Prostatitis

TRATAMIENTOS para Problemas de Próstata

Prostatitis

La prostatitis es un trastorno inflamatorio y agudo de la glándula prostática. Se caracterizan por síntomas urinarios molestos como dolor al orinar, ardor en la uretra e incluso, dolor en la pelvis. El tratamiento puede consistir en antibióticos específicos, antiinflamatorios no esteroideos, los antisépticos urinarios y en casos extremos se indica cirugía, depende dl tipo de prostatitis.

Play Video
Cáncer de próstata

Índice de contenido

Play Video
Probabilidades de padecer cáncer de próstata

Introducción a la prostatitis

La prostatitis es un trastorno inflamatorio y agudo de la glándula prostática, casi siempre relacionado a procesos infecciosos que se caracterizan por síntomas urinarios molestos como dolor al orinar, ardor en la uretra e incluso, dolor en la pelvis.

Las razones por las cuales una próstata se inflama pueden ser bastantes diversas como infecciones bacterianas de la glándula, traumatismos o golpes que afectan a la próstata o espasmos musculares del suelo pélvico (o diafragma urogenital).

Anatomía general de la próstata

El diagnóstico de esta enfermedad suele hacerse por la clínica que presenta el paciente sin tantos estudios complementarios, aunque la realización de análisis de laboratorio puede ser realmente útil para dilucidar qué tipo de agente patógeno pudiera estar causando la infección y qué antibiótico sería el correcto para combatirlo, por ejemplo. 

El tratamiento de la prostatitis casi siempre es farmacológico, con antibióticos si se trata de una prostatitis bacteriana y con baños de asiento tibios, fármacos para relajar los músculos y antiinflamatorios si se trata de una prostatitis no bacteriana.

¿Está buscando precios o información?

Utilice nuestro asistente virtual y reciba en su e-mail todo lo relacionado con los tratamientos que le interesan. Presupuestos, tiempos de recuperación, hospitalización, posibilidades de financiación mes a mes, etc.

En apenas unos minutos y sin compromiso alguno.

En cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos le informamos que los datos por Vd. proporcionados serán objeto de tratamiento por parte de Andromedi con la finalidad de prestarle el servicio solicitado y/o contratado. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Para más información puede consultarla pinchando aquí.

¿Dónde está ubicada la próstata?

Anatomía de la próstata y cáncer

Anatomía general de la próstata

La próstata es una glándula del tamaño de una nuez (así la describían los primeros anatomistas en la edad media) que se ubica en la región pélvica del hombre.

Esta glándula tiene una forma ovalada y es un poco alargada hacia los lados. Se ubica justo por debajo de la vejiga urinaria y rodea la primera porción de la uretra.

La uretra es el conducto por el que fluye la orina desde la vejiga (el sitio de almacenamiento de la orina producida en los riñones) hasta la abertura del glande, en la punta del pene. Este transporte de orina ocurre solamente durante la micción voluntaria y cualquier pérdida indeseada de orina se considera como incontinencia y es una patología.

Pero la próstata no solo se relaciona con la función urinaria sino también con la función sexual debido a que los conductos espermáticos de ambos testículos desembocan en la uretra prostática, donde se combinan con el fluido seminal que produce la próstata en el momento de la eyaculación.

Por fuera de la próstata y adherida a ella se encuentran muchos nervios que se dirigen al pene y que tienen como función producir y mantener la erección del miembro hasta después de la eyaculación. Si la glándula crece mucho y comprime estos nervios o, si durante una cirugía se lesionan estos nervios, el paciente podría desarrollar disfunción eréctil o DE.

¿Qué hace la próstata?

La próstata tiene tres funciones esenciales, unas más importantes que otras, pero sin duda alguna, todas importantes para la función urinaria y la función sexual.

Estas funciones son:

A Producción de fluido seminal: la próstata se encarga de sintetizar gran parte del semen que, durante la eyaculación es expulsado del cuerpo del hombre. El semen es un fluido viscoso que se combina con el esperma y que tiene la capacidad de nutrir y proteger a los espermatozoides durante su paso desde el canal vaginal hasta el sitio de la fecundación con el óvulo.

