medicina sexual

Disfunción eréctil

Practicar ciclismo erróneamente, puede causar grandes problemas sexuales.

Play Video

¿El ciclismo provoca disfunción eréctil?

Entonces, hacer ejercicio en principio, mejora la función sexual, ¿es eso así?

-Eso es así Carlos, no hay duda de que hacer ejercicio, sea en bicicleta, sea andando, sea nadando, cualquier ejercicio es sano para la salud sexual, y los problemas de erección, entre las personas que hacen ejercicio, son mucho menores, problemas de salud sexual, son mucho menos, no afecta tanto, los problemas que pueden tener los demás.

-Pero con la bicicleta hemos tomado.

-Con la bicicleta tenemos un pequeño problema, el pequeño problema consiste en el sillín, el sillín. Está estudiado, y hay muchos estudios, no  hablamos de uno, hablamos por lo menos de más de cuatro estudios, de grandes series, que afectan, en los cuales se encuentra que la incidencia, o la prevalencia de problemas de erección, es superior en los atletas que hacen el ciclismo, frente a los que hacen competición como carrera por ejemplo, hay algún estudio de gran serie en los cuales se encuentra por ejemplo que en más de mil atletas en Boston se encuentra que hay un 4,2 % de incidencia de problemas de erección en los ciclistas, y un 1,1 % en los corredores, por tanto, bueno, algo tiene la bicicleta, luego se fue estudiando mucho más lógicamente.

-Había un autor norteamericano, me contabas que dijo, hay dos tipos de ciclistas, los que son impotentes, y los que lo serán.

Efectivamente.

-Un poquito exagerado.

-Un poquito exagerado (risas) este autor, es este doctor, Irving Gofshtein, que está trabajando, bueno estaba trabajando en Boston, ahora está trabajando en San Diego y él que bueno, que la verdad es que fue también, en parte, mi maestro, porque yo estuve con él, estuve tres meses con él, aprendiendo. Y él decía que sí, que hay dos tipos de ciclistas, los que los que son ya impotentes, y los que lo van a ser, lógicamente, es una frase exagerada, un poquito para llamar la atención, porque efectivamente, hay según, depende que sillín se utilice, pues van a ser o no van a ser, bastante…

-Estamos hablando de caballeros, en las señoras ¿Qué puede conllevar el sillín de la bicicleta?

-Básicamente lo mismo, va a afectarle al clítoris, afectando a la erección del clítoris, por tanto a la excitación que puedes sentir, y a la capacidad de llegar al orgasmo, también digamos a la sensibilidad. Hay que pensar que el mecanismo por el que se produce esto, es un mecanismo vascular, y también neurológico, y la mujer está más, digamos más desprotegida en su parte, es como si apoyásemos los hombres, para montar en la bicicleta pues lo hacemos con el glande,  para entendernos, por el clítoris está muy expuesto, y las mujeres con mucha frecuencia, pues cuando pasan muchas horas en la bicicleta, tienen un poco de inflamación en los labios y los genitales, el clítoris, y eso de forma continuada, pues lleva a perder calidad del orgasmo, o a perder sensibilidad.

-Estamos hablando del tipo de sillín ¿no?¿Dónde comprime, ese sillín? Estamos hablando del sillín especialmente afilado, el delgadito.

-Sí, vamos a decir una norma, a más nariz de sillín, peor. Es decir el sillín ancho, hacia atrás, con una postura sentada, no afecta, vamos a entendernos, el sillín típico de muelles, el antiguo, el butacón, ¿no? sobre bicicleta, el sillín que tienen las bicicletas holandesas, con una posición que van sentados, levantando los brazos, el cuerpo erguido, y uno va apoyando la tuberosidad isquiática, es decir tuberosidad isquiática, es eso que uno nota, cuando toca el glúteo ¿verdad? está sentado en una silla y apoya sobre hueso, ese no afecta para nada, el problema es cuando el sillín, que está diseñado para un corredor, de forma ergonómica, anatómica, para que sea de competición, lo usa un aficionado ¿Qué ocurre? Pues que todo el peso va cayendo en una zona blanda, no apoya en hueso, y esa zona blanda, precisamente, es la zona por donde pasan los nervios y los vasos que van a llevar sangre al pene, que van a llevar inervación al pene. Concretamente comprime la zona del periné, y un pequeño canal, que hay en en la rama isquio pubiana que se llama el canal de Alcock, por ese canal pasan las arterias que llevan sangre al pene, y pasan también los nervios, de tal manera que es muy frecuente que el que usa la bicicleta, de una forma bueno, más continuada note que hay una especie de hormigueo a veces, de adormecimiento de genitales, incluso del glande, notan que cuando lleva una hora, pues notas el glande frío, o el pene, notas aquí un poco disconfort, es una protesta de la zona del periné, y realmente bueno, es que lo estamos dañando.

 -¿El sillón de spinning es el más agresivo de todos?

