Cirugía prostática con láser holmium

TRATAMIENTOS para Problemas de Próstata

Láser verde de Holmium para la próstata

También conocida como enucleación de la próstata con láser de holmio (HoLEP), este tratamiento es ideal para casos de hiperplasia benigna de próstata en los que hay bloqueo del flujo urinario y lo mejor de todo esto, sin cirugía abierta y con una recuperación mucho más rápida.

Láser verde de Holmiun para la próstata

Índice de contenido

Qué es el HBP

Introducción a los problemas de próstata

El agrandamiento prostático por HBP produce obstrucción del flujo urinario desde la vejiga y limita grandemente la calidad de vida de millones de hombres alrededor del mundo produciendo sentimientos de vergüenza y en casos avanzados, disfunción eréctil (DE) e incontinencia urinaria por rebosamiento.

próstata sana

HBP próstata agrandada

Es importante entender que la hiperplasia benigna de próstata no es un padecimiento maligno o canceroso, pero con el paso del tiempo, tiende a agravarse progresivamente hasta obstruir completamente el paso de la orina a través de la uretra. Es común encontrar casos de pacientes que acuden al médico cuando la enfermedad ha avanzado bastante, pudiendo haber resuelto el problema en las fases iniciales por medio de medicación o cirugía.

Sin embargo, los métodos para tratar la hiperplasia benigna de próstata cada vez son más novedosos. Actualmente, las técnicas quirúrgicas se han perfeccionado y ya no es necesario realizar cirugía abierta (con la que era necesario abrir la piel del paciente para acceder a la próstata) sino que la laparotomía es capaz de eliminar gran cantidad de volumen prostático con mínimos efectos secundarios y, dentro de este campo, la cirugía con láser de Holmium se está posicionando como el método idóneo.

¿Está buscando precios o información?

Utilice nuestro asistente virtual y reciba en su e-mail todo lo relacionado con los tratamientos que le interesan. Presupuestos, tiempos de recuperación, hospitalización, posibilidades de financiación mes a mes, etc. En apenas unos minutos y sin compromiso alguno. 

NOTA: Desactive el bloqueador de anuncios para andromedi.com si no visualiza correctamente el asistente. 

En cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos le informamos que los datos por Vd. proporcionados serán objeto de tratamiento por parte de Andromedi con la finalidad de prestarle el servicio solicitado y/o contratado. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Para más información puede consultarla pinchando aquí.

Técnica innovadora

¿Qué es la enuacleación protática con láser de holmiun?

Este procedimiento médico es una variante de la cirugía con láser empleada para tratar una de los padecimientos masculinos más frecuentes en edades avanzadas: la hiperplasia benigna de próstata o HBP.

La enucleación prostática con láser de Holmium se comenzó a desarrollar a partir de los años 90 en Estados Unidos como una alternativa más rápida, más efectiva y más económica en comparación con otras técnicas endoscópicas tradicionales como la resección transuretral de la próstata (RTUP) y la vaporización prostática por láser. 

No obstante, no fue sino hasta los años 2000 que la enucleación de próstata con láser de Holmium cobró relevancia alrededor del mundo y pareciera mantenerse así durante mucho tiempo más dada la gran cantidad de beneficios que se consigue en cuanto a disminución del volumen prostático, recuperación posquirúrgica, mejoría en la función urinaria y mínimo daño a la función eréctil del pene.

¿Cómo funciona la cirugía con láser de Holmium para la HBP?

A diferencia de la cirugía convencional que implicaba el corte de las porciones de próstata con un bisturí y con mayor riesgo de sangrado y mayor tiempo de cicatrización (y recuperación), la cirugía con láser de Holmium ha mostrado un óptimo desempeño cortando y eliminando tejido prostático porque la onda de energía es controlada y se emite de manera muy cuidadosa, evitando de esta manera diseccionar más tejido del necesario y limitando la pérdida de sangre.

El láser corta y sella automáticamente los vasos sanguíneos que hayan podido ser separados y de esta manera, el sangrado es mínimo y la cicatrización del tejido se realiza más rápidamente.

Cuando un cirujano opera con bisturí, es difícil controlar cuánto tejido se está separando. Esto complica la labor del cirujano que, ocasionalmente corta tejido sano junto al tejido enfermo pero lo peor ocurre cuando dentro del tejido sano hay nervios que inervan al pene. Esto ocasiona (entre otras cosas) problemas de la erección e incontinencia de orina en algunos casos cuando se cortan accidentalmente nervios dirigidos al esfínter de la vejiga (que la mantiene cerrada).

