Vasectomía

TRATAMIENTOS de fertilidad

Vasectomía

Se lleva a cabo en menos de veinte minutos, se emplea anestesia local en la mayoría de los casos y tiene un postoperatorio muy tolerable con pocas molestias.

Play Video
Vasectomía

Índice de contenido

Play Video
DEFINICIÓN

Introducción

La vasectomía es un método anticonceptivo permanente para hombres, se basa en la ligadura de los conductos deferentes a nivel escrotal con el fin de impedir el paso de espermatozoides provenientes del epidídimo y que se dirigen a la uretra en el momento de la eyaculación.

Esta cirugía menor es realizada varones en edad reproductiva como un método contraconceptivo que a la vez puede ser definitivo, duradero (con el paso del tiempo) pero sin dejar de ser reversible (gracias a una cirugía llamada vasovasostomía). El nivel de seguridad que ofrece la vasectomía es cercano al 100 por ciento por lo que es, a largo plazo,  el método contraconceptivo definitivo masculino más confiable y completo, ya que ofrece seguridad total y es reversible.

andromedi vista simplificada de la vasectomia 01

Vista simplificada de la vasectomía 

andromedi simplified view of vasectomy 02

Vista simplificada de la vasovasostomía

Looking for prices and information?

Use our virtual assistant and receive in your email everything related to the treatments that interest you. Budgets, recovery times, hospitalization, financing possibilities month by month, etc.

In just a few minutes and without any commitment.

En cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos le informamos que los datos por Vd. proporcionados serán objeto de tratamiento por parte de Andromedi con la finalidad de prestarle el servicio solicitado y/o contratado. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Para más información puede consultarla pinchando aquí.

Evaluación médica

¿Por qué realizarme o no realizarme una vasectomía?

Motivos por los que SI hacerme una vasectomía

Opta por la vasectomía:

Motivos por los que NO hacerme una vasectomía

La vasectomía es un método que previene embarazos no deseados o planificados y es bastante seguro. No obstante, es de vital importancia que el paciente conozca las siguientes implicaciones:

Pero en un hombre soltero ¿Es posible? ¿Tiene sentido?

A menudo, los hombres que deciden someterse a una vasectomía son hombres adultos de edad madura que probablemente ya han tenido descendencia y que se encuentran en una relación de pareja estable. No obstante, en las últimas décadas ha comenzado a haber un auge de hombres jóvenes, solteros y sin hijos que deciden voluntariamente ser vasectomizados.

Cada caso es diferente y cada opinión debe ser respetada. En nuestro caso trataremos de orientar a cada hombre y ayudarlo a buscar una solución anticonceptiva adecuada.

El nivel de seguridad que ofrece la vasectomía es cercano al 100 por ciento por lo que es, a largo plazo, el método contraconceptivo definitivo masculino más confiable y completo, ya que ofrece seguridad total y es reversible.

Resumen del tratamiento

Reversion de la Vasectomía

Le dejamos aquí un resumen del proceso aproximado desde la solicitud de cita, hasta recibir el alta médica tras el tratamiento.

Consultas Necesarias

Dos consultas. Una para conversar con el médico sobre el procedimiento y otra para la evaluación preoperatoria de la vasectomía.

Estancia Hospitalaria

Cuando el paciente pierde el efecto de la anestesia y el médico ha chequeado que todo está bien, puede regresar a casa.

Tipo de Anestesia

Local pero a veces se acompaña con algo de sedación general. Al final, no suele quedar cicatrices o marcas en el escroto.

Tiempo de Intervención

La vasectomía es un procedimiento muy rápido dado que es mínimamente invasivo. Dura cerca de 30 y 45 minutos.

Posoperatorio

Se recomienda reposo absoluto el día posterior a la vasectomía y abstinencia sexual durante tres días, como mínimas.

Vida Normal

No quedan cicatrices visibles y la vida sexual puede continuar normalmente y el paciente puede sentir confianza en el nivel de seguridad.

Técnicas y tratamientos

Nivel de eficacia

Cuando se mide la eficacia de este método se evalúa la ausencia de embarazos, teniendo la vasectomía una tasa de fallos alrededor del 0,5%.

El análisis del semen post-operatorio es una parte fundamental para evaluar la eficacia de la cirugía y para el seguimiento requerido del paciente, este se realiza preferentemente a los 3 meses luego de la vasectomía, cuando ya el paciente ha tenido unas 20 a 25 eyaculaciones, por la lentitud con la cual se mueven los espermatozoides en el conducto deferente que mide aproximadamente 50 centímetros de longitud.

Es importante recordar que mientras el seminograma no dé como resultado la ausencia total de espermatozoides, el paciente deberá de seguir utilizando un método anticonceptivo adicional durante las relaciones sexuales, y deberá realizarse mensualmente el examen hasta que se determine la azoospermia.

test de semen

En algunos casos puede persistir por un periodo de tiempo prolongado un número bajo de espermatozoides inmóviles (menos de 100.000 espermatozoides inmóviles por mililitro) en estos casos también se puede dejar de hacer seguimiento a los pacientes, ya que muchos estudios han demostrado que posterior a 3 años se alcanza la azoospermia.

Si el seminograma demuestra la ausencia total de espermatozoides, se considerará exitosa la operación y el paciente podrá mantener relaciones sexuales sin la necesidad de utilizar otros métodos anticonceptivos y sin el miedo a embarazos no deseados.

