Penis prosthesis

TRATAMIENTOS de medicina sexual

Prótesis de pene

Sin duda alguna, el desarrollo de dispositivos protésicos para el pene ha abierto toda una nueva vía para tratar de manera definitiva la tan común y discapacitante, disfunción eréctil o DE. Es un tratamiento quirúrgico, sí, pero que ha demostrado ser eficaz y seguro además de asombrosamente natural. En este artículo abordaremos los aspectos más importantes.

Disfunción eréctil

Content Summary

DEFINICIÓN

¿Qué es una prótesis de pene?

Una prótesis de pene (también conocida como implante peneano) no es más que un dispositivo médico de altísima tecnología y de aplicación por vía quirúrgica que tiene componentes estructurales capaces de producir estados de erección lo suficientemente rígidas como para permitir el coito y otras prácticas sexuales.

De acuerdo a nuestro propio criterio, las prótesis de pene son por mucho, la única solución definitiva a la disfunción eréctil y que, de acuerdo a estadísticas, ya uno de cada cinco varones españoles mayores de 18 años la padece y lo limita a la hora de disfrutar de relaciones sexuales sin preocupación.

Hasta ahora, la disfunción eréctil había sido manejada clínicamente con dispositivos de succión (o bombas de vacío) e inhibidores de la fosfodiesterasas-5 (mejor conocidos como retardantes tipo el sildenafilo). Estos tratamientos han ayudado a muchos hombres con DE, sin embargo, son poco prácticos y ameritan una preparación previa (sin contar que a veces podrían ser insuficientes).

La principal ventaja de las prótesis de pene es naturalidad ya que no afectan la forma del pene e induce erecciones firmes durante todo el tiempo que quiera el paciente (excepto las prótesis flexibles).

Tipos de prótesis de pene

Como veremos a continuación, existen principalmente dos tipos de implantes de pene y cada uno de ellos tiene implicaciones diferentes en su mecanismo de funcionamiento y de utilización por parte del paciente que los lleva puesto.

1) Prótesis maleables

Este tipo de prótesis tiene un funcionamiento bastante sencillo y aunque el fundamento es casi siempre el mismo, existen algunos subtipos como la que consiste en una barra de silicona con un elemento alargado y metálico por dentro, así el hombre podría colocar el pene en la dirección que quisiera. Por ejemplo, ponerlo en “erección” o “flaccidez” cuando lo deseara.

El principal problema de esto es que el pene estaría persistentemente erecto, lo cual podría ser algo incómodo para el hombre que lo lleva.

Otros subtipos de prótesis de pene aún más maleables (Flexirod®) consistían en una barra de silicona con una articulación interna, así el pene podría tener un estado de flaccidez más natural.

Con el paso del tiempo, han surgido subtipos de estos implantes aún más novedosos. Por ejemplo, existen unos implantes con un sistema activador interno con “cables”. Básicamente, el hombre cuando lo desea, flexiona al pene en un ángulo de 120° y el pene entra en “erección” y, para desactivarlo el procedimiento sería similar pero en la otra dirección. De los maleables, estos son los que más se utilizan en la actualidad (Omniphase® y Duraphase®).

Ventajas

Las prótesis maleables, dado que están construidas con silicona y por dentro tienen un elemento metálico (dispuesto a modo de trenza), permiten doblar al pene casi a 70°, lo cual ayuda a disimular la rigidez persistente.

Desventajas

El principal inconveniente de este sistema es que para pacientes con penes largos y gruesos (más de 14 cm de longitud y 4 cm de diámetro) podrían resultar incómodos. El pene pudiera doblarse mucho y causar molestias o dolor.

2) Prótesis maleables

Este tipo de implantes peneanos son por mucho, los más populares hoy dentro de la cirugía urológica para tratar la disfunción eréctil y cada vez más, aparecen mejoras.

Las prótesis hidráulicas las hay de un cuerpo (ya en franco desuso), dos cuerpos y tres cuerpos. La diferencia entre estas dos últimas radica en que la segunda (prótesis de pene de tres cuerpos) tiene un reservorio de solución salina similar a un pequeño balón ubicado detrás del hueso del pubis. Dicho líquido, es bombeado desde un diminuto dispositivo en el escroto a los dos cilindros intracavernosos.

