Fertilidad

Esterilidad Masculina

Un momento difícil para las parejas que puede afectar a la salud sexual.

En los procesos de fertilidad hay que prestar atención por igual a ambas partes de la pareja

-Bueno, el Doctor Natalio Cruz ha llegado aquí, debo decirte que este fin de semana me he portado mal, y me va a pasar como aquella amiga tuya de la clínica, que decía, que se iba a pesar con todo.

– Buenos días a todos, buenos días Carlos. Sí, tengo una amiga que decía que, bueno, lo mejor antes de estas fiestas no es pesarse así tal cual sino pesarse uno con todo lo que se va a comer, es decir, amontonar lo todo, abrazarlo, entonces pesarse, porque así luego el la consciencia pues pesará menos ¿verdad?

– Yo este fin de semana me desatado. No me querido pesar esta mañana porque digo, no, no, no, no, no, no, no, quiero verlo, no quiero ver la realidad y a ver si de aquí a de aquí al viernes me lo quito porque ha sido un disparate, un disparate.

– Es tiempo de excesos.

– Hablando de exceso. Cuando el sexo tiene una finalidad, cuando el sexo no es solo por placer, sino que además uno quiere la función reproductiva del mismo, es decir, tener un hijo. Cuando una pareja quiere tener un hijo, en fin, hay mucha gente que lo intenta y no puede, otros que no quieren ir al primer pistoletazo, pues aquello viene, en fin hay muchos tú me hablas de muchas cosas estilo de vida, de perspectiva biológica, de psicología de ámbito social.

– Sí, hay muchos aspectos psico-sexuales o incluso sociológicos, relacionados con una pareja que quiere tener hijos, cuando uno de pronto empieza a buscar hijos a intentar que, con tu pareja que te va muy bien, con tu pareja estás tan bien que incluso quieres completarla, pues, teniendo hijos, bueno, pues hay un montón de enfoques distintos, por ejemplo:

Del punto de vista social. Pues ahí tus amigos, tus amigos empiezan a dividir entre aquellos amigos que tienen hijos y hacen unas cosas los fines de semana, y otros amigos que no tienen hijos y que siguen haciendo a otras, los fines de semana, pero claro tú ya incluso dentro del grupo, pues si tú lo que quieres es tener hijos, te empiezas a sentir un poquito ahí, dijeras no sabes dónde ubicarte ¿verdad?

El punto de vista incluso antropológico, a todo el mundo le gusta tener hijos, porque de alguna manera vuelca en ellos algo que, el niño debería ser algo similar a ti ¿no? A todos nos gustaría que nuestros hijos se nos parecieran de alguna manera, tiene ilusiones, tienes fantasías de cómo van a ser, modificas tu estilo de vida, cambias un poco, y desde el punto de vista sociológico igual, culturalmente en nuestra sociedad pues está bien visto tener hijos, todo el mundo te pregunta. Llega un momento que la pareja se hace un poco pesado, porque todo le pregunta, bueno y cuando, bueno y cuando y a lo mejor es cuando y cuando se convierte una tortura, porque ellos de verdad están también preguntándose lo mismo Carlos. Cuándo.

– La mujer que no puede tener hijos, con problemas de fertilidad, en ocasiones ha caído, esto ha cambiado mucho con el tiempo, pero en una cierta estigmatización ¿verdad?

– Sí, efectivamente aún pesa y depende en qué nivel cultural nos movemos, que nivel sociológico nos movemos, hay mujeres que eligen, deciden que es en su vida pues no quieren tener hijos dirigen una profesión, eligen una una trayectoria vital en la cual no entran los hijos. Pero en general reciben bastante presión, las madres, las titas, la familia los amigos, los que sí tienen, en fin, van presionando a la mujer y a veces, bueno, por el momento que sentirse  incomoda ¿no? Porque… o discriminada, pues porque o hay unas que el tema de conversación, ya se convierte siempre los niños y si, primero si has elegido no tenerlo, y segundo si no lo has elegido y al contrario estás buscandolo, pues la verdad que se convierte en un tema un poquito pesado ¿no? Para ello. Hay que tener cierta sensibilidad, especialmente con estas parejas que, bueno, no han declarado si quieren o no quieren, pero los el entorno está presionando ¿no? A veces, detrás de estas parejas que no se sabe si sí o si no ya está el problema, para ello lo sufren.

