Medicina Sexual, Fertilidad, Urología y Andrología en Sevilla.

1. ¿Qué es el herpes genital?

El herpes genital es la infección de transmisión sexual ulcerosa más común en los países desarrollados, incluyendo a España.

Más del 12 por ciento de la población mundial padece algún tipo de herpes con afección genital, según datos aportados por la Organización Mundial de la Salud durante el año 2015, por lo que constituye un importante problema de salud a nivel internacional.

El herpes genital es producido por el Virus del Herpes Simple tipo 2 (HSV-2), pero también se ha observado que el HSV-1 (generalmente asociado al herpes labial) puede infectar las mucosas genitales y producir la enfermedad.

El contagio ocurre al poner en contacto superficies de piel infectada con el virus, a menudo durante relaciones sexuales sin protección. La piel infectada puede estar aparentemente asintomática y aun así, transmitir la infección.

También, una mujer en periodo de gestación con HSV-2 puede transmitir el virus al recién nacido durante el parto, siendo esta, la infección neonatal por HSV una infección grave y potencialmente fatal.

Los síntomas de un cuadro de herpes genital avanzado pueden incluir malestar general, similar a un resfriado común, y la formación de numerosas ampollas pequeñas y dolorosas en la piel de los genitales (en glande, pene y prepucio en el hombre y, en los labios, la vulva y la vagina en las mujeres). Estas ampollas también pueden tener lugar en la zona perianal (alrededor del ano y el recto) si la infección ocurrió durante el coito anal.

El diagnóstico de esta enfermedad consiste en evaluación clínica del paciente, pruebas serológicas y moleculares, como el PCR (o Reacción en Cadena de Polimerasa) que tiene un alto nivel de confiabilidad.

El tratamiento consiste en la administración de medicamentos antivirales para disminuir la carga viral en el cuerpo e inactivar la infección.

PIDE CITA PRIVADA PARA HACERTE LAS PRUEBAS

En 24H/48H tendrás los resultados














captcha

2. ¿Qué produce el herpes simple y cómo infecta?

Como se transmite el herpes

El virus del herpes simple tipo 2 es el agente causal responsable del herpes genital, una enfermedad infecciosa y técnicamente incurable debido a que el virus puede permanecer latente durante años e incluso, décadas.

Este virus forma parte de la familia herpesviridae, misma familia en la que se encuentra el agente causal del herpes zóster (o varicela) o del herpes labial, que afecta a muchas personas.

4. ¿Cómo se transmite?

Se transmite de persona a persona por contacto directo de piel infectada con el virus, aun sin que exista presencia de ampollas o daños del tejido. Esto tiene lugar durante relaciones sexuales con coito vaginal, anal u oral.

Las lesiones genitales pueden no desarrollarse pero aun así, la piel de esta área sigue siendo un foco de infección.

Durante un periodo de latencia, el virus se multiplica activamente dentro de los ganglios linfáticos de la región inguinal. No obstante, es en las lesiones ulcerosas y ampollosas de la piel de los genitales, donde el virus se halla más concentrado.

Ciertos fluidos corporales como la saliva, las secreciones vaginales y seminales, el líquido supurativo de las ampollas genitales y la sangre, pueden contener y transmitir este virus.

También, una madre gestante e infectada con herpes genital, puede contagiar a su hijo, durante el trabajo de parto. Esto se conoce como transmisión vertical.

5. ¿Cuáles son sus síntomas?

Muy a menudo, el herpes genital no causa síntomas notables durante sus primeros estadios por lo que muchas personas desconocen que lo padecen, aumentando el contagio con otras personas.

Las lesiones genitales iniciales comienzan a desarrollarse unos cuatro o siete días después de la infección por contacto de piel infectada. Estas lesiones se presentan como un grupo de pequeñas vesículas muy dolorosas (o ampollas) que ante la fricción con la ropa interior, pueden formar úlceras aún más molestas.