Por lo general 80% de los hombres alcanza estos resultados luego de 3 meses posteriores a la cirugía.  En caso de persistencia de espermatozoides móviles después de 6 a 8 meses de seguimiento se aconseja rehacer la vasectomía.

Vasectomía Vs. otros métodos contraconceptivos masculinos

Durante mucho tiempo, los hombres contribuyeron con el control de la natalidad por medio del coito interruptus, el preservativo o el método del ritmo pero con la llegada de los anticonceptivos femeninos (como la píldora hormonal) o la ligadura de trompas uterinas, las mujeres empezaron a tomar parte clave en la planificación de embarazos.

No obstante y si se compara uno del otro, resulta mucho más eficiente que sea el varón el que cuente con un método contraconceptivo cómodo, oral (de preferencia) y por supuesto, reversible a voluntad. Y es aquí donde aparece la vasectomía.

La vasectomía tiene un nivel de confianza de casi el 100% si se toman las medidas adecuadas, además de que es natural para el hombre porque no interfiere con el deseo sexual, la potencias de las erecciones ni la eyaculación en sí misma.

El método del coito interruptus o de “marcha atrás” consiste en retirar el pene erecto de la vagina justo antes de la eyaculación, pero su tasa de fallos es elevada: casi del 23%. Esto, debido a que en el líquido preseminal o precum (que se libera de manera involuntaria durante la excitación sexual) puede contener remanentes de espermatozoides.

Por otro lado, el método del ritmo u Ogino consiste prácticamente en abstenerse completamente del coito durante el periodo ovulatorio de la mujer (algunos días antes y algunos varios más, después) pero de igual manera, la tasa de fallos puede ser de hasta 24% si no se acompaña de preservativo de látex o el periodo menstrual femenino es regular (el cual suele ser no tan frecuente como se piensa).

Y por último está el método contraconceptivo masculino por excelencia: el preservativo, el cual debe ser utilizado de manera apropiada, con un solo uso para evitar rupturas. El preservativo o condón ha demostrado tener buenos resultados no solo para evitar los embarazos no deseados sino también, prevenir el contagio de ITS.

Aun con todo esto, muchos hombres (y sus parejas) lo consideran incómodo no solo por su utilización en cada acto sexual sino además por las alergias que puede producir en algunas personas y la obvia disminución de la sensibilidad en la piel y su tasa de fallos es de alrededor de 10%.

Ahora bien, la vasectomía es el método quirúrgico de elección para conseguir una contracepción sencilla, barata, efectiva y definitiva en el hombre. Se realiza en menos de 30 minutos, es altamente confiable, natural, con mínimos efectos negativos en la sexualidad y reversible por medio de una cirugía aún más sencilla: la recanalización de los deferentes o simplemente vasovasostomía.

Orientación anticonceptiva:

La vasectomía debe ser considerada como un método anticonceptivo semi-permanente, por lo que tanto el individuo como la pareja deben estudiar y discutir muy bien la decisión de realizar o no este procedimiento quirúrgico. Se recomienda que el individuo tenga satisfecho su deseo genésico en el momento en que opta por este método anticonceptivo.

Existen ciertas consideraciones que el médico debe tener presente:

Play Video

Vasectomía en Hombres vs. Ligadura de Trompas en Mujeres

La tubectomía (mejor conocida como ligadura de trompas uterinas) es el equivalente femenino de la vasectomía. En ella se cortan y ligan los conductos encargados de llevar el óvulo liberado por los ovarios hasta la zona en la que ocurre la fecundación y la implantación, buscando así, prevenir de embarazos.

Tradicionalmente, la ligadura ha sido más practicada en el mundo que la vasectomía y es probable que esto se deba a razones culturales como el antiguo paradigma de que “las mujeres son las encargadas de planificar la reproducción y velar por su esterilidad”.

No obstante y a pesar de que es menos realizada, la vasectomía es más sencilla y barata que la ligadura de trompas uterinas (o tubectomía) y presenta un porcentaje de fallos 30 veces menor y 20 veces menos complicaciones que la contraconcepción quirúrgica femenina.

La vasectomía nace como una alternativa aún mejor que la tubectomía por varias razones:

Book your appointment in our center by clicking here

Técnicas y tratamientos

Indicaciones

La Indicación principal es proporcionar al hombre la anticoncepción permanente, por lo general se realiza en pacientes sanos que solo buscan tener el control de su fertilidad, sin embargo, en algunas ocasiones se realiza por la existencia en el paciente de alteraciones genéticas transmisibles, discapacidad psíquica u otro tipo de enfermedades transmisibles. Otra de las indicaciones médicas que existe, ocurre cuando la pareja del paciente tiene contraindicado la gestación, ya sea por parto de alto riesgo obstétrico o por otras alteraciones materno-fetales.

Un hombre vasectomizado no es un individuo enfermo. Al contrario, es una persona sana que decide voluntariamente no tener más hijos a partir de un sencillo tratamiento quirúrgico y para ello, esta intervención no debe causar ningún problema en el paciente o su pareja.

Contraindicaciones

No existe contraindicaciones absolutas para la realización de este procedimiento, sin embargo, existen algunas condiciones que merecer ser evaluadas y corregidas por el equipo médico para poder llevar a cabo esta cirugía, algunas de estas son:

Doctor explicando la columna vertebral azul

Otras “contraindicaciones sociales” relativas podrían ser: menor de 30 años, no tener hijos ni tener ninguna relación de pareja al momento de decidir el procedimiento.

