Medicina Sexual, Fertilidad, Urología y Andrología en Sevilla.

1. ¿Qué es la tricomoniasis?

La tricomoniasis es una enfermedad de tipo infecciosa que es provocada por un parásito llamado trichomonas vaginalis. En las mujeres, la tricomoniasis causa una secreción vaginal acompañada de mal olor, comezón y ardor al orinar. En mujeres en periodo de gestación, la tricomoniasis puede aumentar la probabilidad de tener un parto prematuro. Los hombres infectados con tricomoniasis, generalmente no presentan síntomas, aunque sí que es posible como veremos.

El trichomonas vaginalis se transmite por contacto genital, durante relaciones sexuales vaginales o anales, sin protección con métodos de barrera (como con preservativo de látex).

Esta enfermedad puede afectar no sólo a los genitales externos, sino también el aparato urogenital interno, como consecuencia de un tratamiento insuficiente o tardío.

En algunos casos, puede existir coinfección con gonorrea u otras infecciones de transmisión sexual, empeorando el estado clínico del paciente.

Aunque casi uno de cada cinco pacientes infectados con trichomonas vaginalis sufre recaídas en los tres meses o menos desde el inicio del tratamiento, se considera que es la infección de transmisión sexual curable más frecuente.

El tratamiento de la tricomoniasis suele consistir en fármacos antibióticos como el metronidazol o el tinidazol.

PIDE CITA PRIVADA PARA HACERTE LAS PRUEBAS

En 24H/48H tendrás los resultados














captcha

2. ¿Qué la produce?

Como se transmite la tricomoniasis

La tricomoniasis por un parásito intracelular diminuto llamado trichomonas vaginalis, que se transmite por vía sexual con contacto directo de mucosas.

El tiempo que transcurre desde la infección y el desarrollo de los signos y síntomas de la enfermedad es de alrededor de tres semanas. Aumentando así, el riesgo de infectar a otras personas durante ese periodo.

El tracto genitourinario del hombre es el único reservorio natural de este parásito, por lo que no hay probabilidad de contraer esta enfermedad en el ambiente.

3. ¿Cómo enferma el microorganismo?

Este pequeño parásito invade a las células de la mucosa de la vagina, el pene (uretra) o el ano, y produce destrucción de la membrana plasmática de estas células para posteriormente alimentarse de los detritus celulares resultantes.

Por esta razón, el paciente refiere un cuadro clínico similar a una dermatitis alérgica en la piel de los genitales externos (comezón, enrojecimiento e irritación).

4. ¿Cómo se transmite?

Esta infección de transmisión sexual (ITS) se transmite a través del contacto directo de las mucosas genitales durante el sexo vaginal, anal u oral, incluso cuando los síntomas no han empezado a tener lugar en el paciente.

El área corporal que más predisposición tiene para adquirir el parásito es la parte baja de los genitales femeninos (vagina, vulva y uretra) en las mujeres y, la uretra en los hombres.

Debido a que el parásito necesita de una célula humana para alimentarse y sobrevivir, no existe riesgo de contraer la enfermedad en piscinas, baños públicos o por compartir toallas o ropa usada.

La transmisión puede transcurrir desde el pene hasta la vagina o viceversa, en sentido contrario.

5. ¿Cuáles son sus síntomas?

Al menos en los pacientes femeninos, el curso de la enfermedad comienza con un periodo asintomático, en el que no existen molestias vaginales y el parásito está en multiplicación activa.

Cuando el número de parásitos aumenta y comienzan a atacar la mucosa de los genitales, se presentan síntomas como (en mujeres):

  • Dolor y comezón persistente.
  • Ardor al orinar o durante el coito.
  • Flujo vaginal de mal olor (en mujeres).
  • Inflamación y enrojecimiento de los labios y la vulva, en la vagina.

En los hombres, la tricomoniasis suele pasar desapercibida por incluso, semanas. Los síntomas más evidentes (de presentarse) son uretritis (inflamación de la uretra y ardor al orinar) y presencia de una secreción mucosa o purulenta constante.