B La próstata actúa como una bomba que ayuda a expulsar el líquido seminal durante la eyaculación (el punto de máxima excitación sexual en el hombre).

C La próstata actúa como una válvula que direcciona el flujo del líquido seminal hacia el pene, impidiendo así el flujo retrógrado del semen a la vejiga urinaria durante la eyaculación. 

¿Qué tan frecuentes son las prostatitis?

La prevalencia de la prostatitis puede variar en cuanto a la región del mundo donde se investigue. En regiones como Europa y América Latina, la prevalencia de esta enfermedad ronda el 2 a 16 % de los varones en edad reproductiva, constituyendo así el 8 % de todas las consultas de urología.

Aunque parezca una cifra insignificante, las inflamaciones de la próstata deben despertar un interés en pacientes e individuos sanos por dos razones esenciales:

A En la mayoría de los casos, la prostatitis puede prevenirse.

B En la mayoría de los casos, la prostatitis suele tener un buen pronóstico si se aplica un tratamiento correcto y oportuno (para ello es necesario visitar al urólogo).

C Si la prostatitis no se trata puede ocasionar serias complicaciones, algunas de ellas irreversibles y potencialmente mortales.

¿Por qué afectan tanto los problemas prostáticos?

La prostatitis o inflamación de la próstata como cualquier otra patología relacionada a esta importante glándula masculina  afectan notablemente la calidad de vida del hombre que la padece porque la tasa de complicaciones es elevada si no se trata a tiempo.

No obstante, es acá donde está el origen del problema: muchos hombres que notan síntomas urinarios no acuden al médico o piden ayuda profesional por vergüenza.

La próstata es una glándula en estrecha relación anatómica y funcional con el aparato urinario y con el aparato reproductivo. Si ocurre algún aumento de volumen (sea cual sea la causa, infección, traumatismo, hiperplasia o cáncer), la próstata comprimirá el conducto por donde fluye la orina y el semen.

A largo plazo, si el tejido prostático muere o se hace disfuncional, la producción de semen se verá afectada y con ella, la capacidad de tener hijos.

TRATAMIENTOS

Tipos de prostatitis y cómo saber si tengo prostatitis

Entendiendo que la prostatitis es un padecimiento con diferentes causas, también los síntomas que produce cada tipo de prostatitis es diferente a los demás y esto resulta bastante útil para el urólogo que está diagnosticando la inflamación.

Los principales tipos de prostatitis y sus síntomas son:

Prostatitis bacteriana crónica

Este tipo de prostatitis por bacterias es poco frecuente porque generalmente, las infecciones bacterianas son tratadas exitosamente con antibióticos o el sistema inmune las combate en pocas semanas o días.

A menos que el paciente tenga un sistema inmune fuerte o busque ayuda médica ante los primeros síntomas de infección pélvica, es posible desarrollar una prostatitis crónica.

Para diagnosticar este tipo de prostatitis es necesario realizar cultivos de orina y de líquido prostático. La mayoría de los pacientes con prostatitis bacteriana crónica manifiestan que “los síntomas aparecen y desaparecen” durante largos periodos de tiempo pero cuando no están presentes, se despreocupan y creen que la enfermedad se solucionó por sí sola.

Es posible que las bacterias que invaden los tejidos prostáticos se mantengan latentes durante mucho tiempo antes de volver a originar síntomas.

Dentro de los síntomas más comunes de este tipo de prostatitis encontramos:

A veces, el ardor al orinar puede ser tan fuerte que el paciente tiene que detener la micción hasta que se alivia pero puede aparecer nuevamente al volver a orinar.

Prostatitis bacteriana aguda

Al igual que la anterior, también es un tipo poco frecuente de prostatitis pero puede suceder, especialmente en varones que presentan infecciones urinarias constantemente. Los cultivos de orina son necesarios para determinar el agente patógeno (generalmente escherichia coli en el 80 % de los casos) y cuál es el antibiótico ideal.