Estas lesiones tienen lugar en:

  • En la piel del glande, el prepucio y el escroto en los hombres.
  • En los labios mayores, labios menores, la vagina y el cuello del útero en mujeres.
  • Alrededor del ano o dentro del recto, cuando el contagio fue por coito anal.

Estas lesiones son bastante dolorosas y causan molestias durante la micción o en las relaciones sexuales.

Las ampollas que se tornaron ulcerosas pueden cicatrizarse en un par de meses, dejando una superficie de piel fibrosada (es decir, más gruesa y dura que la piel adyacente).

En casi el 80 por ciento de los pacientes, estas lesiones pueden volver a aparecer incluso años después de que fueron cicatrizadas.

También, estas lesiones pueden originar coinfecciones con otras bacterias como con estafilococo y producir malestar general similar al que ocurre cuando hay un proceso gripal o de resfriado común (fiebre, dolor articular y muscular, debilidad, cefaleas, etc.).

Las lesiones en los genitales por HSV-2 iniciales suele ser más dolorosas y duraderas comparadas con las que ocurren durante el periodo de latencia del virus. Además, tienen una mayor probabilidad de comprometer los ganglios linfáticos de la región inguinal, aumentándolos de tamaño ocasionando dolor ante la palpación.

6. ¿Puede un contagio ser asintomático?

Puede un contagio ser asintomatico

Efectivamente el virus puede incubarse durante casi una semana, durante este tiempo no existen síntomas aparentes ni malestar general.

7. ¿Diferencias entre hombres y mujeres?

No existen diferencias relevantes entre infecciones con HSV-2 en hombres o mujeres. Las lesiones son las mismas y el riesgo de contagio también.

8. ¿Factores de riesgo de la enfermedad?

Mantener relaciones sexuales excesivamente promiscuas sin conocimiento o certeza de sus antecedentes de salud y sobre todo sin el uso adecuado de preservativos de látex, aumenta en gran medida el riesgo de contraer herpes genital.

9. ¿Cómo prevenir la enfermedad?

Para prevenir el contagio con herpes genital es necesario abstenerse de cualquier tipo de contacto sexual (con sexo vaginal, anal u oral) con personas portadoras, teniendo especial atención con personas desconocidas. Se puede mantener relaciones con tranquilidad con parejas previamente evaluadas, eso siempre.

El uso correcto de condones de preservativos de látex es la principal ayuda para disminuir el riesgo de infección. No obstante, hay que tener muy en cuenta que los condones no ofrecen una protección completamente segura, debido a que no cubre todas las superficies de piel infectada, si fuera el caso.

Ahora bien, un paciente con herpes genital debería ser responsable, y abstenerse de cualquier tipo de relación sexual en la que exista contacto de piel y mucosas, aun cuando no esté presentando los síntomas de la enfermedad.

Factores de riesgo del herpes genital

10. ¿Cómo se diagnostica?

El herpes genital casi siempre se diagnostica por métodos clínicos, es decir la evaluación de las lesiones en el consultorio médico. Aunque diversas infecciones de transmisión sexual producen ampollas ulcerosas, las del herpes genital son bastante características.

En otros casos, las lesiones genitales no están bien definidas o simplemente no están (enfermedad latente o en periodo de incubación) y para ello, se emplean pruebas de laboratorio específicas para HSV que ayuden a confirmar o descartar el diagnóstico.

Estas pruebas comienzan con una toma de muestra del líquido supurativo de las ampollas o úlceras genitales, con un hisopo de algodón (hisopado). El cultivo de HSV ayuda a confirmar si existe o no un proceso viral por herpes genital.

No obstante, la ausencia de HSV en la prueba no necesariamente implica que no haya un problema de herpes genital porque el virus puede encontrarse disminuido en la lesión pero latente en otros sitios, como en los ganglios linfáticos.

Las pruebas serológicas también ayudan en la detección de herpes genital, con ellas se miden los anticuerpos específicos para HSV-2 (y también HSV-1). Estos anticuerpos, son desarrollados por el mismo sistema inmunológico del paciente cuando existe presencia de estos virus.