La primera (prótesis de pene de dos cuerpos) consta únicamente de un balón en el escroto que se activa manualmente, es decir, es reservorio y bomba al mismo tiempo.

Ventajas

En general, su funcionamiento es muy cómodo para los pacientes dado que ellos mismos pueden controlar la intensidad y el tiempo de la erección del pene por medio de un dispositivo pequeño oculto dentro del escroto. Es el más eficaz y estético tipo de prótesis de pene.

Las prótesis de dos cuerpos (Excel Resist® o AMS Ambicor®) son más económicas y no precisan la colocación abdominal de un reservorio, lo que las hace más cómodas y naturales (ya que el pene nunca entrará en estados de flacidez o rigidez extrema).

Las prótesis de tres cuerpos no solo son las más populares en la actualidad por sus excelentes resultados logrando erecciones increíblemente potentes, por ello, generan estados de flacidez y erección lo más parecidos a la realidad.

Desventajas

Las prótesis de pene de un solo cuerpo eran algo complicadas de utilizar. Las de dos cuerpos solo pueden utilizarse en penes menores a 13 cm y existe el riesgo de que el escroto se vea muy agrandado. Los implantes peneanos de tres cuerpos son los mejores y tienen muy pocas desventajas, francamente.

Looking for prices and information?

Use our virtual assistant and receive in your email everything related to the treatments that interest you. Budgets, recovery times, hospitalization, financing possibilities month by month, etc.

In just a few minutes and without any commitment.

En cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos le informamos que los datos por Vd. proporcionados serán objeto de tratamiento por parte de Andromedi con la finalidad de prestarle el servicio solicitado y/o contratado. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Para más información puede consultarla pinchando aquí.

andromedi implante de pene sustitucion cuerpos cavernosos 01

Implante de pene sustitución cuerpos cavernosos 01

andromedi implante de pene sustitucion cuerpos cavernosos 02

Implante de pene sustitución cuerpos cavernosos 02

¿Cómo funcionan?

Aunque parezcan complicadas a simple vista, las prótesis de pene tienen mecanismos de funcionamiento bastante similares entre sí muy sencillos. Básicamente consisten en barras huecas de un material suave y elástico (como la silicona) que se insertan quirúrgicamente dentro del pene, específicamente en los cuerpos cavernosos que se encargan de la erección.

Una vez dentro, estas barras huecas de silicona pueden endurecerse por varios medios. Algunas prótesis están en constante “erección” porque tienen en su interior un material maleable (como un trenzado metálico) mientras que otras contienen un sistema de “cables” que unen un extremo con otro y, dependiendo de cómo se flexionen, pueden erguirse o hacerse flácido.

No obstante, los tipos de prótesis de pene más modernos (y por ende, de uso más extendido) constan de un sistema de llenado con líquido, casi siempre, solución salina.

En un sitio se almacena el líquido cuando se requiere que el pene esté flácido (la mayoría del tiempo para evitar inconvenientes) y una pequeña bomba manual impulsa a dicho líquido hasta el centro hueco de las barras intracavernosas para la erección.

Resumen del tratamiento

Prótesis de Pene

Le dejamos aquí un resumen del proceso aproximado desde la solicitud de cita, hasta recibir el alta médica tras el tratamiento.

Consultas Necesarias

Serán necesarias dos consultas previas para la cirugía de prótesis de pene, una para examinar el problema y otra para evaluación preoperatoria.

Estancias Hospitalarias

El paciente puede abandonar la clínica 24 horas después de la intervención, pudiendo alargarse a 48 si hay algún factor de riesgo.

Tipo de Anestesia

Anestesia epidural solo para la zona de la cirugía y algo de sedación nerviosa para que el paciente esté tranquilo y relajado.

Tiempo de Intervención

Suele ser bastante rápida y sencilla. El paciente muy pocas veces excede los 60 minutos dentro del quirófano.

Posoperatorio

El posoperatorio tras la cirugía de implante de pene no requiere cuidados especiales sino reposo relativo y las curas de la herida.

Vida Normal

Tras cuatro o cinco semanas de reposo y después de una consulta médica, el paciente puede llegar a disfrutar de relaciones sexuales.

Razones para considerar un implante peneano

Muchos hombres sienten temor de solo imaginar tener un dispositivo dentro del órgano más noble del cuerpo humano del varón: el pene, pero la realidad es muy diferente.

