Prepucio inflamado, irritado, enrojecido o agrietado

Es probable que tras una relación sexual te hayas asustado por notar que tu prepucio duele, que cuesta retraerlo y se ha irritado, enrojecido o agrietado. Aunque nos gustaría darte una respuesta contundente, la verdad es que este fenómeno puede tener muchas causas diferentes.

Es probable que tras una relación sexual te hayas asustado por notar que tu prepucio duele, que cuesta retraerlo y se ha enrojecido o agrietado. Aunque nos gustaría darte una respuesta contundente, la verdad es que este fenómeno puede tener muchas causas diferentes.

En nuestros centros Andromedi en Madrid, Sevilla, Marbella y Tenerife tenemos mucha experiencia con las afecciones del prepucio, así que si has notado que se ha agrietado, enrojecido, inflamado o irritado, te invitamos a leer este artículo en el que te explicaremos las causas y te enseñaremos a cuidar del prepucio para evitar estos desagradables acontecimientos.

¿Por qué tengo el prepucio rojo, irritado o agrietado tras las relaciones sexuales?

El enrojecimiento del prepucio suele deberse a la inflamación, la cual puede estar causada por diversos factores, como irritación, infección o alguna lesión traumática. La irritación puede deberse a la fricción o el roce, mientras que las infecciones pueden estar causadas por bacterias, virus u hongos.

Además, otras afecciones, como la dermatitis o una reacción de hipersensibilidad (alergia), también pueden provocar el enrojecimiento e inflamación del prepucio. En algunos casos, el enrojecimiento puede ir acompañado de otros síntomas, como:

Comúnmente el prepucio rojo e inflamado suele tratarse de forma conservadora a través de medicamentos y tratamiento tópico.

Problemas congénitos o fisiológicos: megaprepucio

Sin lugar a dudas el defecto por excelencia que puede ser tanto congénito como fisiológico es la fimosis, presente hasta en el 96% de los recién nacidos, es uno de los motivos de consulta más frecuentes a nivel pediátrico. Sin embargo, hemos reservado una sección especial para hablar de la fimosis más adelante.

Otro defecto congénito no tan frecuente es el megaprepucio. En un artículo muy reciente de la revista científica de la Sociedad Española de Cirugía Pediátrica, los expertos clínicos describen esta enfermedad de la siguiente manera:

El megaprepucio congénito es una patología infrecuente caracterizada por una redundancia de mucosa prepucial acompañada de un defecto de piel del prepucio, que se encuentra engrosada, provocando una cobertura completa del pene.

Infecciones de transmisión sexual (ITS/ETS)

Algunas infecciones de transmisión sexual (ETS) pueden causar enrojecimiento del prepucio. El mecanismo suele estar relacionado con la inflamación del glande secundaria al proceso infeccioso subyacente. Por ejemplo:

Higiene de la zona íntima

Una mala higiene puede predisponer a la sequedad (cambios en el PH de la dermis) y por tanto a desarrollar un prepucio inflamado y enrojecido. La generación de un desequilibrio de restos, suciedad y células cutáneas muertas bajo el prepucio puede crear un entorno favorable para el crecimiento bacteriano y por consiguiente, la inflamación infecciosa.

Por lo general, en estas infecciones se afecta el prepucio y el glande en conjunto, provocando una afección denominada balanitis, que se caracteriza por hinchazón, enrojecimiento y dolor del prepucio y el glande.

Para prevenir la inflamación del prepucio debida a una higiene deficiente, se recomienda seguir estos pasos:

  1. Lavar regularmente la zona con el jabón adecuado, lo más natural posible, suave y agua templada.
  2. Evitar el uso de jabones fuertes u otros irritantes.
  3. Secar bien la zona después de bañarse.

Adherencias y cicatrices

Algunas veces se puede formar una adherencia entre el prepucio y el glande. Una parte de la piel del pene cubre por completo una zona del glande sin permitir su retracción. En la mayoría de los casos ocurre por una mala cicatrización de la circuncisión. La buena noticia es que con el tiempo suele desaparecer, pero en algunos hombres persiste.

Este no es un problema que requiera tratamiento a menos que el problema se agrave. Por ejemplo, si se evidencian alguno de los siguientes síntomas, podría ser necesario abordar la adherencia mediante técnicas quirúrgicas:

Alergias: hipersensibilidad al látex

Las reacciones de hipersensibilidad pueden causar hinchazón del prepucio a través de un proceso conocido como dermatitis alérgica. Esto ocurre cuando la piel entra en contacto con un alérgeno, lo que desencadena una respuesta inmunitaria que provoca edema, enrojecimiento y comezón.

Al ser un tejido delicado y sensible, el prepucio es especialmente susceptible a las reacciones alérgicas. Entre los alérgenos más comunes que pueden causar inflamación prepucial se incluyen:

Prepucio y glande irritados o inflamados: la balanitis

La balanitis no es más que la inflamación del glande, también conocida como la cabeza del pene. Por lo general una balanitis casi siempre va a consistir en la inflamación del glande asociado a un prepucio rojo, por lo tanto, en la mayoría de los casos la balanitis comparte las mismas causas previamente explicadas:

En nuestro blog contamos con un artículo en el que hablamos largo y tendido de la balanitis, sus causas, su tratamiento y las diferencias con otras entidades inflamatorias del aparato reproductor masculino, puedes leerlo a fondo en este enlace.