-El sillón de spinning tiene una particularidad, es que también es muy, muy estrecho es un tipo de competición, y dependerá mucho de cómo nos situemos el sillín, es decir si uno está muy echado hacia delante, y comprime la zona del periné es dañino, para hombre, y para mujer. Si el sillín lo podemos cambiar es ideal, es decir, llegar con nuestro propio sillín y ponerle algo más amplio, estos sillines que tienen gel de silicona, que además te pueden acolchar, de alguna manera, que estén abiertos, que apoyen las dos tuberosidades isquiáticas, y además, que corrijamos la postura, la postura es muy importante, levantar el manillar al máximo, para que hagas ejercicio, pero apoyándolas tuberosidades isquiáticas.

 -Hay varias pruebas que se han hecho en Noruega, Boston, sobre todo hay una la de Robert Kentler en Stanford, él cogió 25 ciclistas, me decías con problemas de erección.

 –Sí él estaba intentando ver cómo se afecta el sillín, con estas informaciones que venían de Boston, él quiso comprobar si también ocurre esto, entonces dijo, bueno, vamos a ver si esto es reversible ¿no? entonces 25 ciclistas que tenían problemas de erección, le cambió el sillín, y de ellos a 10, en 10 mejoró el estado de problemas de erección que tenía, y en 14 se solucionó, entonces luego ha habido una serie de datos muy curiosos, por ejemplo, se ha estudiado la población de policías que en EEUU que van en bicicleta, porque son estos que vigilan parques, y jardines, y demás, van en bicicleta de montaña, básicamente, con unas alforjas y demás, y están por ahí patrullando ¿no? y los mismos compañeros suyos, pues van en coche, o van andando. Bueno pues, es curioso porque hay más incidencia de problemas de erección, entre los que van en bicicleta, lo cual bueno, tienen la misma edad, tienen, incluso más jóvenes, que los que van en coche y tienen más problemas de erección, la prevalencia un poquito superior, lo cual indica que, qué bueno que algo afecta ¿no? Y por otro lado se vio que que dentro de ellos, los que pasaban más horas de servicio, más horas en bicicleta, tenían más problemas de erección, y realmente con la misma con la misma patología, la misma salud ¿verdad? la misma franja de edad.

-¿Entonces?

-Entonces, si eso, ya se pusieron en marcha en Boston, se pone en marcha investigar, por qué, por qué ocurre todo esto.

-Y ¿Qué hay que hacer? Cambiar de sillín, cambiar la posición, cambiar el ángulo, descansar, tirar la bicicleta, ir en metro…

-Yo creo que, en la consulta, veo muchos pacientes y a veces los chicos jóvenes, que el único factor que se encuentra es este de la bicicleta, hombre… prohibir la bicicleta, especialmente si uno es aficionado, no lo va a dejar, y además no es bueno, que la deje ¿no? Pero sí que hay que cambiar el tipo de bicicleta, o por lo menos modificar la altura del manillar, bajar, y hacer más confortable el sillín, hay una serie de marcas, que ya están ofreciendo sillines, pues especiales, un poco más abiertos, que apoyan sobre todo las tuberosidades, y hay que recortar la nariz, insisto, los sillines, cuantos más chatos mejor, que no afecten esas zonas, hay también culottes especiales, estos pantaloncitos, que se usan para las bicicletas, y siempre es bueno eso, hacer paraditas, descansos cada cierto tiempo, cambios en la misma, el ángulo del sillín es importante, cuando están muy levantados en la punta afecta mucho más, cuando está un poquito más echado hacia delante, pues estamos evitando esa compresión en la parte del pene, del periné, y si uno nota ese adormecimiento del glande, ese es el claro, esa es la clave, o sea, que algo va algo va a funcionando mal, el cuerpo no protesta con un dolor si no está sufriendo.

-Hay, dice José Carlos, o existen, sillones anti prostáticos con un agujero o depresión en el centro, es decir estos, son precisamente los buenos pero quizás, hay otros, que además de esta ranura, o este agujero, este orificio, que tienen grande, tengan la base de atrás un poquito ancha, para que sean las tuberosidades isquiáticas las que apoyen, y no apoye en blando todo el sillín, el problema es quizás éste.

-Dice Gloria, ¿También puede provocar que se doble a un lado el pene? Ahora ya le duele, le ocurre a mi marido.

 -Sí, este es otro interesante mecanismo, el mecanismo vascular, y el mecanismo neurológico, y el daño sobre la albugínea, cuando, en la parte proximal de la albugínea, es donde justo apoyan estos sillines, y el micro traumatismo, en repetido puede condicionar una enfermedad de peyronie, que es lo que posiblemente tenga  su marido, porque claro, es un daño, un traumatismo, que luego se repara con una cicatrización retráctil, y puede condicionar a una curva.