Las prótesis de pene son aparatos médicos muy avanzados que ofrecen resultados sorprendentes en los casos severos de disfunción eréctil en los cuales, quienes lo padecen ya no desean seguir preocupándose por tomarse una píldora 30 minutos antes de la relación sexual o peor aún, usar una bomba de vacío para hinchar al pene (cabe destacar que se ha demostrado que este último puede lesionar los delicados vasos sanguíneos del pene y empeorar el pronóstico de la disfunción eréctil).

Altos niveles de satisfacción de los pacientes
Más del 90 por ciento de los pacientes sometidos a una implantación de prótesis de pene manifiestan una férrea satisfacción con los resultados obtenidos. La disfunción eréctil (DE) desaparece casi por completo y la vida sexual se puede recobrar.
Tiempo de recuperación mínimo

El tiempo de recuperación después de la cirugía es variable y dependerá de cada paciente, no obstante, al cabo de una semana o antes, el paciente puede volver a sus actividades laborales sin problema alguno.

Es una cirugía realizada con altísima precisión deja heridas operatorias bastante pequeñas que cicatrizan muy rápido y que no dejan marcas visibles. De hecho, el dispositivo por sí mismo no se ve y es casi imperceptible.

Rentables durante mucho tiempo

En promedio y, basado en las estimaciones de los propios cirujanos urólogos que realizan la intervención, cada prótesis de pene puede ser funcional durante 10 años, aproximadamente.

Suena poco pero es una década de despreocupaciones por asuntos relacionados con las erecciones flojas de antes. Ahora bien, muchos se preguntarán ¿Es posible reemplazar las prótesis viejas luego de 10 años? Y la respuesta es sí.

Existen casos de pacientes que han probado no solo uno sino hasta dos o tres tipos diferentes de implantes peneanos para la disfunción eréctil (DE) cuando los anteriores ya han caducado sin problema alguno. En estos casos, se requiere una evaluación preoperatoria más cuidadosa (para examinar la integridad de los tejidos en los que estuvieron insertados los dispositivos anteriores).

Seguridad

Las prótesis de pene actuales son mucho más modernas que las de hace 20 o 30 años atrás y como es de esperarse, son mucho más cómodas, discretas y seguras. La posibilidad de infecciones o roturas son mínimas y los modelos más modernos de implantes peneanos cuentan con un recubrimiento especial antibacteriano, lo cual disminuye casi a cero el riesgo de desarrollar este tipo de complicaciones.

Son materiales de alta tecnología y amigables con los tejidos de los cuerpos cavernosos.

No se nota, es discreto

Aunque parezca extraño, las prótesis de pene pueden pasar completamente inadvertidas a simple vista. Técnicamente, es muy difícil distinguir entre una erección con prótesis a una erección del pene natural.

El funcionamiento de la prótesis es iniciado por el propio paciente cuando este lo considera apropiado y puede llevar incluso menos de un minuto si se realiza adecuadamente.

No más inyecciones, ni píldoras azules, ni bombas de vacío

Las prótesis de pene son un tratamiento definitivo que no requiere que el paciente siga tomando fármacos retardantes como el sildenafilo, taladafilo o vardenafilo para potenciar las erecciones ya que el mismo dispositivo se encargará de esa tarea en el mismo sitio: el pene.

Los fármacos para tratar la disfunción eréctil no producen efectos inmediatos y, las bombas de vacío son aparatosas y a veces, causan dolor y hematomas en el pene.

NatalioCruz consulta opt

¿Por qué es un tratamiento tan especial?

Las prótesis de pene son por sí mismos, el único tratamiento definitivo de la disfunción eréctil debido a que los otros tratamientos (fármacos como el sildenafilo, las inyecciones intracavernosas de sustancias vasoactivas o las bombas de vacío, etc.) solo ayudan a modificar la fisiología de la erección pero, como es sabido, este proceso es bastante complejo porque implica muchos mecanismos vasculares, emocionales y hormonales diferentes.

Las prótesis de pene erradican completamente el problema de raíz. Técnicamente, cada paciente puede producir erecciones o estados de flacidez a su antojo y en la intensidad que quiera (si se trata de los modelos hidráulicos).