Técnicas y tratamientos

Técnicas quirúrgicas

En la vasectomía se busca lograr la discontinuidad de los conductos deferentes, esta puede realizarse de manera ambulatoria y bajo anestesia local, sin embargo, la anestesia general puede ser necesaria para indicaciones específicas.

La vasectomía es una de las intervenciones quirúrgicas más frecuentes en el mundo. Suele durar menos de media hora y la tasa de complicaciones es muy baja.

Diferentes técnicas para llevar a cabo la vasectomía

Existe un par de técnicas que permiten acceder hasta los conductos deferentes, los mismos que serán posteriormente ocluidos y sellados. En esto consiste la vasectomía. Las técnicas son las siguientes:

1. Técnica convencional (de Schmidt), Incisiones laterales, medias, longitudinales o transversales

Es la más convencional de todas y consiste en realizar un corte longitudinal (de entre 1 y 2 centímetros) a cada lado de la línea media del escroto para acceder al conducto deferente de cada lado, separándolo previamente de la arteria deferencial que lo acompaña en su trayecto hacia los testículos.

Anatomía general de los testículos

Vasectomía intervención quirúrgica

Las técnicas de oclusión de los conductos deferentes,  una vez identificados y aislados, pueden variar de cirujano a cirujano (ligadura, cauterio, etc.). Después, los extremos de los conductos deferentes se reintroducen en el escroto y se cierra la incisión con sutura reabsorbible.

La herida operatoria recibe pomada antiséptica y es cubierta con gasa para protegerla de la fricción y de infecciones (que son bastante infrecuentes, de hecho).

Vasectomía intervención quirúrgica

andromedi tecnica de la vasectomia sin bisturi 01

Técnica de la vasectomía sin bisturí

2. Técnica “Sin Bisturí”, Técnica de vasectomía percutánea (sin bisturí, o de Li Shunqiang o No-scalpel vasectomy)

Es la técnica que desarrollamos en Andromedi en la gran mayoría de casos. Fue desarrollada por Li Shunqiang y colaboradores, con el fin de aumentar la aceptación del procedimiento al evitar el temor a la incisión. Aquí se logra penetrar la piel sin el empleo del bisturí, mediante instrumentos especiales, como una pinza con punta delgada que permitirá entrar dentro del escroto y otra para sostener el conducto deferente, frecuentemente no se necesita ninguna sutura cutánea ya que el ojal que se ha realizado no sangra y por la misma contracción de la piel se produce su correcta cicatrización. Esta técnica es muy poco invasiva y tiene una gran aceptación por su baja tasa de complicaciones tempranas, como infecciones, hematomas y menos dolor postoperatorio.
andromedi tecnica de la vasectomia sin bisturi 01

Técnica de la vasectomía sin bisturí

Esta técnica tiene la particularidad de que se vale de dos instrumentos quirúrgicos para acceder hasta cada conducto deferente sin realizar incisión alguna de la piel: una pinza de anillo y una pinza de mosquito.

Desde fuera del escroto, el cirujano fija el conducto deferente con los dedos y lo inmoviliza con la pinza de anillo. Allí procede a hacer una punción en la piel del escroto con el delicado extremo afilado de la pinza de mosquito, hasta llegar al conducto deferente en cuestión. Luego de seccionarlo y ocluirlo, el cirujano lo devuelve al interior del escroto.

Debido a que esta técnica no requiere grandes incisiones sino que aprovecha un pequeño punto abierto en la piel, el cierre de este se hace con un solo punto de sutura, o incluso sin sutura. Con esto se minimiza el riesgo de infecciones o dejar cicatrices. Prácticamente es imperceptible a simple vista.

¿Qué diferencias hay entre una y otra técnica? ¿Cuál es mejor?

Ambas técnicas (Schmidt y Li) se diferencian en la forma de acceder hasta el conducto deferente (que conduce los espermatozoides desde los testículos hasta los conductos eyaculadores). La primera de estas técnicas se vale de una incisión longitudinal y abierta a cada uno de los lados del escroto, mientras que la técnica de Li solo requiere un único punto de abertura (menor a 5 mm de diámetro) en el rafe medio del escroto para permitirle al cirujano llegar al conducto deferente.

La técnica de Schmidt es por mucho, la técnica más practicada en todo el mundo debido que facilita la tarea del cirujano. No obstante, en los últimos años ha surgido un gran auge con la técnica de Li, más conocida como hemos dicho como “vasectomía sin bisturí”.

Muchos hombres sufren de temores a ser intervenidos con bisturíes en la zona genital y prefieren que la incisión sea lo más pequeña y menos invasiva posible. Para esto, la técnica de Li está especialmente recomendada.

La vasectomía sin bisturí es menos invasiva, y suele tener un postoperatorio con menos complicaciones y más llevadero, con menos molestias y una reinserción laboral más rápida.

Podríamos resumir diciendo que la técnica de abordaje sin bisturí es más moderna y mejor, pero solo cuando el cirujano la controle y tenga experiencia. Si no lo tiene, mejor optar por la tradicional.

¿Dónde se corta exactamente en la vasectomía? ¿Dónde queda la incisión?

Con la técnica tradicional (la técnica de Schmidt) se realizan dos pequeños cortes a cada lado del escroto, unos cuantos centímetros inferiores a la base del pene. Los puntos de sutura se hacen con algún material reabsorbible, por lo que no es necesario ir al médico para retirar puntos o queden cicatrices.

