Cómo enderezar un pene doblado hacia abajo según la ciencia

Doblado hacia abajo

Una preocupación muy frecuente en nuestra consulta se debe a la curvatura del pene. Muchos hombres, sobre todo jóvenes que comienzan a tener sus primeras relaciones sexuales, acuden por tener el pene doblado hacia abajo, algo que ellos verbalizan como “lo tengo con forma de gancho, como un garfio o apuntando al suelo”.

En realidad, el pene doblado hacia abajo o como se conoce en Uro-andrología, la incurvación ventral de pene, es más habitual de lo que se cree. Además de la experiencia empírica que tenemos en nuestros centros, hay evidencias que confirman que su prevalencia es mayor de lo que se calculaba hace algunas décadas: un artículo publicado en las Actas Urológicas Españolas reporta que hasta un 10% de los hombres pueden tener un pene curvado.

Por lo general, no debes preocuparte por tener el pene doblado hacia abajo si este no te causa ningún problema o incomodidad. Sin embargo, si está tan doblado que causa dolor o dificulta tus relaciones sexuales, es momento de que acudas con un urólogo o andrólogo, quien sin dudas podrá ayudarte, por medio de la ciencia, a enderezar tu pene.

Play Video

¿Por qué tengo el pene curvado hacia abajo?

Cuando la curvatura es importante o el pene está tan doblado hacia abajo que causa dolor o molestias durante la erección, podemos decir que se trata de una curvatura de pene congénita o de nacimiento.

Es una condición (no una enfermedad), que como su nombre indica (curva congénita), está presente desde el nacimiento. De hecho, la desviación se puede notar desde las primeras erecciones durante la infancia, incluso en bebés. A ciencia cierta, se desconoce la etiopatogenia con precisión, pero podemos decir que se debe al desarrollo errático del pene durante el crecimiento dentro del útero, es decir en fase embrionaria.

Esta asimetría se manifiesta en uno de los lados del pene creciendo más o siendo más grande y más elástico que el otro, lo que da lugar a un pene con forma curvada (“torcido”, “doblado”, “chueco”, etc). Específicamente, se trata de una malformación de los cuerpos cavernosos y esponjosos del pene.

En estos casos la curvatura no solo puede ser hacia abajo, también podemos encontrar otras variaciones:

El hipospadias también pueden considerarse como una causa precursora de curvatura congénita del pene. El hipospadias se produce cuando el conducto por el que sale la orina, es decir, la uretra, desemboca en la parte inferior del pene en lugar de la punta, lo que puede hacer que el pene se doble hacia abajo.

Por lo general, no debes preocuparte por tener el pene doblado hacia abajo si este no te causa ningún problema o incomodidad en la práctica sexual (relaciones o masturbación). Sin embargo, si está tan doblado que causa dolor o dificulta tus relaciones sexuales, es momento de que acudas con un urólogo o andrólogo, quien sin dudas podrá ayudarte, por medio de la ciencia, a enderezar tu pene.

¿Les pasa a muchos hombres?

La curvatura congénita es muy rara. Aunque algunos estudios estiman que menos del 1% de los hombres pueden padecer de una curvatura del pene por causas distintas a la enfermedad de Peyronie (curvatura de pene adquirida), un paper publicado recientemente en la página oficial de la Asociación Española de Urología (Link al artículo completo) difiere de esta cifra:

“La incurvación peneana congénita es una patología que se manifiesta en los últimos años de la adolescencia o primeros de la edad adulta, siendo su incidencia estimada del 4-10% en la población general y del 0,8% en pacientes con hipospadias”

No obstante, es bien sabido en la comunidad científica que esta cifra está subestimada, ya que lamentablemente, algunas personas con el pene curvo o doblado hacia abajo pueden sentirse avergonzadas y terminan optando por no buscar ayuda.

¿Qué implicaciones tiene?: llegó la hora de cazar algunos mitos

Hay muchos mitos en torno al pene doblado o torcido, aunque a continuación te hablamos de los tres más extendidos. Te recomendamos que hagas clic aquí en este artículo que subimos hace poco para leer algunos mitos más.

1. Existen remedios caseros, masajes, o fármacos como pastillas, inyecciones o cremas para enderezar el pene [FALSO]

No hay que confundir la curva de nacimiento con la enfermedad de Peyronie en la que la curva se produce por unas placas fibróticas que doblan el pene que si pueden llegar a tener una solución relativa en casos leves con farmacoterapia. La congénita, de nacimiento, la que se presenta desde las primeras erecciones en el niño o adolescente, se debe a una asimetría de los cuerpos cavernosos, por lo que la única forma de solventarlo es en quirófano.

2. El pene curvado puede enderezarse por sí solo con el tiempo [FALSO]

Es extremadamente raro, por no decir imposible, que una curvatura de pene desaparezca por sí sola. Por el contrario, sí que hay algo más de probabilidades, aunque muy bajas, de que la curva se acentúe y que todos los problemas que ello conlleva (dolor, dificultad para el coito, etc.) puedan empeorar.

Siempre será necesario que consulte a un urólogo para que pueda hacerle seguimiento a su caso pueda realizar el tratamiento quirúrgico adecuado.

3. Tener el pene doblado hacia abajo afectará seguro a la vida sexual [FALSO]

No siempre es así. Si la curvatura del pene no es tan pronunciada, es posible que la erección no sea dolorosa y no dificulte las relaciones sexuales. Por otro lado, si la curvatura es muy severa y el pene apunta hacia el suelo, a la larga el hombre puede acabar teniendo problemas para dar y recibir placer, debido a la imposibilidad de practicar muchas posturas sexuales.