– ¿Se mezclan conceptos de esterilidad, infertilidad, subfertilidad?

– Sí, hay diferencia entre esterilidad y fertilidad, porque uno es la imposibilidad de concebir, y la otra es la imposibilidad de llegar a término la el embarazo.

Nosotros en medicina con mucha frecuencia evitamos hablar de esterilidad, parece que es algo más radical, y nos gusta hablar de subfertilidad, porque coloquialmente, uno entiende que puede tener un problema que se puede solucionar, realmente el término los términos, cuando uno los lleva a la medicina pura y dura, es decir, a la terminología médica pueden resultar duros, y el habla de subfertilidad o problemas de fertilidad resulta más amable para la pareja que no tiene.

– Con la ciencia y con la tecnología que hay hoy ¿Cuántos criterios posibles hay para la parentalidad?

– Esto es muy curioso, hoy día disponemos de tecnología, como la in vitro, la ICSI, el obtener espermatozoides mediante biopsia, mediante tomas por cirugía, podemos recanalizar vasectomía, podemos hacer muchas cosas con la fertilidad, y eso hace que podamos incluso obviar el que haya solo un miembro de la pareja, o sea, una mujer sola podría tener un hijo, una mujer que no tiene óvulos, podría tener hijos, una mujer prácticamente sin útero puede decirle a otra que se lleve sus óvulos, y realmente esto está alterando mucho, ahí digamos, el padre genético o la madre genética, el padre o la madre biológicos, y el padre o la madre social o legal, que son aquellos que al final pues tienen al niño en casa. Y esto puede venir pues el semen de un varón desconocido, anónimo, o el óvulo de una donante desconocida, anónima o haberse gestado en ella siendo el padre biológico otro, es decir, las combinaciones son infinitas y esto si encima le sumas que puede ser una primera, segunda pareja y que hay hermanos provenientes también de distintos padres biológicos o padres, esto lleva a una riqueza, por un lado en la en la familia, pero una complejidad también a la hora de llamar lo. Finalmente todos son hijos, finalmente cualquier cosa es aceptable y en la pareja la que va a ir tomando esas decisiones.

Proceso de ICSI

– Cuando se estudia, cuando se diagnostica la imposibilidad de una pareja para obtener hijos normalmente se estudia más a la mujer que al hombre. ¿ Es cierto?

– Clásicamente, nosotros los urólogos venimos defendiendo de hace tiempo que él el hombre tan importante el gameto masculino, gamito es en cada uno de los dos ¿verdad? Cuando vamos a juntar un espermatozoide y un óvulo pues el gameto femenino es el óvulo, el gameto masculino es el espermatozoide, pues, el espermatozoide es tan importante como el óvulo a la hora de tener un niño, el que se junten los dos. Entonces hay que estudiar tanto al hombre como a la mujer. Es muy frecuente la queja de la pareja que viene a nuestra consulta especialmente la consulta urología diciendo: a mí ni me han mirado, es decir, ha cogido a mi señora la han explorado, la han hecho 14 pruebas, histerosalpingografía genética, es determinaciones de hormonas séricas en sangre, vamos a ver cómo éstas de las ovarios, una ecografía, y a él muchas veces solamente le piden un botecito de semen, tráiganme el botecito de semen y usted si quiere no hace falta ni que venga, que venga su señora. Esto la verdad es que, bueno, resulta un poquito…

– Es duro ¿no?

– Es duro, es duro. Para el varón que lo vive porque él quiere a ver, el papel aquel de que, era el hombre el que se desentendía, está también obsoleto, lo normal es que ya, la pareja, los dos se impliquen, los dos vayan a la consulta y él quiere ser también estudiado, y además desde el punto de vista de efectividad es mucho mejor porque si mejoramos los dos gametos vamos a tener muchos menos intentos de reproducción asistida vamos a tener el niño más rápido.