Los síntomas de la prostatitis bacteriana aguda son bastante repentinos y aparecen muy intensamente sin previo aviso. Esto hace que muchos pacientes acudan al médico inmediatamente.

Los síntomas de este tipo de prostatitis comprenden:

En algunos casos, la sensación de no haber orinado todo el contenido de la vejiga es tan estresante que es necesario indicar ansiolíticos. Nadie está preparado para la incomodidad de no poder orinar correctamente, muchos pacientes desarrollan nerviosismo y evitan las situaciones que impliquen salir de casa o no tener un baño cerca.

Síndrome de dolor pélvico crónico por prostatitis

La prostatitis crónica o mejor conocida como síndrome de dolor pélvico crónico (SDPC) es el tipo más frecuente de inflamación no infecciosa de la próstata. Es muy dolorosa porque la inflamación de la próstata tiende a irritar los nervios que rodean a la glándula. 

Los síntomas del síndrome de dolor crónico en la pelvis por prostatitis no infecciosa son:

Prostatitis inflamatoria asintomática

Este tipo de prostatitis como su nombre lo indica, es una inflamación real de la próstata por causas no infecciosas que no genera dolor y por ende, puede pasar inadvertido

Pero ¿Cómo es posible esto?, bien. La próstata puede aumentar de tamaño (inflamarse) ante un golpe durante un partido de futbol, por ejemplo, pero en algunos varones, la próstata no comprime ni irrita los nervios ubicados alrededor y por esta razón, el paciente no nota la inflamación.

En la mayoría de los casos, la próstata pierde la hinchazón por sí sola al cabo de unos días.

A menudos, algunos pacientes llegan a nuestras consultas de Madrid, Sevilla o Canarias (Tenerife) de rutina y ante un tacto rectal, la próstata parece agrandada pero se descarta rápidamente una infección, una hiperplasia e incluso, un tumor maligno.

andromedi tratamiento peyronie titulares 02

"El tratamiento de la prostatitis casi siempre es farmacológico, con antibióticos si se trata de una prostatitis bacteriana y con baños de asiento tibios, fármacos para relajar los músculos y antiinflamatorios si se trata de una prostatitis no bacteriana."

Resumen del tratamiento

¿Qué es la prostatitis?

La prostatitis es la inflamación de la glándula prostática por razones infecciosas o no infecciosas pero no por hiperplasia (HBP) o cáncer. Esta enfermedad suele tener un buen pronóstico si se trata correctamente. Puede recibir el correcto tratamiento en cualquiera de nuestros centros de Madrid, Sevilla o Tenerife

 

¿Qué produce la prostatitis?

La prostatitis puede estar ocasionada por infecciones (bacterianas o no bacterianas) pero también por otras causas no infecciosas como traumatismos en la glándula, cálculos renales que hayan podido irritar la próstata en su paso por la uretra, masajes prostáticos intensos e incluso, ciertas intervenciones quirúrgicas o diagnósticas.

¿Cómo se diagnostica?

Por medio de una entrevista médica y una exploración física, con énfasis en un tacto rectal. También son útiles los análisis de orina o de secreción prostática, las ecografías, las cistografías y las pruebas urodinámicas.

Tratamiento de la prostatitis

El tratamiento depende el tipo de prostatitis. Si es de causa infecciosa, el tratamiento consiste en antibióticos específicos para la bacteria que causa el problema. También pueden ayudar los antiinflamatorios no esteroideos, los antisépticos urinarios y consumir abundantes cantidades de líquido. En casos extremos se indica cirugía (abscesos prostáticos).

Síntomas de la prostatitis

La prostatitis se caracteriza por producir síntomas obstructivos en las vías urinarias bajas como dificultad para orinar, ardor al orinar, dolor en la región pélvica e incluso, molestias intensas al eyacular. Es posible que algunas prostatitis sean asintomáticas.

¿Qué pasa si no se trata?

Casi siempre, las prostatitis suelen tener un buen pronóstico pero si no se tratan oportunamente (siendo infecciosas) y además el paciente tiene un sistema inmune debilitado, se puede desarrollar abscesos prostáticos.