Con los implantes peneanos el paciente puede olvidarse de tomar medicamentos para la disfunción eréctil, ir al médico para que le inyecten fármacos en el pene con una jeringa o incluso, insertar su pene dentro de un aparato de vacío previamente a la relación sexual. Él solo tendrá que tomarse un minuto para insuflar el pene con el dispositivo de bombeo dentro del escroto y enseguida, su miembro viril estará firme. Al finalizar la relación sexual, el hombre podrá desinflar el dispositivo y el pene volverá a estar en su forma original.

Las tasas de satisfacción de una prótesis de pene se encuentran entre las más elevadas de todas las terapias para la disfunción eréctil. Incluso, se han hecho estudios de seguimiento de casos y a los 5 años de haber implantado la prótesis del pene, el 92,5 % de los varones afirmaban que mantenían relaciones sexuales con  una frecuencia superior a 1,7 veces por semana.

El Implante de pene: Procedimiento

Aunque parezca compleja, una cirugía de implantación de prótesis de pene puede ser relativamente rápida y con pocas implicaciones. Para facilitar el entendimiento de esta asombrosa tarea quirúrgica, en este apartado se abordarán los aspectos más importantes de la cirugía: antes, durante y después de esta.

¿Cómo debo prepararme para la intervención?

Antes de la cirugía, el paciente debe ser sometido a una evaluación pre-quirúrgica que contemple un examen físico minucioso, revisión de enfermedades crónicas (si el paciente es diabético o hipertenso, por ejemplo) y pruebas de sensibilidad a la anestesia para descartar riesgos de alergias.

También, es posible que el médico indique análisis de sangre y de orina (urocultivos), y realice mediciones del pene. Este es el momento idóneo para que el paciente pueda hacerle preguntas al médico, esto le permitirá mantenerse más tranquilo y confiado durante todo el proceso.

Dentro de las contraindicaciones a la cirugía (es decir, razones por las cuáles debería esperar un tiempo) se encuentran:

Es recomendable que el paciente asista acompañado a la cirugía y que además, se haya realizado una adecuada higiene de la zona genital (incluyendo rasurado del vello púbico con rasuradora eléctrica).

andromedi web tratamientos hero opt

La cirugía, ¿Cómo es?

Antes de todo y con el paciente bajo anestesia dentro del quirófano, el cirujano realiza una cuidadosa desinfección del área genital con sustancias antisépticas que no irritan la piel del pene, esto reducirá al mínimo el riesgo de infección postquirúrgica. Es posible que también se inserte una sonda vesical para facilitar la micción antes y después de la cirugía.

Existen varias técnicas quirúrgicas para insertar las prótesis dentro de los cuerpos cavernosos (y todo dependerá del tipo de prótesis) pero en términos generales, la vía de elección suele ser la vía penoescrotal en la cual, se realizan unos pequeños cortes en la base del pene por su cara ventral.

A través de ellos, el cirujano puede insertar los cilindros dentro de los cuerpos cavernosos del pene, la bomba y el reservorio evitando lesionar el paquete neurovascular ubicado en posición dorsal.

La prótesis semirrígidas (mejor conocidas como maleables) no requieren preparación previa pero las prótesis hidráulicas sí requieren ciertos pasos. Por ejemplo, ellas deben ser prellenadas con solución salina estéril antes de insertarse en la cavidad escrotal o pubiana.

Cuidados posteriores a la cirugía

Al día siguiente, el paciente debe ser sometido a la extracción de la sonda vesical para que vuelva a orinar por sí mismo. Además, el médico vaciará los cilindros llenos de la prótesis (porque así fueron insertados dentro de los cuerpos cavernosos) para acostumbrar a los tejidos eréctiles.

El paciente debe tener cuidado de no hinchar la prótesis hasta pasadas unas 4 o 6 seis semanas después de la cirugía y además, mantener un tratamiento con analgésicos y antinflamatorios (es posible que haya algo de dolor en la zona escrotal).

Tiempo de recuperación

Pasadas entre 4 y 6 semanas después de la cirugía, el paciente puede iniciar la actividad sexual cuidando el manejo de la prótesis y evaluando el funcionamiento. Con el paso del tiempo, el paciente se habitúa al uso de las prótesis y desarrolla la habilidad de manipularlas con maestría.