La técnica de Li (o vasectomía sin bisturí) a diferencia de la primera, solo requiere de un único punto de abertura para acceder a los deferentes. Suele ser en el rafe medio escrotal. No hay incisión en la piel sino un punto, por lo que la cicatriz que deja es mínima.

¿Dónde se localizan exactamente las cicatrices de vasectomía? ¿Son muy visibles?

Dependiendo de la técnica, las marcas dejadas pueden variar de ubicación. Por ejemplo, con la técnica de Schmidt las marcas de las incisiones serán a cada lado de la línea media del escroto y con la técnica de Li, la diminuta abertura será cerca de la línea media o encima de ella. 

En todo caso, la apariencia externa del escroto tiende a hacer poco visibles estas imperfecciones en la piel y las posibles cicatrices son poco visibles.

¿En qué consisten los métodos oclusivos del deferente que más se practican?

Estos métodos son numerosos y pueden variar dependiendo del cirujano que lo practique y de las necesidades de cada paciente. Acá abordaremos los más empleados.

Corte y ligadura

El método más sencillo y practicado en países desarrollados. Consiste en extirpar un pequeño segmento del conducto deferente (menor a un centímetro) y ligar ambos extremos con algún material no degradable como seda sintética o un clip.

Interposición de la fascia espermática

Una vez ocluido el conducto deferente se puede cerrar individualmente cada extremo, interponiendo entre estos un poco de la fascia espermática (una de las capas de tejido que compone el escroto y que recubre el cordón espermático, por donde transcurre el conducto deferente, la arteria deferencial y el plexo venoso).

Esta maniobra tiende a disminuir el fallo de la vasectomía (que ya es de por sí, extremadamente bajo) pero añade un poco de dificultad técnica al procedimiento.

Coagulación (térmica o eléctrica)

Este método ha aumentado 50 por ciento su utilización en los últimos 10 años debido a que tiene una tasa muy alta de éxito, comparado a los métodos tradicionales.

Este método oclusivo consiste en administrar energía externa (térmica o eléctrica) por medio de dos electrodos en punta de aguja directamente en el conducto deferente para coagular la mucosa deferencial.

Oclusión química del deferente

Es una técnica que también fue desarrollada por el Dr. Li Shunqiang, posee el mismo principio de la técnica sin bisturí, pero en esta se utiliza la inyección en la luz del conducto deferente de un compuesto de fenol y cianoacrilato, este producto coagula y forma un tapón en la luz bloqueando el paso de los espermatozoides.

La desventaja es que tiene una tasa de fracaso superior a la vasectomía, y no se ha descartado la toxicidad o carcinogenicidad del producto en el organismo.

Se indica mantener la herida limpia y seca, pudiendo aplicar frío sobre el escroto para ayudar a reducir el dolor y la inflamación. También se indica al paciente utilizar ropa interior ajustada luego de la intervención para reducir el posible dolor y la inflamación de la zona.

Técnicas y tratamientos

¿Qué posibles complicaciones podrían suceder?

La vasectomía está catalogada como una de las cirugías más seguras que pueden haber, teniendo en cuenta los riesgos que se corren con cirugías convencionales (como hemorragias, infecciones o posibles daños de otras estructuras) donde son algo mayor.

Dentro de las complicaciones de las vasectomías están algunos sangrados en la zona de la herida, hematomas, comezón en el escroto y dolor testicular.

Este último es uno de los más reportados estadísticamente y se trata de ciertas molestias en los testículos producidas por el aumento de la presión dentro de los mismos. Generalmente tiene un buen pronóstico y se cura por sí solo al cabo de unas semanas. 

HOMBRE SUJETANDOSE EL PENE

Vasectomías y Tamaño del Pene: Mitos y Verdades

La vasectomía como procedimiento quirúrgico de las vías espermáticas no afecta el tamaño del pene (en cuanto grosor y longitud) debido a que este último depende del paciente y forma parte de su anatomía. Prácticamente es imposible distinguir alguna diferencia entre la apariencia externa de los genitales de un hombre vasectomizado y de uno que no ha sido sometido a esta intervención.

¿Y con respecto a la eyaculación?

La eyaculación precoz es un problema que afecta la vida sexual de muchos hombres, haciendo que el momento de la eyaculación ocurra en menos de un minuto y que la relación sexual acabe antes del orgasmo femenino. Causa molestias en el que lo padece pero también en la pareja sexual.

La vasectomía no influye directamente ni de forma positiva ni de forma negativa en el fenómeno de la eyaculación. Por lo que no afecta ni condiciona la existencia de un problema de eyaculación precoz. Ante un caso de esta patología sexual, lo recomendable es recurrir a un especialista para encontrar una solución.

¿Causa algún efecto en la próstata?

Los procesos inflamatorios de las vías urinarias y seminales (como la prostatitis) o las infecciones suelen ser producto de alguna invasión de bacterias patógenas en estos tejidos, pero no como resultado de que el paciente sea un vasectomizado. Estudios realizados en este grupos de pacientes, tomados al azar, indican que no existe una relación directa entre padecer prostatitis (inflamación de la glándula protática) o ITS (infecciones del tracto urinario) y haber sido sometido a una vasectomía.

¿Pérdida de Cabello por Vasectomía?

La alopecia (o pérdida de cabello) en hombres es considerada uno de los males más frecuentes asociados a la edad. Después de los 35 años de edad, muchos hombres comienzan a experimentar una progresiva pero persistente pérdida de cabello y debilitamiento generalizado del cuero cabelludo, dando origen a las denominadas “entradas” y de un área circular arriba y atrás de la cabeza (alopecia areata).

