Hide

Hide

¿Se pueden tener relaciones sexuales mientras se padece alguna afección de la próstata?

En las inflamaciones agudas de próstata o en casos de cáncer de próstata terminal se recomienda la abstinencia total de relaciones sexuales debido a que la compresión constante de la próstata pudiera agravar el estado clínico del paciente.

En todo caso, el médico urólogo será el encargado de determinar si existe algún riesgo de aumentar la inflamación de la glándula con las relaciones sexuales.

¿Un niño puede desarrollar inflamación de la próstata?

Si podría ser posible. Aunque son infrecuentes y aislados, los casos de prostatitis y de hiperplasia benigna de próstata pueden presentarse en niños varones, inclusive, antes de haber alcanzado la madurez sexual correspondiente.

Estos casos suelen tener un elevado componente genético. El manejo clínico de las enfermedades es igual que en los varones adultos.

¿Cómo se puede prevenir el cáncer de próstata?
La mayor predisposición al cáncer de próstata proviene de los factores genéticos pero con ciertos hábitos saludables de vida, el riesgo de la enfermedad puede reducirse considerablemente. Algunos consejos para prevenir el cáncer de próstata consisten en:
  • Mantener una alimentación balanceada, baja en grasas y en alimentos muy procesados o fritos. Con alto contenido de vegetales y carnes magras.
  • Evitar el sedentarismo.
  • Realizar ejercicio físico moderado, como un mínimo de tres veces por semana (esto ayuda a mantener, entre otras cosas, los niveles adecuados de testosterona en sangre).
  • Evitar el tabaquísmo y el alcoholismo.
  • Realizar chequeos médicos y urológicos una vez por año, en hombres mayores de 40 años de edad. Los exámenes deben incluir análisis de sangre (para medir los niveles de antígeno prostático) y tacto rectal.
¿Qué complicaciones pudieran surgir de una prostatitis bacteriana?
Si una prostatitis de tipo bacteriana no fuera abordada adecuadamente, esta pudiera salirse de control y originar problemas mayores, que pueden poner en peligro la vida del paciente. Las complicaciones más comunes de la prostatitis son:
  • Abscesos prostáticos, en los que se origina un saco de pus y material celular muerto dentro de la próstata, aumentando la inflamación de la glándula y complicando su tratamiento. Causa dolor y es considerada una emergencia urológica.
  • Paso de bacterias a la sangre (bacteriemia) que puede originar una sepsis y un shock séptico.
  • Paso de bacterias a los testículos, el epidídimo y el escroto.
¿Los medicamentos para tratar la hiperplasia prostática pueden causar disfunción eréctil?
La respuesta es que sí, aunque en baja proporción. Los medicamentos para tratar el agrandamiento de la próstata son fármacos que reducen al mínimo el número de receptores androgénicos, con lo que se insensibiliza parcialmente a la glándula y por ende, hay menor grado de hiperplasia. Genera más problemas, por ejemplo, con respecto a la eyaculación. Algo que tratamos en otras secciones de nuestra web como la eyaculación retrógrada y la eyaculación retardada. La disminución de los receptores androgénicos (principalmente para la testosterona) puede ocurrir no solo en la próstata, sino en otros tejidos del cuerpo, especialmente el sistema nervioso central, bajando la respuesta del organismo a esta hormona y así, los efectos que produce. El deseo sexual puede verse aminorado, así como la respuesta eréctil del pene y la eyaculación. Cabe resaltar que estos fármacos no interactúan negativamente con los medicamentos retardantes (como el sildenafilo, tadalafilo o vardenafilo), por lo que pudieran utilizarse para tratar los problemas en la erección mientras se realiza el tratamiento de la próstata.