Pero ¿por qué un láser es más preciso que un bisturí o cualquier otro elemento cortante sólido? Por dos razones elementales:

A El láser puede cambiar de intensidad en cuanto al corte dependiendo de la longitud de onda que emita. Esto quiere decir que el láser puede cortar tanto como se configure y esto es positivo porque se puede ajustar para que aumente su potencia cortante en los sitios ideales y no ocurran accidentes.

B El láser puede cambiar el perímetro de corte, desde muy pequeño hasta más profundo. El bisturí no puede cambiar de tamaño y por ende, es más probable que lesione tejidos sanos como los nervios que están cercanos a la glándula prostática.

andromedi tratamiento peyronie titulares 02

"El agrandamiento prostático por HBP produce obstrucción del flujo urinario desde la vejiga y limita grandemente la calidad de vida de millones de hombres alrededor del mundo".

Resumen del tratamiento

¿Qué es la enucleación de próstata con láser?

Es un tratamiento de tipo quirúrgico y endoscópico, mínimamente invasivo que se indica cuando la glándula prostática presenta un agrandamiento excesivo. El láser corta de manera muy precisa el tejido hipertrófico. Puede recibir el tratamiento en cualquiera de nuestros centros de Madrid, Sevilla o Tenerife

¿Cuándo se indica este tratamiento?

Este tratamiento se indica en casos severos de hiperplasia benigna de próstata, un padecimiento crónico que se caracteriza por un aumento no canceroso del tamaño de esta glándula masculina, especialmente cuando hay obstrucción urinario y los tratamientos conservadores fueron inefectivos.

Principales ventajas

Las principales ventajas de este tratamiento frente a la cirugía convencional o abierta es que es más segura con el mismo nivel de efectividad, hay menos riesgo de sangrado y de desarrollar disfunción eréctil o infecciones, la recuperación es más rápida y que no quedan cicatrices en la piel.

Tipo de anestesia y duración de la cirugía

La anestesia empleada es de tipo general pero puede sustituirse con anestesia raquídea si el paciente presenta alguna condición especial. La cirugía suele durar alrededor de una hora y la estancia hospitalaria mínima es de 24 horas.

¿En qué consiste el tratamiento?

Consiste en introducir a través de la uretra del pene un instrumento conocido como resectoscopio con un extremo capaz de emitir ondas de energía concentrada en forma de láser, que sirve para cortar el tejido de la próstata. Al final, el cirujano extrae las porciones de tejido y la cirugía está completada.

¿Cuáles son los resultados?

Los resultados de esta cirugía suelen ser bastante positivos, en más del 90 % de los casos se obtienen resultados favorables en cuanto a la disminución del volumen prostático y la mejoría de los síntomas obstructivos de la orina.

Procedimiento del tratamiento

¿En qué casos se indica este tratamiento?

La patología que encuentra mejores resultados tras la cirugía de próstata con el láser de Holmium es la hiperplasia prostática benigna o HBP.

Esta enfermedad tiene una elevada prevalencia en hombres mayores de 60 años de edad (el 40 %) y es la principal causa de problemas para orinar. El gran problema de esta patología es que no se desarrolla y se mantiene estable sino que tiende a empeorar con el paso del tiempo, produciendo obstrucción total de la orina en los casos más severos.

inflamación de la próstata

HBP próstata agrandada 2

Dentro de los pacientes con patología prostática de tipo hiperplasia benigna, los que mejor se adecúan a las características de la cirugía con láser de Holmium (o enucleación de próstata con láser) son aquellos varones con:

¿Qué pacientes NO pueden recibir el tratamiento con láser de Holmium?

Aunque la gran mayoría de pacientes con hiperplasia benigna de próstata son perfectos candidatos para recibir la enucleación prostática con láser de Holmium (HoLEP), existen algunos pacientes con condiciones especiales que deben optar por otros procedimientos quirúrgicos.