Si la infección no se detiene a tiempo, el cuadro clínico puede complicarse con prostatitis y epididimitis, patologías de difícil tratamiento.

6. ¿Puede un contagio ser asintomático?

Puede un contagio ser asintomatico

La infección efectivamente podría ser asintomática en hombres y mujeres. Sin embargo, en los hombres lo es con mucha más frecuencia. Más del 70 por ciento de las personas con trichomonas vaginalis no manifiesta síntomas, mientras que el contagio sigue latente.

7. ¿Diferencias entre hombres y mujeres?

En países como España, la tricomoniasis es casi dos veces más frecuente en mujeres que en hombres, debido a que la anatomía femenina ofrece un mejor microambiente para que el parásito pueda reproducirse y causar enfermedad.

En los hombres, la uretra es mucho menos ancha y el flujo de la orina puede arrastrar los parásitos hasta afuera, durante la micción o la eyaculación.

8. ¿Factores de riesgo de la enfermedad?

Factores como los siguientes pueden aumentar el riesgo de contraer el parásito y de desarrollar la enfermedad:

  • Promiscuidad, o cambios constantes de parejas sexuales.
  • Antecedentes previos de tricomoniasis, por recaídas.
  • Antecedentes de otras infecciones de transmisión sexual.
  • Relaciones sexuales sin protección.
  • Sistema inmunológico debilitado.
  • Aplicación excesiva de duchas vaginales (tienden a modificar el pH de la vagina y favorece la infección por microorganismos patógenos).

9. ¿Cómo prevenir la enfermedad?

La tricomoniasis puede prevenirse con el uso de preservativos a la hora de mantener relaciones sexuales con una pareja, la cual debería ser de confianza (sin riesgo de padecer ninguna ETS).

Al iniciar prácticas sexuales con una nueva pareja que haya sido en el pasado muy promiscua, no es descabellado empezar por realizar pruebas de detección de infecciones de transmisión sexual en caso de duda.

La higiene genital (tanto en mujeres como hombres) también es fundamental. Por ejemplo, el uso de ropa interior que permita que la zona esté seca (o que no retenga humedad) y un uso moderado de duchas y lavados vaginales también ayuda.

Factores de riesgo de la gonorrea

10. ¿Cómo se diagnostica?

El cuadro clínico de la enfermedad (exploracion en persona) y, los antecedentes del paciente y sus hábitos sexuales, deberían ser suficientes como para que el médico confirme un caso de tricomoniasis y aplique un tratamiento.

Otras pruebas especializadas tienen un mayor nivel de confiabilidad, especialmente en pacientes con signos y síntomas confusos. Estas pruebas incluyen el examen microscópico de secreciones vaginales (o uretrales, en hombres), pruebas rápidas con tiras reactivas y amplificación de ácidos nucleicos (PCR, bastante específico pero costoso.

Durante las citologías vaginales de rutina con coloración de papanicolau, para descartar cáncer de cuello uterino, la tricomoniasis puede llegar a ser observada.

Haz clic en este botón para llamar:dr-cruz-sevilla-urologia Haz clic en este botón para enviar un e-mail:dr-cruz-sevilla-urologia Haz clic en este botón para abrir el mapa:dr-cruz-sevilla-urologia

11. ¿En qué consiste el tratamiento?

En más del 95 por ciento de los casos, una dosis de metronidazol es suficiente como para acabar con el trichomonas vaginalis en las mujeres. No obstante, deben tenerse precauciones con posibles embarazos, debido a que este fármaco podría retardar el crecimiento fetal si es administrado durante el primer trimestre de la gestación.