Resultados de la implantación de prótesis en el pene

A pesar de ser un tratamiento definitivo e invasivo, las prótesis de pene son por mucho, el tratamiento más definitivo y efectivo para la disfunción eréctil cuando el paciente busca precisamente eso, naturalidad y confianza, sin tener que pensar los tratamientos previos convencionales: píldoras, inyecciones intracavernosas, tratamiento psicológico o uso de bombas de vacío para el pene.

El simple hecho de que más del 92 % de los hombres con prótesis de pene dicen que tienen en promedio casi 2 relaciones sexuales por semana a los cinco años de la cirugía muestra una significativa (y para nada despreciable) mejoría, especialmente cuando han experimentado en primer persona las consecuencias emocionales y sociales de padecer problemas eréctiles.

Jamás se debe olvidar que un paciente con disfunción eréctil no solamente ve afectada su vida sexual, sino que como consecuencia de ello, surgen alteraciones en casi todas las facetas de su vida, tanto afectiva como de autoestima y de rendimiento laboral. Muchos hombres ven perder sus relaciones por no poder complacer sexualmente a sus parejas.

Preguntas frecuentes

¿Es doloroso tener el implante puesto?
No, debido a que los materiales con los que se fabrican las prótesis son suaves y elásticos. No generan (bajo condiciones normales) compresión de estructuras nerviosas y por ende, no deberían ser una causa de dolor crónico en el pene. Incluso, muchos hombres con prótesis de pene dicen “olvidar” que los llevan puesto. No obstante, es probable que durante las primeras semanas después de la cirugía de implantación de prótesis de pene algunos hombres sientan algunas molestias o dolor. A menudo, esto puede controlarse gracias a analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos (AINES).
¿En cuánto tiempo puedo volver a tener relaciones sexuales?
Es probable que muchos hombres que recién han sido sometidos a este tipo de cirugías deseen comenzar a ver resultados inmediatos como volver a tener relaciones sexuales con el “nuevo aparato” pero la realidad es que es necesario esperar unas 4 o 6 semanas (el tiempo puede variar) antes de probar el sistema por primera vez antes de una relación sexual.
¿Esas erecciones son muy diferentes a las naturales? ¿Existe alguna diferencia entre ambas?
La realidad es que son muy similares. Sin embargo, las erecciones inducidas artificialmente con prótesis de pene pueden hacer que el miembro sea un poco más frio. Esto se debe en parte porque la irrigación sanguínea no es igual que en una erección natural.
¿Existen riesgos asociados a las prótesis de pene?

Dentro de las complicaciones más notificadas por las cirugías de implantación de prótesis de pene se encuentran las infecciones y el dolor pero son poco frecuentes, afortunadamente. De acuerdo a las estadísticas, el 6 % de los pacientes desarrollan algún tipo de infección leve o moderada y, 2 % de dolor por rotura de la prótesis.

En la mayoría de casos, los pacientes manifiestan satisfacción por la prótesis y consideran que han mejorado notablemente su rendimiento sexual. Las complicaciones pasan a un segundo plano y se consideran poco apreciables, aunque si surgen, deben recibir atención médica de urgencias.

Author

Dr. Natalio Cruz


Natalio Cruz MD, with 25 years of medical experience, has been until 2016 Head of the Andrology Unit in the Urology Service of the Virgen del Rocío Hospital in Seville, National Coordinator of Andrology in the Spanish Association of Urology (AEU) and General Secretary in the ESSM, positions that he has narrowed to focus squarely on this exciting project of offering a high-level private medical consultation in Seville, Madrid and Tenerife.

Subscribe
Notify of
guest
1 comment
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Andromedi Clinic of Urology and Sexual Medicine

Thank you all for your comments and suggestions, we are happy to be of use in the medical and scientific dissemination around Urology and Sexual Medicine.

We try to answer as much as possible all the doubts that you raise here in the comments section. In a limited channel such as this, we cannot (and should not) respond in depth to personal or particular cases, but we can delve into general information.

For all those who want a more in-depth and individualized assessment, they can request a face-to-face appointment at our Spanish centers in Madrid, Seville, or Tenerife through our contact page: https://www.andromedi.com/en/contact

For those who do not reside in Spain, they can also have one with our Clinic without leaving home, through the Internet by video call. It’s very simple, more info at: https://www.andromedi.com/en/online-urologist/

1
0
Would love your thoughts, please comment.x