (Nº de colegiado: 414110833), con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla, Madrid y Canarias.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al hacer click en “comenzar” usted declara haber leído y aceptado nuestras políticas de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información, entérese cómo aquí.