Tratamiento

Tratamiento: ¿Cómo se soluciona la prostatitis?

El manejo clínico de la prostatitis depende directamente del tipo que sea, por ejemplo:

Prostatitis aguda por bacterias

Con este tipo de prostatitis, el paciente requiere consumir antibióticos (recetados por un médico) durante dos semanas, como mínimo. En cuanto a la presentación del medicamento, se recomienda la administración intravenosa para asegurar la acción del antibiótico en el sitio de la infección.

RTU resección trans uretral de próstata

Prostatitis crónica por bacterias

En este caso, el paciente requiere una administración mucho más prolongada de antibióticos, incluso después que hayan desaparecido los síntomas porque la infección puede estar latente y reaparecer unos más tarde. Casi siempre, este periodo de tiempo es alrededor de uno a tres meses.

Sin embargo, si los síntomas reaparecen es recomendable reiniciar la administración de antibióticos y considerar la posibilidad de cambiar la medicación porque algunas bacterias pueden tornarse resistentes a ciertos antibióticos. 

Síndrome de dolor pélvico crónico

Este corresponde al tipo de prostatitis más frecuente pero dado que la causa parece ser incierta generalmente, es recomendable indicar antibióticos en caso de que se trate de una prostatitis bacteriana junto a antiinflamatorios no esteroideos (AINES) como el ibuprofeno o el diclofenaco. 

Es importante destacar que bajo ninguna circunstancia el paciente el paciente debe automedicarse debidos a los riesgos que podría correr al combinar fármacos que interaccionan entre sí, entre otros. Solo un médico puede indicar y evaluar el progreso de un tratamiento farmacológico.

Otros tratamientos para la prostatitis

Masajes prostáticos terapéuticos

Los masajes de la próstata con fines terapéuticos tienen como principal objetivo presionar cuidadosa pero firmemente la glándula prostática para liberar el exceso de secreción prostática que pudiera estar acumulado dentro de ella por la propia inflamación. Esto reduce la presión en la próstata y puede sanar más rápidamente.

Cirugía de próstata

En algunos casos muy infrecuentes (afortunadamente), las infecciones de la próstata pueden producir una complicación severa conocida como abscesos prostáticos si no son tratadas apropiadamente a tiempo.

Estos abscesos son acúmulos de material purulento (pus), bacterias, células muertas y secreción prostática dentro de la próstata. Son difíciles de tratar con antibióticos (aun en pacientes con sistemas inmunológicos competentes) y a menudo requieren extirpación quirúrgica.

Las prostatectomías
Las prostatectomías

Las prostatectomías son cirugías complejas que requieren un alto nivel de precisión técnica ya que se realiza una extirpación total (o casi total) de la próstata y los tejidos que la rondan, como algunos ganglios linfáticos o las vesículas seminales si existe diseminación de células cancerígenas en esta zona, pero el gran dilema son las estructuras no implicadas en el cáncer que podrían ser lesionadas con la intervención como los nervios eréctiles.

Las prostatectomías
Las prostatectomías

Las prostatectomías son cirugías complejas que requieren un alto nivel de precisión técnica ya que se realiza una extirpación total (o casi total) de la próstata y los tejidos que la rondan, como algunos ganglios linfáticos o las vesículas seminales si existe diseminación de células cancerígenas en esta zona, pero el gran dilema son las estructuras no implicadas en el cáncer que podrían ser lesionadas con la intervención como los nervios eréctiles.

La resección transuretral de la próstata consiste en:

1 Introducir el extremo libre del resectoscopio en la uretra desde la punta del pene. 

2 La punta del resectoscopio se ubica a nivel de la uretra prostática y se comienza a cortar el exceso de tejido. 

3 Las porciones grandes de tejido son presionadas con pinzas especiales en el resectoscopio y se halan hacia afuera. Si son muy pequeñas, pueden atravesar el esfínter de la vejiga y quedarse ahí hasta que el paciente las orine.

4 El cirujano urólogo retirará el resectoscopio y se introducirá una sonda vesical durante algunos días (generalmente menos de 48 horas). 

