Malla para incontinencia urinaria

TRATAMIENTOS de urología

Malla para incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria en el hombre es un serio problema que impacta en la calidad de vida de millones de varones alrededor del mundo. Las causas pueden ser variadas y, aunque muchas personas crean que es un padecimiento “normal” del envejecimiento y que no tiene cura, cada vez surgen más y mejores métodos para tratar la incontinencia urinaria, pero uno de los mejores sin duda alguna es la malla vesical.

Play Video
Malla para incontinencia urinaria

Índice de contenido

Play Video
Definición

¿Qué es la malla para la incontinencia urinaria masculina?

Este tratamiento puede ayudar notablemente a los hombres con problemas de incontinencia urinaria, especialmente cuando otros procedimientos fueron insuficientes y pocos eficaces. La colocación de la malla vesical es un tratamiento definitivo que trae la mejoría en casi todos los que se someten a ella.

Durante este procedimiento de tipo quirúrgico, se coloca un elemento de altísima tecnología médica similar a una cinta o malla alrededor de la uretra, cerca de la base del pene, apretando ese conducto y evitando que la orina se escape cuando el paciente no esté orinando de manera voluntaria.

Este tratamiento ha ayudado a miles de varones a encontrar solución a un problema que habían dado por perdido durante años: la incontinencia urinaria.

Este tratamiento ha demostrado excelentes resultados en casos de incontinencia urinaria de leve a moderada, generalmente después de cirugías de próstata en las que se extrae toda la glándula por cáncer (prostatectomía radical).

¿Pero cuál es el problema con la incontinencia de orina?

La incontinencia urinaria es un problema más que simplemente molesto. Miles de pacientes desarrollan vergüenza e incluso, temor a salir de casa. Esto favorece el aislamiento y la depresión.

Las causas de incontinencia urinaria pueden ser variadas y cada caso es diferente a los demás. No obstante, si algo tienen en común casi todos los pacientes es que, aparte de percibir dificultad para decidirse visitar al urólogo, la incontinencia urinaria va haciéndose cada vez más severa con el paso de los años.

Muchos podrían pensar “los pañales para adultos son efectivos” y en cierta medida, esto es cierto. Los pañales pueden recoger la orina derramada y evitar que moje la ropa interior o los pantalones, pero estos no son una solución definitiva al problema. 

Los pañales para adultos son costosos y requieren cambiarse varias veces al día (dependiendo de la severidad de la incontinencia urinaria), pero también son incómodos y no siempre hay un baño cerca para cambiarlos.

La orina derramada en la ropa interior no solo puede desprender un olor desagradable al cabo de unos minutos sino que también puede irritar e inflamar la piel de la entrepierna.

La malla vesical soluciona el problema de incontinencia de orina de manera completa y definitiva. El paciente puede olvidar que padece del problema y vuelve a gozar de una vida plena y sin temores o vergüenzas.

¿Está buscando precios o información?

Utilice nuestro asistente virtual y reciba en su e-mail todo lo relacionado con los tratamientos que le interesan. Presupuestos, tiempos de recuperación, hospitalización, posibilidades de financiación mes a mes, etc. En apenas unos minutos y sin compromiso alguno. 

NOTA: Desactive el bloqueador de anuncios para andromedi.com si no visualiza correctamente el asistente. 

En cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos le informamos que los datos por Vd. proporcionados serán objeto de tratamiento por parte de Andromedi con la finalidad de prestarle el servicio solicitado y/o contratado. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Para más información puede consultarla pinchando aquí.

Evaluación médica

¿Cómo funciona esta malla o banda vesical para la incontinencia urinaria?

Durante este procedimiento, el paciente es llevado a un quirófano y un cirujano experto en este tipo de tratamiento inserta una banda (o malla) fabricada de material sintético dentro de la pelvis del hombre, alrededor de la uretra, comprimiéndola levemente y “halándola” para que adopte una forma diferente y el flujo de orina sea ocluido.

La malla para la incontinencia urinaria le da soporte al cuello de la vejiga que, en la mayoría de los casos, se encuentra hipotónico y sin resistencia a la orina. Por ello el paciente pierde orina aun cuando no quiere. 

La uretra es un conducto único por el que se transporta la orina almacenada en la vejiga hasta el pene y la abertura uretral en la punta del miembro durante la acción voluntaria de la micción. 