Ser vasectomizado no es un factor de riesgo para desarrollar alopecia, debido que no interfiere con la producción de hormonas masculinas, un elemento clave para que el cabello se debilite y se caiga (factores hormonales asociados a la edad).

De hecho, en pacientes en los que están sufriendo prostatitis crónicas y los gérmenes colonizan los testículos a través del deferente causando epididimitis u orquitis de repetición, se recomienda practicar una vasectomía.

Book your appointment in our center by clicking here

Preparativos para la intervención de vasectomía ¿Qué debo hacer?

Los preparativos para la vasectomía pasan por una buena higiene previa, como por ejemplo mantener la zona genital limpia y rasurada. Esto es clave para asistir a la intervención quirúrgica.

De igual forma, pueden existir otros cuidados previos del paciente que suelen ser tomados en cuenta por el médico tratante en las consultas de exámenes y revisiones preoperatorias.

Para que la intervención sea exitosa es importante que el paciente que se va a someter a la misma notifique al cirujano cualquier alergia medicamentosa, enfermedad infecciosa que padezca o cualquier problema de salud que pueda estar padeciendo o medicamento que consuma de forma habitual.

Dentro de estos medicamentos son especialmente delicados los fármacos anticoagulantes (como la warfarina o la aspirina), que podrían condicionar un sangrado excesivo,  y cualquier antibiótico (que indicaría algún proceso infeccioso previo a la cirugía).

Si procediera, estas consultas previas incluirán además, pruebas específicas de hipersensibilidad a la anestesia con el objetivo de prevenir alguna reacción alérgica en el caso de que exista historial previo.

El día de la intervención, aunque no es imprescindible, se recomienda asistir acompañado de algún familiar o conocido.

Cuidados postoperatorios

Se recomienda al paciente reposo absoluto el día posterior a la operación, con posterior reintegro a sus actividades diarias, sin embargo, se indica no mantener relaciones sexuales al menos 3 días posterior a la intervención, además abstenerse a realizar deporte o ejercicios físicos durante un periodo de 4 a 6 semanas aproximadamente.

Se indica mantener la herida limpia y seca, pudiendo aplicar frío sobre el escroto para ayudar a reducir el dolor y la inflamación. También se indica al paciente utilizar ropa interior ajustada luego de la intervención para reducir el posible dolor y la inflamación de la zona.

¿Cómo surgió la vasectomía? Un poco de su historia.

Desde la antigüedad, ya los griegos sabían que los testículos eran los órganos de la virilidad y la fertilidad de los mamíferos machos, incluyendo al humano, y que su extracción disminuía los caracteres sexuales masculinos y bajaba los niveles de irritabilidad.

No obstante, la castración no fue nunca un método anticonceptivo para el hombre debido a sus grandes implicaciones hormonales (es allí donde se produce la testosterona) y solo se limitaba con fines terapéuticos, como en los tumores, varios siglos más tarde.

A comienzos del siglo pasado, muchos médicos comenzaron a buscar la contraconcepción masculina por distintos métodos, algunos más incómodos e inútiles que otros, hasta que surgió la idea de que si se seccionaban o ligaban los conductos por los cuales el testículo transportaba espermatozoides hasta la uretra, se podía eyacular semen no fértil con la conservación total de la función endocrina de las gónadas.

Sin embargo, ninguna técnica quirúrgica específica fue encontrada y con el surgimiento de los anticonceptivos femeninos, la idea de la contraconcepción masculina pasó a un segundo o tercer plano de importancia en la investigación médica.

La técnica de Schmidt fue ideada por el cirujano que lleva su nombre a comienzos de los años 70 en Estados Unidos. Sigue siendo la técnica quirúrgica más empleada en el mundo ya que ofrece mayor rango de acción para ocluir los conductos deferentes.

Por otro lado, la técnica de Li (o vasectomía sin bisturí, VSB) fue creada y desarrollada por el Dr. Shunquiang Li en China en el año de 1974, pero no fue hasta comienzos de los años 90 cuando el Dr. Marc Goldstein la introdujo en occidente y la promocionó, revolucionando así, la forma en cómo se hacían vasectomías.

La técnica de Li tiene tanta aceptación dentro de la comunidad médica que está considerada como el procedimiento de elección o gold standard según la American Urogical Association de USA. Esto es porque es más rápida, con menos dolor y menor incisión, sangrado y complicaciones (10 veces menos que la convencional). En Andromedi, es la que actualmente más nos demandan los pacientes.

Preguntas y Respuestas

Lo que más preguntan los pacientes

¿Es la vasectomía un método seguro?

La vasectomía es con mucho, el método contraconceptivo permanente más efectivo disponible para hombres. Podría compararse en efectividad con la ligadura de trompas uterinas, pero con menos agresión quirúrgica y con una perspectiva más positiva aun. 

Las tasas de fracaso temprano (embarazo dentro de unos pocos meses después de la intervención) son muy bajas y resultan como producto de relaciones sexuales sin protección demasiado precoces. 

Cuando se secciona y cierra el conducto deferente se interrumpe el paso desde el extremo inferior al superior, pero pueden quedar restos de espermatozoides en la parte superior que van saliendo en las sucesivas eyaculaciones. Algunas trazas de espermatozoides pueden quedar dentro del extremo superior de los conductos deferentes y ser eyaculadas junto al resto de secreciones seminales, dando origen a una fecundación no planificada.