VER VÍDEO: Próstata inflamada o grande ¿cual es un PSA normal?

Escoja día y hora para su cita con el urólogo en alguna de nuestras clínicas

Signos y síntomas

Causas de la prostatitis

En la gran mayoría de casos, la prostatitis no tiene una causa definida o no se descubre y el paciente siente tranquilidad porque desaparece por sí sola. Muchos dolores en la pelvis se originan cuando los músculos de esta región se inflaman (contracturas) y comprimen los innumerables nervios que recorren esta área.

Las infecciones son causas menos frecuentes de dolor en la pelvis masculina, pero pueden ocurrir y deben descartarse. 

Las prostatitis infecciosas suelen producirse por bacterias que, siendo flora habitual de la orina y las heces (como la e. coli) se convierten en patógenos oportunistas en la mucosa de la uretra, atravesando el tejido hasta albergarse en una glándula ideal para reproducirse: la próstata. Las prostatitis no se consideran una enfermedad de transmisión sexual pero igualmente es recomendable la abstinencia sexual hasta tanto no haya pasado la infección. 

Las prostatitis no bacterianas a menudo están desencadenadas por inflamaciones en los nervios, espasmos musculares, tensión por estrés e incluso, infecciones previas de las vías urinarias que no fueron tratadas correctamente, aunque ante los análisis de laboratorio, la orina y el líquido prostático estén libres de patógenos.

¿Cuáles son las causas menos probables de inflamación de la próstata?

El dolor pélvico en el hombre y las inflamaciones de la próstata pueden deberse también a algunas causas menos frecuentes como:

próstata sana

Próstata sana

inflamación de la próstata

Próstata con inflamación

andromedi tratamiento peyronie titulares 02

"Los síntomas de la prostatitis bacteriana aguda son bastante repentinos y aparecen muy intensamente sin previo aviso. Esto hace que muchos pacientes acudan al médico inmediatamente".

Causas

Factores de riesgo

Casi todos los casos de prostatitis tienen causas desconocidas e incluso, suelen ser tratados (o desaparecen por sí solos) antes de encontrar el origen del problema. 

No obstante dentro de los principales factores de riesgo implicados en la aparición de prostatitis están:

¿Cuáles son las etapas del cáncer de próstata?

El sistema utilizado por los urólogos para clasificar a los tumores malignos de la próstata se conoce como TNM y toma en consideración el estado del tumor en sí (su tamaño, la localización, si hay varios tumores o es uno solo), el estado de los ganglios linfáticos de la zona inguinal y si existe o no metástasis.

Pruebas de imagen (urografía y ecografía pélvica)

Las pruebas de imagen permiten evaluar de manera más precisa la obstrucción de la uretra prostática. Las principales pruebas son la urografía y la ecografía.

La urografía consiste en inyectar una sustancia que, una vez filtrada por los riñones y dispersada en la orina, se pueden realizar radiografías especiales para poner en evidencia el contorno de la vejiga y la uretra. El sitio de estrechez uretral se ubica fácilmente.

La ecografía es una prueba rápida y económica que consiste en un aparato que crea imágenes bidimensionales de las estructuras internas como la vejiga (que debe estar llena de orina) al emitir ondas de ultrasonido. Es completamente indoloro y no se emite radiación ionizante (como es el caso de la urografía).

Financiación
Financiación

Si desea más información sobre procedimientos, precios y posibilidades de financiación, no dude en contactarnos sin compromiso a través de nuestra sección de contacto, llamando al teléfono (+34) 615 55 11 55, o enviándonos un email a

Financiación
Financiación

Si desea más información sobre procedimientos, precios y posibilidades de financiación, no dude en contactarnos sin compromiso a través de nuestra sección de contacto, llamando al teléfono (+34) 615 55 11 55, o enviándonos un email a

Escoja día y hora para su cita con el urólogo en alguna de nuestras clínicas

Como se diagnostica

Diagnóstico de la prostatitis

Aunque cualquier médico puede sospechar una inflamación prostática (no necesariamente prostatitis), un especialista en urología es el profesional indicado para realizar los estudios correspondientes y diagnosticar el problema a través de las siguientes herramientas:

Entrevista médica ¿Qué podría preguntarme el médico?