Si la orina gotea o sale a través del pene mientras que el paciente no se encuentra orinando, a esto se le conoce como incontinencia urinaria y constituye una patología que debe ser evaluada por un urólogo (es decir, un especialista de las vías urinarias en el hombre y la mujer, y las patologías que podrían aparecer en esta región).

Cirugía malla suburetral masculina

¿Cuándo está indicada la colocación de una malla vesical?

La malla vesical se indica como una opción quirúrgica, definitiva y radical en casos de incontinencia urinaria masculina en los que los tratamientos conservadores como la medicación y los ejercicios de suelo pélvico no resultaron efectivos y por ende, el paciente sigue presentando el problema.

De hecho, y al contrario de lo que se podría pensar, la pérdida involuntaria de orina no se mantiene estable con el paso del tiempo sino que tiende a empeorar

Algunos pacientes comienzan experimentando un discreto goteo de orina mientras caminan, duermen o trabajan pero al cabo de unos meses, años e incluso, décadas, la pérdida de orina y el descontrol sobre la función urinaria se hace más grande hasta que el paciente puede descargar todo el contenido de la vejiga en los pantalones o la cama.

Este tratamiento es especial en aquellos pacientes que desarrollaron incontinencia de orina después de una cirugía de próstata ya que, mientras se extrae la glándula o parte de ella (afectada con cáncer), muy a menudo se lesionan los nervios que van al pene y a los músculos de la vejiga. En este caso, la incontinencia urinaria aparece súbitamente y es irreversible, pero la malla vesical puede ser útil.

Resumen del Tratamiento

¿Qué hace la malla vesical?

La malla vesical se coloca, como nombre lo indica, debajo de la vejiga para evitar la pérdida indeseada de orina. Es un tipo de tratamiento muy novedoso y seguro que se indica para tratar esta condición. Puede recibir el tratamiento en cualquiera de nuestros centros de Madrid, Sevilla o Tenerife.

¿En qué consiste la malla vesical?

La malla vesical consiste en un elemento de sostén, fabricado con materiales sintéticos de altísima tecnología, que sostiene a la uretra cerca del bulbo uretral. Esto aumenta la resistencia al flujo de orina y por ende, a la pérdida involuntaria de este líquido.

¿En qué consiste la cirugía de implantación?

En la cirugía de implantación se realiza una pequeña incisión en el periné (entre el escroto y el ano) a través de la cual se introduce y coloca una banda similar a una malla debajo de la uretra para darle sostén y aumentar la resistencia del paso de la orina. Al finalizar, el cirujano cierra la incisión con suturas reabsorbibles.

¿Qué tipo de anestesia utiliza?

La anestesia que se utiliza en esta cirugía es de tipo general. El paciente es sometido previamente a pruebas de sensibilidad y esto asegura la seguridad de este importante elemento de la cirugía. El tiempo promedio de intervención es menor a una hora.

¿Cuándo se indica este tratamiento?

Este tratamiento está indicado en pacientes con diagnóstico de incontinencia urinaria de leve a moderada, especialmente en aquellos que desarrollaron este padecimiento luego de cirugías de próstata (prostatectomías radicales por cáncer).

¿Cuáles son los resultados?

Más del 70 % de los pacientes sometidos a este procedimientos alcanzan una mejoría notable en cuanto a la pérdida no voluntaria de orina. Los riesgos son infrecuentes y se asocian con algo de dolor en el área de la operación. Este es un procedimiento muy seguro y con poco sangrado.

El Procedimiento

Antes de la cirugía

Antes de la cirugía, el paciente debe asistir a un par de consultas preoperatorias en nuestros centros Andromedi de Madrid, Sevilla o las Islas Canarias (Tenerife) con el urólogo intervencionista.

Estas consultas son completamente indispensables para la realización de la cirugía y tienen como principal objetivo asegurar al médico de que el estado de salud del paciente esté en condiciones óptimas y de esta manera garantizar una buena recuperación y limitar las posibles complicaciones que pudieran ocurrir durante y después del procedimiento.

En la evaluación preoperatoria se incluyen los siguientes:

Otras pruebas complementarias para examinar la vejiga y las vías urinarias antes de la cirugía son:

Es importante determinar con exactitud el sitio donde se origina el problema de incontinencia para que el cirujano sepa dónde colocar la malla que evitará la pérdida involuntaria de la orina. 