Estas tasas de fracaso de la vasectomía pueden variar de estudio en estudio pero generalmente no exceden la cifra de 1 embarazo por cada 1,400 hombres vasectomizados.

Es importante que durante al menos dos tres meses posteriores a la vasectomía (dependiendo de la frecuencia de eyaculaciones), la pareja siga usando métodos contraconceptivos (como preservativos de látex o píldoras) para evitar que haya embarazos no deseados por emisiones seminales con espermatozoides.

He oído que la vasectomía no es 100% efectiva ¿Es cierto?

La realidad es que la vasectomía es el método contraconceptivo más seguro. La tasa de fracaso de la vasectomía es de tan solo 2 por cada 1,000 operados. Esto contrasta con la tasa de fracaso de la ligadura de trompas uterinas (en la mujer), que es de 8 por cada 1,000 pacientes femeninas.

¿Están las vasectomías cubiertas por la sanidad pública?

Este tipo de intervenciones quirúrgicas están cubiertas por la Seguridad Social pero no en todos los casos. Debe estar indicada y justificada por un médico urólogo del Sistema público de Salud.

¿Es un procedimiento doloroso?

Afortunadamente, la vasectomía es una cirugía indolora, que no causa molestias o son mínimas. Estas molestias ceden a analgésicos tipo paracetamol.

Muy raramente podría aparecer un dolor específico, el llamado síndrome de dolor post vasectomía que es una patología que ocurre en pocos casos de hombres vasectomizados como consecuencia del aumento de la presión intratesticular por el bloqueo de la salida de los espermatozoides.

El síndrome de dolor post vasectomía es una complicación infrecuente en hombres con vasectomía. Se caracteriza por molestias en la zona del testículo (generalmente un solo testículo), con dolor persistente. Este se produce por el aumento de la presión dentro del testículo. A menudo, el dolor desaparece por sí solo al cabo de unas semanas

En casos más extremos se puede solucionar mediante la liberación del extremo proximal al testículo del conducto deferente.

¿Afectará la vasectomía mi actividad sexual?

La vida sexual del paciente post-operado por vasectomía es totalmente normal y no se verá afectada en lo absoluto. Sus erecciones, orgasmos y eyaculaciones continuarán siendo como siempre. Al igual que su deseo sexual continuaran siendo igual que antes de la operación.

De hecho, no se ha observado disminución del deseo sexual en hombres sometidos a vasectomía sino todo lo contrario. Por el contrario, si acaso la pareja puede sentir más libertad y confianza a la hora de disfrutar de las relaciones sexuales debido a que no hay la preocupación persistente de prevenir los embarazos. 

A menudo, estos casos de disminución de la libido tienen su origen en alteraciones emocionales paralelas pero no asociadas, como la ansiedad y el estrés crónico. Estos problemas tienen tratamiento.

No obstante, la cantidad del semen luego de la operación solo se reducirá un poco: cerca del 5% pero conservando las  características de siempre. Solo con la utilización de un microscopio es que se logra visualizar la ausencia de espermatozoides en el líquido seminal.

¿Cuándo puedo eyacular de nuevo tras una vasectomía?

Se recomienda no tener relaciones sexuales durante al menos dos o tres días después de la vasectomía. Sin embargo, apenas desaparezcan las molestias el paciente puede reanudar su vida sexual.

Aunque la eyaculación es una respuesta natural del hombre ante la excitación sexual e íntimamente relacionada con la función reproductiva de los testículos, no se ve en lo más mínimo como afectada tras una vasectomía. Las eyaculaciones siguen siendo normales en cuanto a intensidad y volumen seminal.

¿Es muy largo el tiempo de abstinencia sexual después?

Tres días es el tiempo mínimo recomendado para abstenerse de relaciones sexuales posteriores a una vasectomía.

También, se recomienda el uso de un suspensorio para los genitales durante cinco días (incluso por las noches) y la colocación de frío en la zona escrotal para disminuir el edema o la hinchazón en las primeras 8 o 12 horas en el caso de que se produzca. Habitualmente no es necesario.

¿Qué puedo hacer si me arrepiento y deseo revertir la operación?

A pesar de que la vasectomía se considera una técnica irreversible, en la actualidad existe la posibilidad de revertirla, mediante la técnica de vasovasostomia se logra recanalización de los conductos deferentes.

El éxito de este procedimiento va a depender fundamentalmente de la calidad y cantidad de los espermatozoides (de cara a la concepción por medios naturales) y la técnica empleada en la operación inicial, mientras mayor sea la cantidad de conducto deferente que fue resecada, menor puede ser el éxito de la recanalización. 

Se suele decir que también contribuye el tiempo transcurrido de la vasectomía, un tiempo mayor a 10 años también se asocia a menos probabilidades de éxito, algo que en nuestra larga experiencia de quirófano no ha sucedido.

¿La vasectomía me protege de enfermedades sexuales?

La vasectomía no ofrece ninguna protección contra enfermedades de transmisión sexual, por lo que se recomienda tomar otras medidas como el uso de preservativos, disminuir o evitar las múltiples parejas sexuales y en casos más extremos la abstinencia sexual. 

¿Cuánto cuesta hacerme una vasectomía?

El precio varía dependiendo del centro hospitalario donde se realice el procedimiento y de los honorarios médicos, sin embargo, el coste (todo incluido) en nuestra consulta de Sevilla es de aproximadamente 1000 euros.

¿Afectará la vasectomía mis hormonas masculinas?