Estos pacientes corresponden a:

Las prostatectomías
Las prostatectomías

Las prostatectomías son cirugías complejas que requieren un alto nivel de precisión técnica ya que se realiza una extirpación total (o casi total) de la próstata y los tejidos que la rondan, como algunos ganglios linfáticos o las vesículas seminales si existe diseminación de células cancerígenas en esta zona, pero el gran dilema son las estructuras no implicadas en el cáncer que podrían ser lesionadas con la intervención como los nervios eréctiles.

Las prostatectomías
Las prostatectomías

Las prostatectomías son cirugías complejas que requieren un alto nivel de precisión técnica ya que se realiza una extirpación total (o casi total) de la próstata y los tejidos que la rondan, como algunos ganglios linfáticos o las vesículas seminales si existe diseminación de células cancerígenas en esta zona, pero el gran dilema son las estructuras no implicadas en el cáncer que podrían ser lesionadas con la intervención como los nervios eréctiles.

VER VÍDEO: Próstata inflamada o grande ¿cual es un PSA normal?

Escoja día y hora para su cita con el urólogo en alguna de nuestras clínicas

Principales ventajas

Ventajas del láser verde de Holmium frente a otros tratamientos

Procedimiento seguro

Este tratamiento quirúrgico tiene mínimo riesgo de producir efectos secundarios precisamente por su principal ventaja: es un dispositivo médico de altísima tecnología y precisión que emite energía láser para cortar el tejido prostático agrandado y detener el crecimiento benigno de la próstata sin necesidad de utilizar instrumentos convencionales como los bisturíes de la cirugía tradicional, con el cual hay mayor probabilidad de producir lesiones accidentales en los nervios del pene y en el tejido sano. 

La tasa de complicaciones derivadas de esta técnica es muy baja y la mayoría de pacientes operados manifiestan una notable mejoría en su flujo de orina.

próstata sana

Próstata sana

inflamación de la próstata

Próstata con inflamación

Procedimiento eficaz

La enucleación prostática con láser Holmium es una única técnica que no requiere nuevas sesiones de tratamiento. La reducción del volumen prostático por la extracción del tejido hiperplásico es inmediata y por ende, la vejiga comienza a experimentar una franca disminución de la tensión necesaria para expulsar la orina.

Sin incisiones ni cicatrices

Este tipo de operación de próstata se caracteriza por ser un procedimiento endoscópico especial que utiliza un aparato llamado resectoscopio con láser de próstata para separar y eliminar el tejido extraído del cuerpo del paciente sin realizar siquiera una herida quirúrgica.

Por esta razón, la cirugía de próstata con láser de Holmium tiene tantos aspectos positivos, y uno de ellos es que no deja cicatrices o marcas en la piel. Es casi imposible distinguir entre un paciente operado a uno que aún no ha recibido este tratamiento a simple vista.

Bajo riesgo de sangrado

El sangrado es uno de los tipos de efectos secundarios más frecuentes en casi todas las cirugías pero dentro de todos los procedimientos quirúrgicos que menos producen pérdida de sangre están aquellos que se valen de láser para cortar el tejido, y este procedimiento es uno de ellos.

Cuando el láser separa el tejido, también va sellando los vasos sanguíneos cortados y el sangrado se detiene. No obstante, sí es posible evidenciar algo de sangre en la orina durante algunos días pero esto va desapareciendo por sí solo mientras el tejido se recupera.

Bajo riesgo de disfunción eréctil

Dado que la técnica de enucleación trata a la próstata agrandada desde adentro y no desde la cápsula externa, la probabilidad de lesionar los delicados nervios que van al pene es muy pequeña y por ende, el riesgo de disfunción eréctil es mínimo

Ayuda en el diagnóstico de cáncer prostático

Un adenoma prostático es un tipo de lesión en el tejido de la próstata que puede estar relacionado con el cáncer. No existe evidencia suficiente que confirme la hipótesis de que la hiperplasia benigna de próstata (HBP) promueva la aparición de cáncer, no obstante, cuando se realiza una cirugía con láser Holmium es posible someter el tejido extraído a ciertos análisis (biopsias) para comprobar si hay células cancerígenas o no

Por ello, la enucleación de próstata con láser de Holmium puede, además de ser un método terapéutico, parte de un método diagnóstico.

Rápida recuperación

La recuperación del paciente sometido a esta intervención suele ser muy corta por lo que en unas semanas ya es posible retornar normalmente a todas las actividades habituales como trabajar o hacer ejercicio (obviamente, cumpliendo todas las indicaciones médicas para prevenir recaídas).