Cuando el grado de la curvatura es cercano al os 90º hacia abajo, los pacientes refieren que las relaciones sexuales se han vuelto prácticamente imposibles debido al dolor y la forma distorsionada de su pene, llegando en casos severos a asociarse con disfunción eréctil por estrés y ansiedad ante las relaciones.

Play Video

¿Cómo se endereza un pene curvado hacia abajo?

En las formas leves un pene doblado hacia abajo podría no requerir ningún tratamiento. Sin embargo, cuando el grado de curvatura interfiere significativamente con la capacidad de mantener relaciones sexuales, es posible que sea necesaria una corrección quirúrgica para restaurar la función y la forma del pene.

Como hemos comentado, a diferencia de la curva adquirida o enfermedad de Peyronie, que puede tratarse con alternativas conservadoras o no quirúrgicas, en el caso de la curvatura congénita la única opción es la cirugía correctora.

Reducción del cuerpo cavernoso o técnica de Nesbit: la opción más “simple”, pero con acortamiento

En la mayoría de los centros, la corrección de la curvatura se lleva a cabo mediante la técnica que consiste en acortar el cuerpo cavernoso más largo mediante plicaturas para igualarlo al otro lado. El resultado es una erección enderezada. Aunque este procedimiento conocido como técnica de Nesbit tiene una alta tasa de éxito tiene la desventaja de que termina acortando la longitud del pene erecto.

Y cuanto más severa es la curvatura, mayor suele ser la cantidad necesaria que hay que cortar, por lo que mayor es la reducción de la longitud del pene.

andromedi_diferencia_curva_lateral_ventral
"Diferencia curva lateral ventral"

Técnica de rotación de cuerpos cavernosos: el procedimiento más novedoso

Se trata de una técnica desarrollada por el andrólogo experto Dr. Osama Shaeer. Según muchas revisiones, como esta de su propia autoría publicada en la revista oficial de la Asociación Europea de Urología, demuestra que su técnica consigue la corrección de cualquier grado de curvatura congénita ventral del pene, sin acortamiento ni disfunción eréctil.

Aunque fue desarrollada entre el 2006 y 2008, ha sido modificada por nuestro director médico de nuestro centro de Sevilla, el Dr. Natalio Cruz para mejorar aún más, sus resultados cosméticos y funcionales. Especialmente de utilidad en casos severos de curvatura congénita del pene (incurvación mayor a los 60-90°).

Procedimiento de la técnica del Dr. Shaeer con las modificaciones del Dr. Cruz

En definitiva, la curva de pene congénita tiene solución y es absolutamente corregible. Luego de la cirugía, el pene:

  1. Mantiene (o recupera) su funcionalidad sexual.
  2. Mantiene su función reproductiva al cien por ciento.
  3. Mantendrá al menos el 95% de su tamaño inicial.

¿Está buscando precios o información?

Utilice nuestro asistente virtual y consulte todo lo relacionado con los tratamientos que le interesan. Presupuestos, tiempos de recuperación, hospitalización, posibilidades de financiación mes a mes, etc. En apenas unos minutos y sin compromiso alguno. 

NOTA: Desactive el bloqueador de anuncios para andromedi.com si no visualiza correctamente el asistente. 

Al hacer click en “comenzar” usted declara haber leído y aceptado la política de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información aquí.

Técnica de transposición de albugínea: una opción más “compleja” y con menor acortamiento

Aunque esta técnica es la que usamos el 90% de las veces en curvas laterales, en algunos casos leves de curvas ventrales (hacia abajo) puede usarse según su morfología. Básicamente consiste en llevar lo que se retira en la plicatura de uno de los lados al opuesto, en lugar de simplemente cortar el cuerpo cavernoso más largo, logrando así alargar el más corto mediante una pequeña “pieza” de injerto del propio paciente. De esta forma se logra simetrizar el pene sin tener que sacrificar la longitud de la erección.

Nuestros urólogos en Andromedi tienen una amplia experiencia en procedimientos reconstructivos de la curvatura de pene, entre ellos, nuestro Jefe de los Servicios Médicos, el Dr. Natalio Cruz, quien con más de 25 años de experiencia en la corrección de curvatura de pene, puede garantizar un mínimo acortamiento del miembro en esta cirugía.

¿Con qué edad puede operarse?

Al tratarse de un problema congénito y estar presente desde el nacimiento, la corrección quirúrgica del pene doblado puede hacerse incluso antes de que el paciente inicie su vida sexual, entrada ya la adolescencia o al alcanzar la adultez, cerca de los veintiún años. Ya que la cirugía no tiene implicaciones mayores, como un periodo de recuperación largo o efectos secundarios importantes.

En los centros médicos de Andromedi en Madrid, Sevilla y Tenerife, vemos positivo realizarlo antes de los 14 años, antes de que se hayan iniciado las relaciones sexuales, ya que tener el pene doblado puede ser motivo de preocupación, ansiedad o incluso inhibición o auto-exclusión en las primeras experiencias.

No obstante, la visita al andrólogo o urólogo y la evaluación prequirúrgica es indispensable para encontrar el momento y la técnica quirúrgica más adecuada a cada caso.

BLOG ANDROMEDI

Otros artículos que te pueden interesar

andromedi logo insignia188x188px

Autor

Clínica Andromedi

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al hacer click en “comenzar” usted declara haber leído y aceptado nuestras políticas de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información, entérese cómo aquí.