La vasectomía no afecta ningún carácter sexual masculino, ya que la liberación de las hormonas masculinas que se producen en los testículos, continúa ocurriendo de manera normal y en la cantidad habitual. Estas hormonas se liberan directamente al torrente sanguíneo y no se ven interrumpido por el corte de los conductos deferentes.

Por lo tanto, es un mito la creencia de que la vasectomía produce problemas de erección, rasgos femeninos en el hombre, y que agudiza el tono de voz. 

Después de la vasectomía, las células de Leydig dentro de los testículos continúan secretando testosterona en cantidades normales hacia la circulación sanguínea, sin inconveniente alguno

La vasectomía interrumpe el trayecto habitual de los espermatozoides (producidos en los testículos) hacia las vías de la eyaculación, pero no inhibe la producción de hormonas masculinas (entre ellas, la testosterona la más importante) que van directamente a la sangre sistémica. Esto hace que este procedimiento contraconceptivo no tenga incidencia alguna sobre el equilibrio endocrino del paciente.

¿Las vasectomías causan cáncer?

En términos generales, la vasectomía no incide en la probabilidad de desarrollar de cáncer (en ninguna modalidad) debido a que esta última depende de una gran cantidad de factores dentro de los cuales se encuentran la predisposición genética y los estilos de vida. 

Afortunadamente, ningún estudio científico ha comprobado la hipótesis de que la vasectomía aumenta el riesgo de cáncer, lo que lo hace un procedimiento inocuo y seguro.

Ni se asocia a enfermedades cardíacas o ateroesclerosis con este procedimiento, por lo cual la Organización Mundial de la Salud considera la vasectomía muy segura y sin complicaciones a largo plazo.

¿Qué ocurre con los espermatozoides luego de la vasectomía?

Después de una vasectomía, los espermatozoides producidos por los testículos se quedan dentro de los túbulos seminíferos hasta que maduran y son reabsorbidos por el propio organismo. Estos espermatozoides suelen quedar inmóviles durante mucho tiempo antes de ser eliminados.

Los túbulos seminíferos son unos delgados conductos huecos en los que se desarrollan y maduran los espermatozoides, dentro de los testículos. Esto ocurre desde que el hombre entra en la pubertad hasta que muere. La producción del túbulo obstruido se ralentiza hasta casi detenerse. Tras la vaso-vasostomía se reactiva la producción.

Por ser un ambiente estéril el de los túbulos seminíferos, los espermatozoides (que son clulas sexuales masculinas) permanecen más tiempo del usual dentro de los testículos hasta que las paredes de los túbulos seminíferos los reabsorben sin que se desarrolle alguna infección o sin que se origine un proceso inflamatorio.

¿Puede la vasectomía causar depresión?

La depresión es una compleja alteración emocional en la que el que lo padece tiene serios problemas para estar enfocado en el presente, tomar decisiones o sentir entusiasmo por las experiencias que vive. 

La vasectomía por sí misma no genera depresión debido a que no se ven desequilibrados los niveles de hormonas masculinas en el cuerpo. No obstante, es probable que algunos pacientes en la historía de la medicina hayan podido afirmar que han desarrollado ciertos trastornos depresivos al entender que han perdido -voluntariamente y más tarde arrepentidos- la capacidad de ser fértil.

Es importante que cada hombre que decida ser vasectomizado conozca todas las implicaciones que conlleva la intervención en sí y que exprese su decisión a través de un acuerdo informado de confidencialidad, información y consentimiento.

¿La vasectomía puede causar varicocele?

El varicocele es la dilatación varicosa de las venas del cordón espermático en la zona del escroto que causa dolor intenso. Esta falta de drenaje sanguíneo en los testículos puede elevar la temperatura del escroto y disminuir la producción de espermatozoides, poniendo en peligro la fertilidad masculina.

Aunque la etiología de esta enfermedad es desconocida no existe ningún estudio que avale la teoría de que una vasectomía aumente el riesgo de desarrollarla.

¿La vasectomía es permanente o puede revertirse?

La vasectomía es una técnica quirúrgica que busca ayudar a hombres a no tener descendencia cambiando la morfología interna de los conductos encargados de llevar los espermatozoides al pene, de una forma permanente y no reversible (no por sí sola).

Si un hombre vasectomizado decide voluntariamente recobrar su capacidad para fertilizar a una mujer de nuevo, debe ser sometido a otra cirugía: la vasovasostomía. Se calcula que el 2 por ciento de los vasectomizados (en un periodo de diez años) se arrepienten de haberse hecho la vasectomía. Y esta cifra está aumentando actualmente por los cambios de pareja, llegando al 10% los varones vasectomizados que se arrepienten a lo largo de su vida y desean revertir la situación y volver a tener hijos.

Con la vasovasostomía (o cirugía de reversión de vasectomía) se vuelven a re-permeabilizar los extremos de los conductos deferentes para que se puedan encontrar de nuevo espermatozoides en la eyaculación.

¿Puede la vasectomía revertirse por sí sola?

Existen casos reportados, sobre todo en décadas pasadas. Sin embargo, deben considerarse como eventualidades muy muy infrecuentes. Son estadísticas completamente anecdóticas, algo así como uno entre decenas de millones, y siempre como consecuencia de la elección de un cirujano sin demasiada experiencia.

¿Puedo revertir la vasectomía con remedios naturales?