Para él más que para nadie, había que evitar esos traumatismos, haciendo un sillín amplio, confortable, e incluso ya le digo, yo pondría el butacón este de los muelles, fíjate, que es una cosa ya conocida tan de antiguo, que hace 2000 años Hipócrates conoció un pueblo, eran, se llaman los escitios, de un pueblo nómada al norte del Mar Negro, y él se dio cuenta, y publicó incluso más, dejó por escrito, que aquellos sitios que eran más ricos, y que iban siempre a caballo, porque eran nómadas, iban de un sitio para otro, éstos tenían más problemas de erección que los más pobres, que iban andando, entonces él, relacionó con el ir a caballo muchas horas, ese traumatismo, que iba imagino, que además no llevarían ni monturas o llevarían muy poca protección, entonces ese traumatismo repetido, condicionaba problemas de erección y curvas en el pene y ya Hipócrates habló de esto.

-Vean ustedes

-Me gustaría Carlos preguntar al doctor, la paradoja de que los países más desarrollados los países nórdicos y tal, la bicicleta se usa más que en otros países, ¿No le parece que es una paradoja ante la adversidad que cuenta usted, de alguna enfermedad?

-No pero ojo, que yo estoy comentando que es muy positivo ir en bicicleta, yo de hecho viajo en bicicleta, Carlos, qué bueno, que sabemos de sus habilidades, se desplaza en bicicleta, lo importante es la posición, lo de los países nórdicos se caracteriza… Si uno va a Holanda ve que van erguidos, van levantados, y el manillar es muy alto, de hecho un bastante cómodo, y aquí lo que estamos hablando, son la bicicleta de montaña, ese uso frecuente con un sillín afilado, ese uso es el malo, es negativo, de hecho por ejemplo, los programas de ciclismo que hay de bicicletas en las ciudades, por ejemplo aquí tenemos en Sevilla Sevici, y en Barcelona… estos que están a disposición, tienen una posición muy correcta, y unos sillines muy confortables, que no producen en ningún caso esto, o sea, que hay que tranquilizar, porque esto es precisamente son bicicletas de paseo, ¿no? Estamos hablando de ese uso de bicicleta deportiva, de carreras, bicicletas de montaña, y especialmente en zonas como la de montaña, por ejemplo, que va con un traumatismo continuado, pequeño, pero que termina dañando.

-Querido doctor Natalio Cruz la semana que viene más.

-Muchas gracias a todos y buen sexo a todos

Placa fibrótica

¿Cómo de frecuente puede ser la enfermedad de Peyronie entre los hombres? ¿Cuál es su prevalencia?

Aunque las deformidades del pene son comunes rara vez son patológicas. No obstante, se calcula que entre el uno y tres por ciento de todos los hombres en edad reproductiva padecen de enfermedad de Peyronie.

Existen grupos de hombres con mayor predisposición a la enfermedad como los mayores de 70 años de edad (6,5 por ciento tiene curvatura de Peyronie) o los que padecen patologías prostáticas (8,4 por ciento).

Los estudios de prevalencia de enfermedad de Peyronie suelen ser difíciles de documentar dado la escasa información de interés clínico aportada por los relativamente pocos pacientes que buscan ayuda médica.

¿Puede la homeopatía corregir la enfermedad de Peyronie?

Los tratamientos homeopáticos para la enfermedad de Peyronie (como la  calcárea fluorica, causticum, chelidonium compose y el tuberculinum) no están claros ni siquiera entre los propios homeópatas y además, no han sido documentados y evidenciados científicamente lo suficiente como para ser considerados eficaces y seguros.  En nuestro criterio, los mejor es recurrir a un médico urólogo/andrólogo calificado ante cualquier deformidad o molestia en el pene. 

¿Las bombas de vacío son beneficiosas para Peyronie?

Las populares bombas de vacío para el pene pueden resultar peligrosas si el paciente padece de enfermedad de Peyronie debido a que el aumento exagerado de volumen de sangre en los cuerpos cavernosos podría ocasionar dolor y favorecer que el proceso fibrótico avance y crezca. 

Lo mejor es no utilizar este tipo de dispositivos si se padece de cualquier alteración morfológica del pene sin supervisión médica.

¿Qué acción tiene el verapamilo sobre la curvatura de Peyronie? ¿Puede ser útil en el tratamiento?

Las cremas o ungüentos con verapamilo pueden estimular la síntesis de enzimas como la colagenasa endógena (es decir, producida por el mismo organismo) en el sitio de aplicación. 

Recordemos que la colagenasa es una enzima catalítica que destruye el exceso de fibras de colágeno. Al aplicar un fármaco de este tipo, se incrementa la síntesis de la enzima y se disminuye la cicatriz fibrosa que produce directa o indirectamente la curvatura del pene.

¿Es cierto que la enfermedad de Peyronie puede ser curada con hierbas y remedios caseros? ¿Es seguro realizarlos?

En Internet pueden encontrarse cientos de miles de técnicas caseras para tratar enfermedades como la de Peyronie con remedios en base a plantas y sustancias obtenidas de ellas. 

No obstante, estos remedios no han sido comprobados científicamente en base a parámetros aceptados de seguridad y confianza, por lo que no es recomendable realizarlos. Las consecuencias podrían ser peores que el estado de la enfermedad actual.

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.