Además de la consulta con el urólogo encargado de la cirugía, es necesario reunirse con el anestesiólogo para realizar unas pruebas preanestésicas y de esta forma comprobar que el paciente no tenga hipersensibilidades a estos fármacos, lo cual es infrecuente pero puede ocurrir.

¿Cuáles son las indicaciones para el paciente antes de la cirugía?

Durante la cirugía

Aunque parezca un procedimiento complejo, la realidad es que la colocación de malla uretral para tratar la incontinencia de orina es un tratamiento quirúrgico de tipo ambulatorio.

1 El paciente es llevado a un quirófano y se le colocarán aparatos especiales para medir los signos vitales durante la intervención. Luego, se administra la anestesia y el paciente se queda dormido.

2 Se elevan las piernas del paciente en una cama quirúrgica especial para de esta manera, exponer el sitio a intervenir. 

3 El cirujano realiza una incisión en el periné, el área ubicada entre el escroto y el ano, y expone la uretra (el conducto que transporta la orina desde la vejiga hasta el pene). 

4 El cirujano toma una cinta de material sintético, idéntico a una “malla” (de aquí el nombre del procedimiento) y lo coloca alrededor de la uretra cerca del bulbo uretral, cercano al esfínter uretral (el músculo encargado de contener la orina al estar comprimido casi todo el tiempo hasta que el paciente decide orinar y se relaja). 

5 Cuando se “rodea” el bulbo de la uretra con la banda o malla de continencia, este mecanismo similar a un “cabestrillo” mueve ligeramente la uretra a una posición distinta en la que hay mayor resistencia al paso de orina.

6 El cirujano comprueba que la malla uretral esté ubicada correctamente y luego cierra la abertura a través de la cual pudo acceder a la uretra con algunos puntos de sutura

7 El cirujano inserta una sonda vesical en la uretra para drenar la orina de la vejiga sin que el paciente haga grandes esfuerzos. 

Al salir del quirófano, el paciente debe quedarse en el hospital unas 24 horas después de la cirugía (a veces, es menos tiempo). Este es tiempo suficiente para que el efecto de la anestesia pase y el paciente vaya recobrando fuerzas nuevamente.

La sutura de la incisión suele hacerse con hilo reabsorbible (el cuerpo lo degrada por sí mismo y no es necesario extraer los puntos de sutura). Esta sutura puede ocasionar un dolor leve en el periné pero que generalmente es bien tolerado y que desaparece por sí solo al cabo de un par de días con algo de analgésicos, aunque a veces no son necesarios.

Cuidados postoperatorios

El paciente permanece unas 24 horas como máximo en el hospital después de la cirugía. Este es tiempo suficiente para que se recupere la fuerza luego de la anestesia y para que los médicos y enfermeras evalúen el estado de salud del paciente. Al confirmarse que el paciente está capacitado para regresar a casa, este recibe el alta médica. 

Durante el periodo de recuperación, el paciente debe tener en cuenta las siguientes indicaciones útiles:

Guardar reposo físico

No necesariamente un reposo absoluto, pero sí evitando realizar grandes esfuerzos, correr, montar bicicleta o practicar algún deporte.

Las caminatas ligeras son favorables

Son favorables en el proceso de recuperación. Caminar promueve el aporte de sangre a las zonas bajas del cuerpo y estimulan la cicatrización.

Cuidar su alimentación

Durante el periodo de recuperación es importante que el paciente cuide su alimentación, procurando que sea balanceada y baja en grasas, productos procesados y azúcares. Los vegetales y los zumos de frutas mejoran la salud y aceleran la recuperación.

Tomar analgésicos de venta libre

Si el paciente siente dolor, puede tomar analgésicos de venta libre como el acetaminofén. No preocuparse por el dolor a menos que sea muy intenso o incapacitante, donde es necesario recurrir al médico.

El cuidado de la herida operatoria es esencial

El paciente debe realizar un lavado diario con agua templada y jabón neutro. Durante los primeros días, las compresas de gasa deben ser cambiadas regularmente, como el médico lo indique, y evitar realizar actividades que favorezcan la secreción de sudor en esta área.