La reversión de la vasectomía puede hacerse únicamente con procedimientos quirúrgicos (vasovasostomía). Ningún medicamento o remedio natural puede reconectar los extremos del deferente y devolver la capacidad fértil a un vasectomizado.

En Andromedi recibimos pacientes de toda España y países europeos como Portugal, Reino Unido o Alemania, contando con una media de más de 100 casos al año.

¿Cuanto cuesta la vasectomía?

Precios y Financiación

La vasectomía ¿cuánto cuesta? ¿Es muy cara?

El precio de la intervención de vasectomía es de 1000€. Esta cifra es a coste cerrado, es decir, incluye todo desde el principio hasta el final: consultas previas, hospitalización, intervención quirúrgica, gastos de personal, gastos de materiales o quirófano, revisiones posteriores o curas.

Quizás en otros centros pueda encontrar un precio más reducido para la misma operación, pero le aconsejamos estar pendiente de la letra pequeña o los gastos extras en los que podría incurrir. Algunas clínicas se escudan en que el precio que dan es “únicamente por sus emolumentos”, sin entender lo que, en nuestra opinión, demanda realmente el paciente: transparencia en todo momento, mediante una cifra global para saber “cuánto me va a costar la vasovasostomía”.

costes de la sanidad

¿Puede financiarse a plazos?

En nuestro centro de Sevilla el importe de la vasectomía se puede pagar en cómodos plazos, hasta 6 meses.  Mediante una ventajosa línea de financiación propia (con la colaboración de Tu Medicina Financiada) podrá hacer frente cómodamente al tratamiento sin que se resienta su economía familiar.

Book your appointment in our center by clicking here

Viajar hasta España para operarse

Pacientes que vienen desde fuera

La Clínica Andromedi, una buena elección por varias razones.

Haciendo una búsqueda rápida en Internet, es fácil constatar que no existen demasiados centros especializados en este tratamiento. La técnica sin bisturí se ofrece en pocos centros con las mayores garantías.

La experiencia de Andromedi permite afrontar con seguridad y garantías de éxito estas intervenciones. Y ha hecho que miles de pacientes hayan viajado desde fuera de nuestra ciudad para ponerse en manos del experto equipo médico de Andromedi. Todos ellos buscan lo mismo: la máxima fiabilidad, seguridad y calidad…a un precio competitivo y con posibilidades de financiación mes a mes.

¿Cómo es la mejor forma de planificar mi viaje?

¿Quizás necesita más información? ¿Hay algo que le preocupa y aún no está convencido del todo? No lo dude, escríbanos sin compromiso a través de nuestra página de contacto. Nos gustaría poder ayudarle, y lo que es más importante, sabemos cómo ayudarle.

Andromedi Paciente No Residente Avion

· Estamos acostumbrados a pensar en usted ·

Sus necesidades, sus miedos, sus dudas y sus problemas. No podríamos preparar una intervención con pacientes de otros lugares de otra manera que no sea poniéndonos en su lugar en cada punto del proceso. Y al fin y al cabo, salir de su ciudad y estar lejos de casa, es como viajar desde más lejos, no hay mucha diferencia.

El Centro Médico Colón15, espacio donde reside actualmente la consulta principal de Andromedi, se encuentra en Sevilla (España), una de las ciudades más bellas y turísticas de Europa, elegida múltiples veces con el galardón de la “mejor ciudad del mundo para visitar”.

El Aeropuerto de San Pablo-Sevilla mantiene conexiones aéreas directas con 52 destinos diferentes, pudiendo hacer escala internacional con Madrid o Barcelona si fuera necesario. A su vez, el tren de Alta Velocidad es una forma ágil de moverse por el interior del país, conectando las ciudades más importantes en cuestión de horas.

No es de extrañar por tanto, que muchos de estos pacientes opten por tomarse sus vacaciones con un doble propósito: el de poder visitar un enclave único y el de ser intervenido quirúrgicamente por unos de los mayores especialistas en Urología de Europa.

En el caso de vasectomías el procedimiento se simplifica porque puede realizarse con anestesia local y sin ingreso.

Todo esto es, todo en un solo día.

Hay otras ocasiones, en las que si el paciente lo requiere por motivos laborales o personales, también contamos con un protocolo especial de “rápida intervención” en la que minimizamos plazos y procedimientos (tanto en cirugías grandes con ingreso como pequeñas), el cual incluye los siguientes puntos:

Pre-consulta por correo, teléfono o videollamada

las semanas previas al viaje, con la finalidad de reunir toda documentación médica disponible y planificar la intervención.

Servicio de apoyo y ayuda sobre el terreno

con el traslado y la estancia en nuestra ciudad, para lo cual disponemos de partners turísticos asociados a nuestro centro.

Consulta previa

(presencial), más extensa y completa, que se suele hacer el día antes de la intervención, e incluye la valoración preanestésica si es necesaria, para dejar listos todos los detalles del caso.

Intervención

con o sin ingreso hospitalario (suele ser como máximo de 24 horas).

Revisión final y viaje de vuelta.
Referencias médicas y Bibliografía

Author

Dr. Natalio Cruz


Natalio Cruz MD, with 25 years of medical experience, has been until 2016 Head of the Andrology Unit in the Urology Service of the Virgen del Rocío Hospital in Seville, National Coordinator of Andrology in the Spanish Association of Urology (AEU) and General Secretary in the ESSM, positions that he has narrowed to focus squarely on this exciting project of offering a high-level private medical consultation in Seville, Madrid and Tenerife.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

0
Would love your thoughts, please comment.x