– Y entonces, lo que se estudia con la pareja que es, bueno, primero cuantas veces lo hacéis, en qué condiciones, lo programáis, no lo programáis, repetir, no repetir.

– Sí, hay una historia psicológica médica y sexual, cuando tu pregunta esté, lógicamente tenías que descartar enfermedades importantes, radiaciones, tumores de diabetes, patologías, problemas que den trastornos al eyacular, por ejemplo: una patología eyaculatoria, infecciones, tiene después que descartar hábitos tóxicos que hayan estado influyendo en la mala calidad del semen, por ejemplo, o en la mala calidad de los óvulos, tiene que poner todo en orden y luego tienes que entrar y ahí hay que entrar digamos pues, bueno, con confianza. Hay muchas parejas que me vienen con la madre, la madre de ella, la suegra que viene a acompañar a la pareja y yo les pido que por favor se salgan, porque lo vamos a entrar en detalles y aquí todo buenos íntimos ¿verdad? ¿Cuántas veces lo hacéis? Si lo hacéis bien y si hace digamos correctamente, porque hay parejas que bueno, hoy día están separadas, se ven los fines de semana y a lo mejor, claro, tienen relación en el sábado pero es que ella estaba hablando el miércoles, entonces hay que preguntar todo. ¿Cuantas veces? ¿Cuándo? ¿Sí vivís juntos y hay más gente viviendo en casa? que eso puede entorpecer, y lógicamente luego ya pasa una exploración física, al hombre hay que explorarlo, hay sorpresas, hay hombres que tienen pues una atrofia testicular, un problema en el meato, que no pueden expulsar bien el semen, hay problemas, digamos, de todo tipo, varicoceles, presencia de varices en el testículo que  son muy frecuentes, hasta el 20% de los hombres con problemas de fertilidad tienen varicocele, unas varices en el testículo que calientan el testículo y lo hacen funcionar peor. Por tanto se hace todo eso, luego hay que hacer unas exploraciones complementarias, habitualmente se van a pedir hormonas, se va a hacer una ecografía, igual que hacíamos con la mujer ¿verdad? Igual que el ginecólogo está acostumbrado a explorar a la mujer ¿no? Cada uno debe estar un poco en manos de ese especialista que lo va a mimar, y esos dos especialistas deben estar en íntima relación, íntima me refiero profesionalmente en relación ¿no? Lógicamente, y lo que van a tener que tener es un contacto, una comunicación para que la pareja llegue al punto de tener su fertilidad al máximo en el momento adecuado.

– ¿Los seminogramas por ejemplo?

– Sí, aquí también que tenemos un poquito de tortura para la pareja ¿no? Con frecuencia nosotros pedimos un primer seminograma, es el primer seminograma no debe ser definitorio, siempre se debe apoyar con un segundo seminograma para no, porque puede haber errores de laboratorio,  errores de recogida de muestra, y entonces vamos a pedir un segundo seminograma, a veces, el mismo laboratorio ha tenido un problema entonces tiene un tercer seminograma, el paciente, bueno, y sobre todo si va teniendo una edad, aquello de ir teniendo seminograma, y otro, y otra muestra, y ahora me das otro botecito, y otro más, y otro más, llega un momento que me molestan, pero hay que entender  que hay una serie de pruebas que son obligatorias ¿no? Eso muestra que van a marcar el antes y el después de esta de este estudio.

– Oye la semana que viene hablamos si te parece Natalio, del erotismo en parejas con problemas de fertilidad, porque si se ve alterado también.

– Sí, se ve, se ve muy alterado cuando uno pone el una finalidad, una finalidad en el sexo, lo que decíamos al principio. Cuando el sexo debe ser, deja de ser por  placer y empieza a hacer una obligación, además de una obligación que hay que ponerle un día concreto, una hora concreta un momento, empieza a ser ya una cosa que ya pierde completamente ese sentido que tiene de lúdico o de placer.

– Pues eso, la semana que viene. Me alegro mucho de saludarte Doctor.

– Muchas gracias a todos, buenos buenas días a todos y buen sexo.

Suscríbase a nuestro Canal de YouTube

Uo de los canales sobre Medicina Sexual más exitoso en español con más de 25.000 suscriptores

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comentax