Sintomatología

Resultados

La gran mayoría de varones que se someten a este tratamiento superan la incontinencia urinaria casi por completo al cabo de unos meses. La tasa de recuperación es muy superior al 70% y, aquellos pacientes que siguen sufriendo esta condición médica pueden ser candidatos a un procedimiento aún más efectivo: el esfínter urinario artificial.

Generalmente, los pacientes que no mejoran la pérdida involuntaria de orina después de este tratamiento son aquellos que presentaban previamente incontinencia urinaria severa por cirugías por cáncer de próstata muy agresivos.

Posibles complicaciones

Todas las cirugías acarrean cierto grado de riesgo. Unas, conllevan más complicaciones que otras y, en el caso de la cirugía de colocación de malla uretral, la tasa de complicaciones suele ser baja.

No obstante, las complicaciones pueden ocurrir, especialmente en pacientes que descuidaron la recuperación posquirúrgica o que ya tenían condiciones de salud predisponentes a infeccione o sangrados (las complicaciones que suelen ocurrir).

Otras complicaciones derivadas de este procedimiento pueden ser:

Sangrado

Especialmente en pacientes con problemas de coagulación o que toman anticoagulantes. También, en aquellos pacientes que realizan grandes esfuerzos físicos durante la recuperación.

Infecciones

Especialmente en pacientes con infecciones recurrentes de orina o con problemas inmunológicos (como los que toman esteroides o son HIV positivo).

Retención de orina

debido a que la uretra cedió por completo ante la tensión de la malla y se ocluyó por completo. Esto se soluciona de una manera sencilla con la colocación de una sonda vesical durante una o dos semanas más. Eventualmente, la uretra se recanaliza y el paciente vuelve a orinar normalmente. En casos más raros, se requiere una segunda cirugía pero esto es infrecuente.

Pérdida de orina

En los casos en que la malla fue insuficiente para generar resistencia uretral al paso de la orina mientras el paciente no esté orinando. Esta pérdida de orina puede manifestarse con goteo en la ropa interior y debe ser notificada al médico porque podría indicar que la cirugía fue inefectiva. 

Irritación de la uretra y ardor al orinar.

En los casos en que la malla fue insuficiente para generar resistencia uretral al paso de la orina mientras el paciente no esté orinando. Esta pérdida de orina puede manifestarse con goteo en la ropa interior y debe ser notificada al médico porque podría indicar que la cirugía fue inefectiva. 

¿Cuándo debo llamar al médico?

Las principales razones para llamar al médico después de la cirugía, o para recudir inmediatamente a él son:

Escoja día y hora para su cita con el urólogo en alguna de nuestras clínicas

Ventajas

Ventajas de este tratamiento frente a los demás

Procedimiento ambulatorio

Aunque la cirugía de colocación de malla vesical para tratar la incontinencia vesical parezca un procedimiento complejo, solo se realiza una incisión en la piel del periné y no más. La uretra no se corta ni ningún otro órgano para insertar la malla de resistencia que evita la pérdida de orina, y por esta razón, esta cirugía se considera de tipo ambulatorio (dura cerca de una hora).

Corto tiempo de recuperación

Cuando se escucha la palabra “cirugía” o “intervención quirúrgica” suele pensarse en largos tiempos de reposo absoluto, recostado en una cama y en ausentismo laboral e incapacidad física pero el tiempo de recuperación después de este tratamiento es de solo un par de semanas (reposo en casa) y luego, el paciente puede ir retornando progresivamente a sus actividades cotidianas como trabajar y practicar ejercicio ligero.

Bajos riesgos

La tasa de complicaciones por esta cirugía suele ser muy baja y la gran mayoría de pacientes cumplen su periodo de recuperación de manera exitosa. Los riesgos suelen aumentar cuando el paciente no tiene en cuenta las indicaciones médicas.

Efectividad elevada

Los tratamientos convencionales para la incontinencia urinaria: fármacos, ejercicios de Kegel o los pañales para adultos NO son una solución definitiva para esta condición de salud tan incómoda para miles de pacientes alrededor del mundo.

La implantación de malla vesical y de esfínter artificial (otro procedimiento médico) son los únicos dos tratamientos capaces de solucionar el problema de raíz y, combinados con los tratamientos convencionales se mejora notablemente el pronóstico de la incontinencia urinaria.

andromedi tratamiento peyronie titulares 02

"El tiempo de recuperación después de este tratamiento es de solo un par de semanas (reposo en casa) y la tasa de complicaciones por esta cirugía suele ser muy baja".