El médico hará una serie de preguntas acerca del padecimiento y escuchará atentamente cómo el paciente relata la aparición del problema y en qué grado ha afectado su calidad de vida.

Además de indagar sobre la edad y los antecedentes de salud del paciente, algunas de las preguntas que más suelen realizarse en el diagnóstico de la prostatitis son:

Exploración física

La principal y más rápida prueba para comprobar el tamaño de la próstata es el tacto rectal, que consiste en introducir un dedo enguantado y lubricado a través del ano del paciente para tocar la próstata.

Si esta está agrandada, se realizan más pruebas. Al contrario de lo que se cree, el tacto rectal no es doloroso y solo dura unos segundos.

Ecografía

La ecografía transrectal es un estudio de imagen bastante eficaz, rápido y económico para examinar con mayor precisión las dimensiones de la próstata y evaluar si está agrandada o no. La ecografía se vale de ondas de sonido para crear una imagen computarizada del órgano.

Análisis de orina y líquido de la próstata

La orina y el líquido prostático pueden extraerse fácilmente para enviarlos a un laboratorio especializado y realizar cultivos bacteriológicos. Si hay algún proceso infeccioso activo o latente, aparecerá en los estudios y esto ayudará a determinar el tratamiento correcto (no todos los antibióticos son efectivos contra todo tipo de bacterias).

El líquido prostático (excreción prostática expresada) se extrae al masajear la próstata, esto liberará un fluido viscoso a través de la uretra del pene que será recogido en un frasco.

La orina puede contener no solo la bacteria en cuestión sino además, glóbulos blancos o leucocitos, los cuales podrían indicar una proceso infeccioso activo (estas células no deberían estar presentes en la orina en condiciones normales).

Además, es posible realizar un análisis de sangre para determinar los niveles de antígeno prostático específico, una sustancia que se eleva cuando hay procesos neoplásicos en la glándula pero cuando hay alguna infección, esta sustancia puede elevarse creando una “falsa alarma de cáncer”.

Cistoscopia

Un cistoscopio es un instrumento especial capaz de introducirse a través de la uretra para tomar imágenes de las vías urinarias y de la vejiga. El urólogo puede examinar el estado del tracto urinario bajo con este aparato.

Prueba de flujo urinario o urodinamia

Cuando la obstrucción en el flujo de orina es muy severa, el posible realizar una prueba de este tipo que ayuda a medir la fuerza del paso de la orina a través de la uretra hasta encontrar el punto exacto del bloqueo.

En la mayoría de los casos, las obstrucciones urinarias bajas tienen lugar en la próstata (por prostatitis, HBP o cáncer), en la uretra o en los músculos del suelo pélvico.

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes en los centros Andromedi de Madrid, Sevilla y Tenerife

¿Qué sucede si la prostatitis no es tratada adecuadamente? ¿Posibles complicaciones?

Si la prostatitis no tiene una causa infecciosa, es posible que la próstata se recupere por sí sola y que disminuya la inflamación al cabo de unos días o semanas incluso sin tratamiento (aunque los antiinflamatorios pueden ser útiles).

De hecho, las prostatitis bacterianas también pueden curar por sí solas sin ningún problema (pero se recomienda antibiótico). No obstante, es posible que algunos pacientes con prostatitis infecciosas por bacterias y pésimas respuestas inmunitarias desarrollen abscesos prostáticos.

Estos abscesos son potencialmente mortales si la infección se disemina a otros órganos del cuerpo, como la meningitis (infección de las capas que recubren al cerebro y la médula ósea). En todo caso, es mejor prevenir que lamentar acudiendo al médico y solicitando un tratamiento acorde.

¿Es posible prevenir la prostatitis? ¿Cómo?

Sí, las prostatitis pueden prevenirse con ciertos hábitos saludables no solo para la función urinaria sino para todo el organismo como:

• Consumir alimentos con alto contenido en vitaminas y minerales, los vegetales son ideales.