El método de reacción en cadena de polimerasa (o PCR) ofrece una mayor exactitud en cuanto a resultados, por ello se emplea cada vez con más frecuencia. Con esta técnica, se identifica al agente causal desde su propio material genético.

Haz clic en este botón para llamar:dr-cruz-sevilla-urologia Haz clic en este botón para enviar un e-mail:dr-cruz-sevilla-urologia Haz clic en este botón para abrir el mapa:dr-cruz-sevilla-urologia

11. ¿En qué consiste el tratamiento?

Esta enfermedad se trata con medicamentos antivirales, como el Aciclovir, el Valaciclovir y el Famciclovir.

Estos medicamentos son específicos para tratar el virus del herpes simple, por lo que no funcionan en otras infecciones virales.

La vía de administración de estos medicamentos es oral o intravenosa, siendo esta última una mejor forma de eliminar los focos de virus en las lesiones genitales, ya que sería transportado directamente por el torrente sanguíneo.

Estos tres medicamentos disminuyen la carga viral y aminorar los síntomas como el dolor de las lesiones genitales. No obstante, no previenen contra las reincidencias futuras de la enfermedad..

En las lesiones recurrentes, la dosis de los fármacos antivirales suelen ser mayor pero en menor tiempo de tratamiento.

12. ¿Existen re-infecciones tras haber recibido tratamiento? ¿hasta qué momento sigue siendo transmisible?

El herpes genital es producido por un virus muy difícil de eliminar por completo dentro del organismo humano. Por esta razón, sigue siendo transmisible de por vida.

El tratamiento farmacológico disminuye la carga viral y por ende, el riesgo de ser contagiado.

El uso habitual y adecuado del preservativo otorga un 50 por ciento de protección ante el contagio del herpes y, en conjunto con el tratamiento farmacológico y constantes chequeos médicos permite que una persona pueda llegar a disfrutar de una vida sexual activa con ciertas restricciones.

Preguntas Frecuentes

¿Cuáles son las complicaciones más graves?

Si la infección con virus del herpes simple tipo 2 no tiene un tratamiento adecuado durante un tiempo muy prolongado o por otro lado, la persona padece de alguna enfermedad inmunodepresora (como el VIH), pueden ocurrir complicaciones potencialmente mortales.

Dentro de las complicaciones más comunes están la meningitis aséptica y el herpes neonatal.

Dr. Natalio CruzJefe del servicio de Andrología
El Dr. Cruz, con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla.

¿La infección neonatal por hsv-2 es prevenible?

En realidad, es un tanto dificultoso prevenir que un niño recién nacido con madre infectada no adquiera la enfermedad.

En todo caso, dentro del control prenatal existen pruebas para descartar esta infección debido a los grandes riesgos que acarrea para la vida del recién nacido.

Si la mujer gestante desarrolla síntomas similares al herpes genital (o lo ha padecido anteriormente) es recomendable el parto por cesárea, para evitar que el recién nacido tenga contacto directo con los órganos genitales femeninos.

Además, este grupo de pacientes (mujeres embarazadas) pueden recibir tratamientos con medicamentos antivirales a partir de la semana 36 de gestación.

Antes de este periodo, existe riesgo de daño fetal.

Dr. Natalio CruzJefe del servicio de Andrología
El Dr. Cruz, con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla.

¿Puedo tener relaciones sexuales si estoy infectado?

No son recomendables. Sin embargo, será el médico tratante el encargado de dar indicaciones específicas para que el paciente mantenga relaciones sexuales con un riesgo disminuido de transmisibilidad.

Dr. Natalio CruzJefe del servicio de Andrología
El Dr. Cruz, con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla.

Dr. Natalio CruzJefe del servicio de Andrología
El Dr. Cruz, con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla.

¿Quieres preguntar o comentar algo sobre tu caso?

Puedes dejarnos un comentario o escribirnos por privado a info@andromedi.com

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

*