Preguntas frecuentes en los centros Andromedi de Madrid, Sevilla y Tenerife

Excepto por los anticoagulantes ¿Qué otros medicamentos debo evitar antes de la cirugía?

Los analgésicos son los medicamentos más consumidos alrededor del mundo y, a menos que el médico lo desapruebe, es posible seguir utilizándolos para tratar el dolor leve. No obstante, algunos antiinflamatorios no esteroideos (AINES) como el ibuprofeno o el naproxeno deben ser evitados porque tienen cierto efecto anticoagulante.

Los antibióticos y los fármacos utilizados para tratar la hipertensión arterial pueden continuarse tomando sin problema pero SIEMPRE deben ser notificados al médico, estos y cualquier otro medicamento.

¿Cómo evito deshidratarme si no puedo consumir alimentos o bebidas antes de la cirugía?

Apenas el paciente llega al hospital, los médicos y enfermeras le colocarán soluciones intravenosas para mantenerlo hidratado y estable, al menos hasta después de la cirugía cuando el paciente puede volver a tomar agua y comer alimentos blandos y fáciles de digerir.

¿Es necesario quedarse en el hospital mucho tiempo después de la cirugía?

No, generalmente la estancia hospitalaria después de la cirugía de colocación de malla uretral es muy corta. El paciente puede regresar a casa pasadas unas 12 a 24 horas después de la intervención. Se recomienda regresar a casa con un acompañante y de esta manera evitar conducir un coche o caminar largas distancias. La anestesia utilizada puede generar algo de somnolencia incluso un par de días después. 

¿Durante cuánto tiempo es necesario tener insertado el catéter vesical?

El catéter vesical o sonda se inserta en la uretra para drenar la orina después de muchas intervenciones, especialmente aquellas que se realizan en el tracto urinario, como esta cirugía. En este caso, la sonda vesical debe permanecer colocada un par de días después de la cirugía o hasta que el médico la considere necesaria.

No obstante, el patrón de micción no se normaliza sino hasta pasadas unas semanas después de la cirugía porque el cuerpo requiere adaptarse a estas nuevas modificaciones. 

¿Cuánto tiempo dura la cirugía?

En términos generales, esta cirugía suele durar entre 45 y 60 minutos.

A veces siento que soy el único con incontinencia urinaria ¿Qué tan frecuente es este problema?

Este es un problema urológico frecuente, generalmente asociado con la edad y que muy a menudo no se diagnostica correctamente porque muchos hombres lo ocultan cuando acuden a chequeos médicos. La prevalencia promedio es países como España es alrededor del 29 % de todos los varones de edades avanzadas, esto representa casi un tercio de la población masculina mayor.

Autor

Dr. Natalio Cruz


El Dr. Natalio Cruz (Nº de colegiado: 414110833), con 25 años de experiencia médica, ha sido hasta 2016 Jefe de la Unidad de Andrología en el Servicio de Urología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Coordinador Nacional de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU) y Secretario General de la ESSM, cargos que ha delgado para centrarse de lleno en el ilusionante proyecto de ofrecer una consulta médica privada de alto nivel en Sevilla, Madrid y Canarias.

Suscribir
Notificar de
guest
1 Comentario
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Andromedi Clinic of Urology and Sexual Medicine

Gracias a todos por vuestros comentarios y sugerencias, nos alegra poder resultar de utilidad en la divulgación médica y científica en torno a la Urología y la Medicina Sexual.

Intentamos responder en la medida de lo posible a todas las dudas que nos planteáis. En un canal limitado como es este no podemos ni debemos responder en profundidad casos personales o particulares, pero sí podemos ahondar en información de carácter general.

Para todos aquellos que deseen una valoración más profunda e individualiza, pueden solicitar cita presencial en nuestros centros de Madrid, Sevilla o Tenerife a través de nuestra página de contacto >>> https://www.andromedi.com/contacto

Para aquellos que no residan en España, también pueden tener una con nuestra Clínica sin moverse de casa, a través de Internet por video-llamada. Es muy sencillo, más info en >>> http://www.andromedi.com/telemedicina

1
0
Would love your thoughts, please comment.x