• Consumir al menos 8 vasos de agua al día.

• Hacer ejercicio o practicar algún deporte regularmente.

• Evitar al máximo lesiones o contusiones en el área genital.

• Mantener una vida sexual activa pero responsable.

• Mantener niveles bajos de estrés y ansiedad.

• Acudir al urólogo al menos una vez al año después de los 40 años para chequeos de rutina.

• Ante cualquier síntoma urinario, acudir con el urólogo. 

• Evitar la automedicación

¿Son útiles los masajes de la próstata para aliviar la inflamación?

Sí, porque ayudan a drenar el exceso de secreción prostática que haya podido quedar atrapada en los canalículos glandulares durante la inflamación. Estos masajes deben ser realizados solamente por un especialista.

¿Son efectivos los remedios caseros para la prostatitis?

Los remedios caseros no solo no han sido comprobados científicamente sino que además pueden ser peligrosos. En la Internet abundan las “soluciones mágicas” y los “remedios en casa” para la prostatitis y otras enfermedades urológicas pero estas podrían resultar riesgosos e incluso, potencialmente fatales. Lo ideal es acudir con un profesional en el área urológica.

¿Puedo tener relaciones sexuales si padezco de prostatitis?

Sí, la prostatitis no es una contraindicación para tener relaciones sexuales. No obstante, si el padecimiento es muy severo, es recomendable evitar las relaciones sexuales hasta tanto se trate el problema.

¿Puedo desarrollar cáncer de próstata por prostatitis?

No existe evidencia suficiente que compruebe esta hipótesis pero todo apunta a que es muy poco probable.

Ya me siento mejor ¿Puedo terminar el tratamiento antes?

No, y de hecho, es posible que usted deba seguir tomando antibióticos (e antiinflamatorios) incluso varios días o semanas después de haber tenido los síntomas por última vez.

¿Es posible desarrollar prostatitis por algunas prácticas sexuales?

Sí, pero es infrecuente. Este tipo de prostatitis no infecciosas pueden ocurrir por prácticas sexuales como la realización de masajes prostáticos realizados muy intensivamente. Es importante recordar que la manipulación excesiva de la glándula prostática puede inflamarla y que este órgano tiene innumerables terminaciones nerviosas que pueden ser estimuladas manualmente, trayendo consigo placer sexual.

Autor

Jaime Bachiller


El Doctor Jaime Bachiller (Nº de Colegiado 11-06893) es un referente en Urología, además de ser un gran experto en laparoscopia urológica, hiperplasia benigna de próstata, cirugía de próstata, cáncer de riñón, litotricia láser y litotricia extracorpórea. Asimismo, es el Jefe de servicio de Urología en el Hospital San Juan de Dios del Aljarafe e imparte clases de cirugía laparoscópica urológica en el Centro de Mínima Invasión de Cáceres. Ha sido premiado en varias ocasiones por la cirugía laparoscópica del cáncer de próstata por puerto único y a la Excelencia Investigadora

Suscribir
Notificar de
guest
1 Comentario
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Andromedi Clinic of Urology and Sexual Medicine

Gracias a todos por vuestros comentarios y sugerencias, nos alegra poder resultar de utilidad en la divulgación médica y científica en torno a la Urología y la Medicina Sexual.

Intentamos responder en la medida de lo posible a todas las dudas que nos planteáis. En un canal limitado como es este no podemos ni debemos responder en profundidad casos personales o particulares, pero sí podemos ahondar en información de carácter general.

Para todos aquellos que deseen una valoración más profunda e individualiza, pueden solicitar cita presencial en nuestros centros de Madrid, Sevilla o Tenerife a través de nuestra página de contacto >>> https://www.andromedi.com/contacto

Para aquellos que no residan en España, también pueden tener una con nuestra Clínica sin moverse de casa, a través de Internet por video-llamada. Es muy sencillo, más info en >>> http://www.andromedi.com/telemedicina

1
0
Would love your thoughts, please comment.x