Corta estancia en el hospital

El tiempo transcurrido desde el ingreso hospitalario y la alta médica rara vez sobrepasa las 48 horas por lo que el paciente puede regresar prontamente a casa para continuar el reposo.

Para algunos paciente, las largas estancias en el hospital suelen debilitarlos, agotarlos e incluso deprimirlos.

No más medicamentos para la HBP

Existen ciertos medicamentos para tratar el crecimiento prostático pero suelen tener muchos efectos colaterales e indeseables como la pérdida de cabello y el desarrollo de pechos (ginecomastia), entre otros. Con la cirugía de láser Holmium, el paciente puede experimentar una mejoría de los signos típicos de una próstata agrandada sin depender de un tratamiento farmacológico.

andromedi tratamiento peyronie titulares 02

"La hiperplasia benigna de próstata (HBP) es un padecimiento que no se desarrolla repentinamente sino que puede tardar varios años (incluso décadas) en manifestarse clínicamente".

Procedimiento quirúrgico

¿En qué consiste la enucleación con láser de Holmium?

Preparación para la cirugía

Es fundamental que el paciente conozca la mayor cantidad de aspectos posibles de la cirugía por dos razones elementales:

A El paciente conoce los riesgos implicados a la intervención y evita al máximo desarrollarlos por medio del cabal cumplimiento de todas las indicaciones médicas, los cuidados postoperatorios y el seguimiento de la patología.

B La seguridad y la tranquilidad del paciente durante todas las fases del procedimiento es clave. Muchos pacientes desarrollan ansiedad y preocupación excesiva por tratamientos incluso tan seguros como este, la enucleación de próstata con láser de Holmium (HoLEP).

Antes de la cirugía, el paciente debe acudir a varias consultas preoperatorias que servirán para examinar el estado general de salud y prever cualquier posible complicación si el paciente sufre de enfermedades crónicas o condiciones patológicas de importancia (por ejemplo, un paciente diabético e hipertenso). 

Las complicaciones quirúrgicas son muy raras, afortunadamente, pero deben prevenirse al máximo. 

Las consultas preoperatorias incluyen:

Es probable que antes de la cirugía el urólogo indique una prueba de imagen conocida como cistoscopia, que consiste en introducir un catéter con una cámara en su extremo a través de la uretra para evaluar las vías urinarias y la vejiga.

Además, en algunos pacientes se indica otra prueba de imagen llamada urodinámica, que permite evaluar el funcionamiento de las vías urinarias por medio de la colocación temporal de “sensores” de presión en este conducto. La prueba de urodinámica ayuda a predecir cómo y en qué medida la cirugía con láser de Holmium podría reducir los signos de obstrucción urinaria.

Otras indicaciones previas a la cirugía comprenden:

Durante la cirugía con láser de Holmium (HoLEP)

Al entrar en nuestros quirófanos de Madrid, Sevilla o Canarias, el paciente recibe una dosis de anestesia general, lo que implica que el paciente se “quede dormido” durante toda la intervención quirúrgica. Esto asegura que la cirugía sea completamente indolora y que los cirujanos puedan operar sin temor que el paciente se mueva o se despierte.

Es posible que, junto a la dosis de anestésico se aplique una dosis de antibiótico. Es importante entender que la próstata es un órgano en estrecha relación con las vías urinarias (desde donde se hará la cirugía), que usualmente pueden tener bacterias.

1 El paciente es colocado boca arriba, encima de una cama quirúrgica especializada que sostiene, además, sus piernas para que el cirujano pueda operar en el área genitourinaria de manera cómoda y precisa. 

2 El cirujano encargado de la operación introduce un resectoscopio dentro de la uretra, a través del meato urinario ubicado en la punta del pene. El resectoscopio es un instrumento especial que cuenta con una cámara de vídeo de alta definición en su extremo que ayuda a visualizar la estructura interna de la uretra y de la próstata y de esta manera saber con exactitud el sitio (o los sitios) de corte con el láser.

3 El resectoscopio alberga también un sitio por el cual el láser de Holmium puede ser emitido. Este láser separa las partes agrandadas en la cápsula de la glándula prostática y ocluye (cierra) los vasos sanguíneos que hayan podido ser cortados. 