Un artículo muy reciente (publicado este 2023) de la Revista Europea de Pediatría hace referencia a un nuevo patógeno que podría ser responsable de balanitis en varones. La evidencia de esta investigación logró demostrar que:

De los individuos admitidos en el estudio, cuatro fueron diagnosticados de infección del tracto urinario, seis tenían orina maloliente, tres fueron diagnosticados de balanitis y siete mostraron colonización por Aerococcus urinae en el urocultivo.

Balanitis

¿Cómo bajar la inflamación del prepucio?: tratamiento y soluciones

Comúnmente el prepucio rojo e inflamado suele tratarse de forma conservadora a través de medicamentos y tratamiento tópico. No obstante, el tratamiento médico va a variar dependiendo de la causa, siendo necesario acudir con un especialista para que una vez determinada la causa, este pueda indicar las medidas adecuadas.

Las infecciones serán tratadas con antibióticos específicos y en caso de tratarse de una ITS, será necesario tratar a la pareja sexual concomitantemente. Por lo general la antibioticoterapia es acompañada por cremas y lociones tópicas que disminuyen el enrojecimiento e inflamación del prepucio.

En los casos alérgicos o de dermatitis por contacto la primera medida será retirar el alérgeno, para lo cual se puede emplear suero fisiológico o agua corriente. Posteriormente, para aliviar la piel del pene y el glande inflamado se podrán aplicar esteroides o antihistamínicos de uso tópico dependiendo de la gravedad clínica.

Medidas de prevención

Escoja día y hora para su cita con su urólogo o andrólogo en alguna de nuestras clínicas

Cuando hay que operar: casos de fimosis

Podríamos decir que la fimosis es una de las causas más frecuentes de prepucio rojo o agrietado. Suele ser más frecuente y fisiológico en la infancia y en la mayoría de los casos se resuelve espontáneamente. No obstante, hay casos en los que la fimosis debe ser tratada con una intervención quirúrgica.

Si quieres más información acerca de la fimosis y su tratamiento, en el blog de Andromedi hemos escrito un artículo en el que hablamos exclusivamente de este defecto. Puedes acceder haciendo clic en este enlace.

¿Fimosis y parafimosis es lo mismo?

En un paper actualizado publicado hace tan solo unas semanas de este 2023, expertos clínicos de la prestigiosa Mayo Clinic y la Universidad de California, describen las complicaciones más frecuentes de la parafimosis:

¿Cuál es el tratamiento de la fimosis? Opciones con y sin cirugía

Por lo general la fimosis es fisiológica en la infancia y tiende a resolverse por sí sola en la mayoría de los casos. No obstante, existen situaciones en las que la fimosis no cede de forma natural y tiende a complicarse causando un prepucio enrojecido o haciendo que la piel del pene se agriete y se sobreinfecte.

En estos casos es necesario intervenir médicamente. Para curar la fimosis inicialmente se emplea una conducta conservadora basada principalmente en tratamiento tópico. Si las cremas no funcionan estaría indicado plantear un tratamiento quirúrgico. Las opciones son las siguientes:

Es importante tener en cuenta que no todos los tratamientos son adecuados para todos los casos de fimosis, y que el mejor tratamiento dependerá de la gravedad y la causa de la afección. Un profesional sanitario especializado (urólogo, urólogo pediatra) puede ayudar a determinar el mejor curso de acción.

Procedimiento para corrección quirurgica de fimosis - paso 1
Fimosis técnica quirúrgica (paso 1)
Corrección quirúrgica de la fimosis paso 2
Fimosis técnica quirúrgica (paso 2)
Procedimiento para corrección quirurgica de fimosis - paso 3
Fimosis técnica quirúrgica (paso 3)

¿Cuál es la función del prepucio? ¿Qué es el prepucio? ¿Y para qué sirve?

Aunque todos los hombres lo tienen, muy pocos saben que es el prepucio y para qué sirve. El prepucio no es más que un pliegue de piel que cubre la cabeza del pene. Es una estructura muy sensible de la anatomía genital masculina y estas son varias de sus funciones:

Referencias médicas y Bibliografía

BLOG ANDROMEDI

Otros artículos que te pueden interesar

Autor

Dr. Natalio Cruz


El Dr. Natalio Cruz (Nº de colegiado: 414110833), con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla, Marbella, Madrid y Tenerife.

Suscribir
Notificar de
guest
2 Comentarios
Recientes
Antiguos Mas votados
Inline Feedbacks
View all comments

Al hacer click en “comenzar” usted declara haber leído y aceptado nuestras políticas de privacidad. El responsable de los datos que introduzcas es la Clínica Andromedi, sin cederlo nunca a terceros. El envío de comunicación privada, así como de newsletters es la finalidad de su almacenamiento en la base de datos de andromedi.com (UE). En cualquier momento puede limitar, recuperar y borrar su información, entérese cómo aquí.