Este tratamiento debe aplicarse al paciente con tricomoniasis y el paciente aparentemente sano (o que no ha comenzado a presentar síntomas) para asegurar que la enfermedad sea eliminada

También, ciertas preparaciones tópicas con metronidazol o con imidazol han resultado ser bastante efectivas en el tratamiento de la tricomoniasis, en combinación con el tratamiento oral. Por sí solos, estos medicamentos de uso tópico, no son tan efectivos debido a que las glándulas de Skene (en el canal vaginal) funcionan como un sitio reservorio, en el que dichos medicamentos difícilmente entrarían.

En los hombres, la tricomoniasis suele ser combatida por el sistema inmunológico sin necesidad de administrar medicamentos. Pero es importante que, durante este periodo haya un monitoreo constante de la infección y se tomen las medidas pertinentes para evitar el contagio con pacientes sanos.

12. ¿Existen re-infecciones tras haber recibido tratamiento? ¿hasta qué momento sigue siendo transmisible?

Las reinfecciones con trichomonas vaginalis son bastante frecuentes (más de las mitad de los casos tratados, sufren recurrencias de la enfermedad). No obstante, el pronóstico es alentador. Con un tratamiento adecuado a la nueva aparición de esta ETS, la enfermedad puede ser eliminada sin dejar secuelas.

Ahora bien, calcular el tiempo exacto hasta el cual la tricomoniasis sigue siendo una tarea complicada por la sencilla razón de que el trichomonas vaginalis puede permanecer cierto tiempo en latencia sin causar síntomas.

Es recomendable el uso de preservativos de látex al menos unos cuatro meses después de la infección con trichomonas vaginalis.

Preguntas Frecuentes

¿Puede haber complicaciones?

Aunque infrecuentes, las complicaciones por tricomoniasis pueden tener lugar en pacientes con condiciones especiales. Por ejemplo, en mujeres en periodo de gestación, la enfermedad podría adelantar el momento del parto de semanas a meses, muy probablemente debido al debilitamiento de la mucosa vaginal y la constante reacción inmunológica en esa área, que activa sustancias proinflamatorias como las citoquinas.

A su vez, esta enfermedad ha demostrado aumentar el riesgo de contraer VIH y otras infecciones de transmisión sexual.

En hombres, las uretritis y prostatitis originadas por infección con trichomonas vaginalis tienen una alta probabilidad de hacerse malignas con el paso del tiempo, lo que aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

Dr. Natalio CruzJefe del servicio de Andrología
El Dr. Cruz, con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla.

¿Qué pacientes tienen mayor riesgo de complicarse?

Los pacientes con mayor riesgo de que ocurran complicaciones derivadas de una infección inicial con trichomonas vaginalis son aquellos cuyos sistemas inmunológicos han sido debilitados por otras patologías más crónicas. Por ejemplo, pacientes seropositivos (VIH), con lupus eritematoso sistémico (LES), diabéticos no controlados adecuadamente, obesos mórbidos, trabajadores sexuales, o pacientes con cáncer y tratamientos antineoplásicos (quimioterapia), ya que estos últimos disminuyen la respuesta inmune del organismo.

Dr. Natalio CruzJefe del servicio de Andrología
El Dr. Cruz, con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla.

Desde hace un par de semanas he tenido secreciones mucosas a través de la uretra, ¿padezco de tricomoniasis?

Las causas de secreciones mucosas desde la uretra son bastante amplias, van desde infecciones vaginales por bacterias hasta el aumento de moco cervical durante la ovulación. Sólo por medio de pruebas específicas (como la observación microscópica, tiras reactivas para trichomonas vaginalis o el PCR) pueden confirmar un caso de tricomoniasis real para dar inicio a un tratamiento. No obstante, esta secreción vaginal tiene una característica particular, un olor desagradable o poco frecuente.

Dr. Natalio CruzJefe del servicio de Andrología
El Dr. Cruz, con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla.

Dr. Natalio CruzJefe del servicio de Andrología
El Dr. Cruz, con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla.

¿Quieres preguntar o comentar algo sobre tu caso?

Puedes dejarnos un comentario o escribirnos por privado a info@andromedi.com

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

*