4 El tejido que se separa de la próstata sana es empujado hasta la vejiga urinaria, donde se almacena hasta que se introduce una pinza que lo toma y lo succiona. 

5 Cuando se ha extraído todo el tejido agrandado de la próstata y los vasos sanguíneos cortados ya han dejado de sangrar, se retira el resectoscopio y el cirujano inserta un catéter vesical (o sonda de Foley) para drenar la orina en los días posteriores a la cirugía y evitar que el tejido de cicatrización forme puntos de obstrucción uretral.

Cuidados postoperatorios

Después de salir del quirófano, el paciente debe permanecer al menos una noche en estancia hospitalaria para monitorear sus signos vitales, esperar que pase el efecto de la anestesia y examinar si hay sangrado a través de la uretra o dolor intenso.

Con respecto al sangrado, es probable que ocurra cierta pérdida de sangre por la uretra después de la cirugía pero en la gran mayoría de los casos, este sangrado normal dura menos de 12 horas a menos que el paciente tenga problemas de coagulación. Si el sangrado es muy grande, se indican transfusiones de sangre para reponer el fluido perdido pero esto es aún más infrecuente. 

 

Es normal también que dentro de la sonda vesical hayan restos de sangre coagulada y para ello, el cirujano inyecta solución fisiológica dentro del conducto para evitar que los coágulos obstruyan el flujo de la orina.

Otros datos de interés para el paciente y cuidados posteriores a la cirugía con láser de Holmium para la próstata son:

¿Cuándo debería llamar al médico?

Las complicaciones son raras e infrecuentes pero pueden suceder. Es recomendable llamar al médico si alguna de las siguientes condiciones tiene lugar después de la cirugía.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

Para este tipo de intervención quirúrgica, el paciente debe recibir anestesia general, lo que implica estar inconsciente durante todo el procedimiento. Sin embargo, en algunos pacientes con ciertos factores de riesgo, la anestesia general puede sustituirse con anestesia epidural.

La anestesia epidural se coloca en la espalda baja y bloquea todo tipo de dolor producido de la cintura hacia abajo (incluyendo el área pélvica donde se realiza la operación de la próstata).

Un médico especialista en anestesiología estará dentro del quirófano colaborando con los cirujanos durante todo el proceso.

¿Cuánto tiempo dura la recuperación?

Casi todos los varones sometidos a este tratamiento requieren entre una y dos semanas de reposo físico antes de poder retornar al trabajo y demás actividades cotidianas.

No obstante, si el trabajo es muy extenuante e implica largas jornadas laborales, levantar grandes cantidades de peso o es simplemente exigente a nivel físico, el tiempo de recuperación puede ser de hasta cuatro semanas.

Durante la recuperación, es idóneo que el paciente realice caminatas ligeras para favorecer la recuperación y evitar que el sedentarismo complique el estado de salud.

Resultados y análisis

¿Cuáles son los resultados de este tratamiento?

Da vinci pantalla operacion 2

La tasa de mejoría por este tratamiento es superior al 90 %, lo que resulta bastante positivo si se compara a otros procedimientos quirúrgicos o simplemente, no someterse a ningún tratamiento y ver cómo la función urinaria se deteriora más y más.

Después de la cirugía, el paciente debe volver a visitar médico para que examine la tasa de flujo urinario y el estado de la vejiga. Así se mide la efectividad de la cirugía (y en base a otros parámetros clínicos). Estas consultas se realizan 6 semanas y 6 meses después de la cirugía con láser de Holmium.

Da vinci pantalla operacion 2

El robor Da Vinci es última tecnología e innovación

El tiempo de la mejoría depende directamente del grado de obstrucción del flujo urinario por la hipertrofia prostática y no de la cirugía en sí misma. Por esta razón, es tan importante la detección precoz de la hipertrofia benigna de la próstata y evitar esperar mucho tiempo antes de solucionar el problema.

Factores de Riesgo

Problemas de la próstata: causas, síntomas y diagnóstico

De acuerdo a la Asociación Europea de Urología, la hiperplasia benigna de próstata (HBP) es un padecimiento crónico que se desarrolla lentamente y que está relacionada con el aumento no cancerígeno del tamaño prostático produciendo así, signos de obstrucción urinaria como:

La HBP se produce cuando los niveles de testosterona decaen por el proceso natural de envejecimientos y las células de la próstata se hacen “más sensibles” a la poca hormona circulante. A este fenómeno se le conoce como hiperplasia (aumento de tamaño).

El diagnóstico de esta enfermedad se hace a través de una entrevista médica, una exploración física que incluye tacto rectal y análisis de sangre para medir los niveles de antígeno prostático específico. También se pueden realizar pruebas más especializadas para evaluar la próstata.

El tratamiento de la HBP depende de qué tan avanzada esté la patología. En etapas iniciales, el tratamiento corresponde a medicamentos pero si la glándula está muy hipertrófica y complica la función urinaria, se recomienda cirugía como opción terapéutica definitiva.

Escoja día y hora para su cita con el urólogo en alguna de nuestras clínicas

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes en los centros Andromedi de Madrid, Sevilla y Tenerife

¿Puedo tener relaciones sexuales después de la cirugía?

Se recomienda abstinencia sexual (incluyendo coito y masturbación) hasta unas cuatro semanas después de la cirugía para evitar lesiones y sangrado uretral.

¿Qué es el antígeno prostático específico o PSA?

El antígeno prostático específico es un marcador tumoral de patologías de la glándula prostática. Niveles elevados indican procesos hiperplásicos malignos como el cáncer de próstata. Si el médico nota que los niveles de esta sustancia están muy elevados puede indicar ciertos estudios especiales como una biopsia de tejido para descartar procesos neoplásicos o cáncer.

Es importante destacar que el cáncer de próstata puede comportarse como la hiperplasia benigna de próstata y emular sus síntomas (una enfermedad con un buen pronóstico si es tratada a tiempo). Esto ocurre porque ambas patologías tienen sintomatologías similares como la dificultad para orinar y suelen aparecer en edades avanzadas (después de la quinta o sexta década de vida).

¿Es normal sentir algo de dolor después de la cirugía de próstata con esta técnica?

Sí, es normal y esto ocurre porque la orina caliente puede irritar los sitios de inserción de los aparatos quirúrgicos como el láser a través de la pared uretral y producir sensaciones incómodas como dolor, ardor e incluso, “comezón interna”.

Es posible que se indiquen ciertos medicamentos para reducir la irritación uretral y las molestias. El paciente debe consumir abundantes cantidades de líquido y de esta manera, orinar más para depurar las vías urinarias de restos de sangre.

¿En cuánto tiempo puede experimentar la mejoría completa de la función urinaria después de la cirugía?

Algunos síntomas urinarios como el aumento de la frecuencia de las micciones, la sensación de urgencia para orinar y el tener que levantarse varias veces durante la noche para ir al baño pueden experimentarse durante algunos meses después de la cirugía de enucleación de próstata con láser de Holmium (HoLEP) porque la vejiga (el reservorio de la orina) debe acostumbrarse al hecho de que puede vaciarse completamente sin la resistencia que producía la glándula prostática agrandada.

En algunos casos, la introducción de instrumentos a través de la uretra (como el resectoscopio con el láser de Holmium) puede debilitar el control voluntario de la micción al dilatar forzosamente los músculos encargados de producir o contrarrestar esta acción. Los ejercicios de Kegel resultan positivos para mejorar esta condición.

Autor

Dr. Natalio Cruz


El Dr. Natalio Cruz (Nº de colegiado: 414110833), con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla, Madrid y Canarias.

Suscribir
Notificar de
guest
1 Comentario
Recientes
Antiguos Mas votados
Inline Feedbacks
View all comments

Gracias a todos por vuestros comentarios y sugerencias, nos alegra poder resultar de utilidad en la divulgación médica y científica en torno a la Urología y la Medicina Sexual.

Intentamos responder en la medida de lo posible a todas las dudas que nos planteáis. En un canal limitado como es este no podemos ni debemos responder en profundidad casos personales o particulares, pero sí podemos ahondar en información de carácter general.

Para todos aquellos que deseen una valoración más profunda e individualiza, pueden solicitar cita presencial en nuestros centros de Madrid, Sevilla o Tenerife a través de nuestra página de contacto >>> https://www.andromedi.com/contacto

Para aquellos que no residan en España, también pueden tener una con nuestra Clínica sin moverse de casa, a través de Internet por video-llamada. Es muy sencillo, más info en >>> https://www.andromedi.com/telemedicina

1
0
Déjanos tu comentario (no hace falta registro)x